J. Albornoz

Lo dejaron pegado al kirchnerismo y decidió frenar

Cornejo tomó la decisión en Buenos Aires, donde pudo palpar que la maniobra para lograr la ampliación de la Corte se había interpretado como un pacto político con el enemigo mayor de Cambiemos. El PJ y una noticia que marca su fragmentación: Rubén Miranda amenaza con echar a Ciurca del Congreso.

Lo dejaron pegado al kirchnerismo y decidió frenar

Alfredo Cornejo decidió por teléfono que suspendería otra vez su intento de ampliar la Corte provincial. Estaba en Buenos Aires y en las últimas 48 horas tuvo que dar varias explicaciones periodísticas, allá, sobre la medida.

En el microclima porteño, Cornejo pudo palpar el enfoque que se había impuesto: un acuerdo entre el gobernador de Cambiemos (más que eso, presidente del radicalismo nacional) y La Cámpora o el kirchnerismo.

Muy incómodo debe haberle resultado a Cornejo quedar pegado al enemigo político de la alianza gobernante y notar el reproche, o el run run a su alrededor, en ese contexto ¿Le convenía seguir adelante, a pesar de todo?

En otro caso, ni siquiera se habría hecho esta pregunta. Desde su despacho en Mendoza, Cornejo nunca ha dudado en partir al peronismo mendocino para sacar las leyes que quiere. Tampoco le ha temido al escándalo de quedar como el gobernador que "compraba" a los intendentes del PJ, por ejemplo, para que le aprobaran cada nuevo endeudamiento. 

No se entiende por qué esta vez, en un esquema parecido, no completó la operación, con la victoria legislativa tan cerca. Salvo que los riesgos para su imagen, ahora, fueran mayores, por el factor K.

El rotundo giro que dio Cornejo, desde Buenos Aires y por teléfono, fue muy sorpresivo. Hasta la mañana de ayer, los operadores del oficialismo insistían en defender el acuerdo con "una parte del peronismo" (no decían "La Cámpora") y desmentían sin temores las denuncias de "pacto espurio". Estaban confiados en que contarían con más de dos votos del PJ para sacar la ampliación de la Corte en Diputados. Había sensación de asunto terminado.

Pero de repente, entre la mañana y la tarde, las "sospechas" originadas en el peronismo se volvieron insoportables para el Gobierno. Esa fue la explicación oficial para el retiro del proyecto. Ahora había que "abrir más el debate" sobre los cambios en la Corte, incluso "a las nuevas fuerzas", y esperar tranquilamente un nuevo periodo legislativo, según dijo el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, a través de un comunicado. El vértigo de una semana alocada, que anduvo al ritmo de las marchas y contra marchas del Gobierno, había quedado atrás,

Hay que decir que, hasta aquí, nunca tuvo demasiado interés el radicalismo en que se generara consenso opositor para los cambios en la Corte. Se acudía a una minoría justicialista para sacar el proyecto con rapidez. Algunos de esos diputados tienen denuncias o cuestionamientos en su contra, pero eso tampoco importó.    

La pregunta que quedó flotando anoche, entre otras, es si se dejará definitivamente de lado la intención de ampliar la Corte, después de dos "suspensiones". La primera respuesta de los aliados del gobernador es que sí habrá un tercer intento. Aunque por ahora no se pueda anticipar cuándo, ni cómo.

¿Miranda ya no le dará trabajo a Ciurca?

Cornejo consiguió esta semana que se acentuaran las separaciones en el justicialismo mendocino. O sea: la división ya existía desde antes, con nuevas alianzas y nuevas rupturas.

Miranda

La polarización distanciaba hasta ayer, por ejemplo, a dos viejos aliados: Rubén Miranda y Carlos Ciurca. Miranda y Ciurca son socios políticos desde hace mucho. Incluso Miranda eligió a Ciurca como el candidato a sucederlo en la intendencia de Las Heras y nada cambió con la derrota que sufrió el ex vicegobernador a manos del radical Daniel Orozco.

Miranda incluso le consiguió a Ciurca un trabajo en la Cámara de Diputados de la Nación, cuando finalizó la gestión de Francisco Pérez. Es, desde 2016, el quinto asesor del legislador nacional, una situación especial, ya que a cada diputado le tocan sólo cuatro empleados.

Pero el hecho de que Ciurca haya sido uno de los principales armadores del arreglo con el Gobierno para aprobar la ampliación de la Corte pudo más que la amistad y la militancia de años. Según se supo ayer, si la vuelta atrás de Cornejo no produce un cambio, Miranda le haría perder el trabajo a Ciurca a partir del 1 de mayo, debido a que no puede mantener a su lado a uno de los promotores del inesperado viraje peronista a favor del gobernador.

Si no es por estas cuestiones, la división se produciría por una situación doméstica. Ciurca le está haciendo algo parecido a Miranda en el Concejo Deliberante de Las Heras. Allí, el concejal que va a ingresar por La Cámpora, Martín Gómez, el único que pudo introducir el PJ debido a la histórica derrota que sufrió a manos de la UCR, ya se unió con una edil de Ciurca, Alejandra González, para reclamarle al hermano de Rubén Miranda el cargo de secretario de bloque, que les corresponde a quienes son mayoría en la bancada justicialista.

