G. Arroyo

Un lugar en silencio: el boom del terror en Argentina y el mundo

Una de las grandes sorpresas del año ya recaudado US$ 154 millones en todo el planeta, con más de 176 mil espectadores en las salas nacionales.

Es sabido que la industria de Hollywood se maneja de diferentes maneras para encontrar esas películas que puedan ayudarles a salvar el año. Una de las grandes vidrieras para estos ávidos buscadores de proyectos rentables son los festivales internacionales de cine. Allí se presentan diferentes films, muchos de carácter independiente y de bajo costo, esperando una propuesta de algún gran estudio para pegar el salto de distribución a nivel mundial.

En los últimos años el festival de Cine de Sundance, que se celebra anualmente en el poblado de Park City en Estados Unidos, se transformó en una verdadera pantalla para el cine de terror. Sin ir más lejos, el año pasado tuvimos el extraño caso de ¡Huye!, una película que construyó su camino desde este festival internacional hasta llegar a ganar un Oscar como mejor guión original y transformarse en una de las más rentable de 2017.

Para su edición 2018, todos los ojos de la industria estaban atentos a cuál sería la nueva doncella del género que se presentaría en sociedad. Así comienzó la gran aventura de Un lugar en silencio que, tras una gran recepción por parte del público durante su proyección, fue adquirida por los estudios Paramount con la esperanza de tener el primer éxito del cine de terror 2018. Y las cifras le dieron la razón. Tras dos semana en cartelera, la película superó los US $ 154 millones de recaudación en todo el mundo (costando tan solo US $ 17 millones) quedando, contra todo pronóstico, en el primer lugar de taquilla en Estados Unidos. En Argentina ya la vieron más de 176 mil personas en tan solo 14 días, transformándose en el mejor arranque de una película de terror en lo que va del año.

Un lugar en silencio

De qué va Un lugar en silencio

La película comienza luego de una invasión extraterrestre que terminó con gran parte de la humanidad. Los protagonistas de esta historia es un matrimonio con sus tres hijos que intentarán sobrevivir a este mundo apocalíptico sin hacer el menor ruido ya que los invasores son ciegos, pero poseen una extraordinaria capacidad auditiva. Con el correr del tiempo irán perfeccionando un sistema particular de supervivencia y vigilancia basado en el silencio y en la comunicación por lenguaje de señas (Regan, la hija del matrimonio es sordomuda y esto es de gran ayuda para lograr el objetivo).

Un lugar en silencio

Gracias a este tipo de argumento, la película casi no tiene diálogos, utilizando en gran medida el silencio como su principal recurso para la generación de tensión. Y en esto reside la clave para una de las primeras sorpresas del año: la capacidad de una historia de sorprender al espectador trabajando el suspenso y de aumentar el miedo a través de la conexión que vamos haciendo con cada uno de los personajes. Esto logra John Krasinski (que saltó a la fama como Jim Halpert en la serie The office) en Un lugar en silencio. El director elabora un marco de tensión a medida que la historia (y la amenaza) avanza.

Un lugar en silencio

Luego de varias incursiones en la dirección no muy exitosas, Krasinski se consagra en su triple rol de director, coguionista y coprotagonista con este notable exponente de cine de terror que en menos de una hora y media ofrece un drama familiar en clave de ciencia ficción apocalíptica terrorífica.

Un lugar en silencio (A Quiet Place / EE.UU. / 2018) / Dirección: John Krasinski / Guion: Brian Woods, Scott Beck, John Krasinski / Fotografía: Charlotte Bruus Christensen /Elenco: Emily Blunt, John Krasinski, Noah Jupe, Millicent Simmonds / Duración: 90 minutos / Calificación: apta para mayores de 13 años con reservas.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 14:13
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 14:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"