Este planteo se basó en una alianza real, aunque aún no formal, entre La Cámpora y el ciurquismo, que tiene alcance provincial. Nadie demoró el pedido del cargo, a pesar del problema de salud que atraviesa Fabián Miranda. El jefe del bloque de concejales peronistas de Las Heras todavía está en rehabilitación después de una prolongada internación. Pero sus adversarios internos decidieron no esperar que pueda volver al Concejo.

El rápido puñal de Cornejo

Antes de arrepentirse, en un ya ajado cuadro partidario, Cornejo había hundido el puñal con precisión. Esta semana, convirtió distanciamientos y recelos del peronismo directamente en fracturas, políticas y personales. Que el gobernador se haya replegado, tal vez no alcance para retrotraer las cosas en un partido donde muchos perdieron la confianza en sus pares.

Por ejemplo, el lunes pasado, la senadora nacional camporista Anabel Fernández Sagasti, estuvo 12 horas encerrada con los diputados Rubén Miranda y Guillermo Carmona en el interrogatorio al ministro de Defensa Oscar Aguad por la situación del submarino ARA San Juan. Pero Sagasti no les dijo una palabra a sus coterráneos de lo que iba a hacer al día siguiente La Cámpora en Mendoza.

Anabel

Hasta ese día, el peronismo mendocino se preparaba solamente para la rosca habitual para repartirse los cargos legislativos y la conducción de bloques, una gimnasia frecuente, que se pone más intensa cada vez que hay renovación de bancas en la Legislatura. Pero después del acuerdo con el Gobierno, el clima interno se volvió de guerra. 

Así fue que el justicialismo orgánico empezó a demonizar al "grupo de los seis" que había acordado con el Gobierno. Durante dos días, lanzó hipótesis sobre las "verdaderas" prendas de cambio entre este grupo rebelde y el Gobierno. 

Había aparecido la teoría de la protección judicial para dos ex funcionarios de Francisco Pérez: Carlos Bianchinelli y Omar Parisi. Y más de uno tiró sospechas contra el diputado menos conocido del grupo: Alberto Roza.

Roza fue funcionario de Sergio Salgado en la Municipalidad de Santa Rosa. Y aunque se peleó con el ex intendente, se dijo que iba a votar a favor del proyecto del Gobierno para conseguir a cambio un alivio de su situación judicial y evitar que volviera a la cárcel.

Todos estos rumores fueron desmentidos. El abogado de Salgado, Carlos Moyano, desechó ayer que hubiera algún beneficio para su defendido. Con más intensidad los descartó en general el gobierno de Cornejo. Hasta que esos rumores se volvieron, de repente, insoportables para el oficialismo, al punto de obligarlo a guardarse para otro momento el proyecto de la Corte.

La pregunta en el caso del PJ es: ¿Que ese proyecto ya no esté, alcanzará para generar una mágica unión?


Opiniones (22)
17 de julio de 2018 | 03:28
23
ERROR
17 de julio de 2018 | 03:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Esta Sagasti es más peligrosa que la reina batata. Ojo.
    22
  2. Son unos impresentables estos peronistas están haciendo todo para que siga ganando Cornejo, bien por el cambio
    21
  3. Jaja estos están peor que la serie LOS VIKINGOS !!!
    20
  4. josesebastian.: Vaya mijito, vaya, vuelva a la cueva de a cual nunca debería haber salido.
    19
  5. La cobra no te sonríe, ... ¿Iluso!, está midiendo la distancia que te separa de ella, para picarte ...
    18
  6. LA DIFERENCIA ES que mientras Cornejo juega al ajedrez los peronistas tumbean como de costumbre para ver que agarran ....y el que se crea lo que dicen algunos que tienen la hemoroide inflamada, post empomada, que macri lo reto a cornejo pasa de inocente .... al tun al tun pirulero ..... y no metan bulla.... maquiavelo cornejo descansando hasta el lunes .....
    17
  7. Enrealidad el petiso tiene que minar el camino de Demarchi, quien se esta aliando con cualquier salame que no quierera a Cornejo. Y en esa desesperación el petiso trata de probar como punta otra Convergencia. Por otro lado esta Cobitos quien no supera la crisis de los 60, se hace el guacho y su futura ex, lo está tentando a quedar como Robertito Iglesias.También estan con el Lujanino Sans el San Rafaelino que no pude caminar por San Rafael. Pero Kornejito hace ensayos a modo de químico loco. Como le resultó Cobitos vice.... así que preparence los muchachos. Por Miranda opinando... bua... mejor que le busque trabajo a su hermano el vejetariano de Las Heras. Y los hermanos Macana de San Rafael, ya recibieron el correspondiente correctivo de su Jefe Político. Quien a su vez le debe haber dado luz verde a su otro pollo Laserindio. Siguiendo por los gritos de Carmona cuando se enteró que solo Lacoste lo sigue... por ahora...ya que no hay vaca que no busque pasto fertil...jaaaa
    16
  8. hernan lucio ,y vos sos un vivo barbaro¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ no te lo dijeron
    15
  9. inmigrante: Sabiamos, ya que lo demostrás comentario tras comentario, que sos imbécil, por lo que no hace falta que lo estés recalcando.
    14
  10. Cornejo Presidente Cristina Vice. Sagasti Gobernadora.
    13