opinión

¿Cómo debe comunicarse el vino argentino?

El periodismo del vino no se estudia: tiene mucho de autodidacta. La calidad en un vino es mensurable, el tema es animarse a contarlo. Estar en un evento y postear una foto y ponderar al vino y al enólogo, selfie de por medio, es simplemente ostentar.

¿Cómo debe comunicarse el vino argentino?

 Ante todo hay que entender que el problema de la caída del consumo es de todos los sectores, bodegas, retail y comunicadores, ya que forman parte de un mismo equipo que, se supone, sebe jugar siempre para el consumidor.

La problemática de la comunicación es una vieja herencia. Cuando se hablaba de vinos de mesa y vinos finos, había muy pocos "grandes vinos argentinos", y la única manera de justificar su prestigio era inflándolos. Eso no solo los alejó del consumidor, sino que al cambiar y replantearse el juego y aparecer en escena miles de buenos vinos, la categoría ya estaba estigmatizada, por decirlo de alguna forma.

La realidad es que los buenos vinos tienen atributos diferenciales naturales o aportados por el hombre, y describirlos es complejo. No es solo si te gusta o no te gusta, esa puede ser la opinión del consumidor pero no la de un profesional. La cual debe estar justificada a partir de la información.

Pero el problema del periodismo del vino es internacional ya que es algo que no se estudia, como otras profesiones, sino que tiene mucho más de autodidacta. Hay que degustar mucho, escuchar mucho a los hacedores que son en definitiva los que pueden transmitir enseñanzas, viajar, leer y seguir degustando. Solo así se puede uno formar una opinión.

Para mi, al ser un rubro tan diverso e inabarcable; dado que solo en Argentina hay más de 6000 etiquetas y que cada botella puede ser diferente dependiendo del momento de consumo, y que encima todos los años se renuevan; una guía tiene una razón de ser. Y por eso elegí ese camino. Ante todo un comunicador debe tomar partido, pero no a partir de su gusto personal porque eso no le importa a nadie, y en todo caso está a la altura del gusto de cualquier consumidor. Sino a partir de la experiencia. La calidad en un vino es mensurable, el tema es animarse a contarlo. Podes elegir palabras, pero se suele caer en un lenguaje ambiguo y poético, y en realidad con esas descripciones solas no se llegan a diferenciar las opiniones de los vinos. En mi caso elegí calificarlos desde hace muchos años porque me parece un complemento fundamental para guiar al consumidor. La diferencia debería ser que el periodista de vinos debe adoptar una postura ética y responsable. Siendo sincero y objetivo, y entendiendo el rol que juega en el equipo. Mientras que muchos otros se sumaron a partir del auge en las redes sin escrúpulos, y confunden su opinión personal con la opinión que a un consumidor le pueda servir y sumar. Estar en un evento y postear una foto y ponderar al vino y al enólogo, selfie de por medio, es simplemente ostentar. La obsecuencia no lleva a ningún lado. Y así como los bodegueros y enólogos se ganan el respeto a través de sus vinos y la consistencia a lo largo del tiempo, lo mismo va para los que venden y los que comunican. En este último caso es más difícil porque no es mensurable, más allá del medio en el cual se comunique. Pero hay que tener cuidado que en vinos, el medio no es el mensaje, ya que el medio no degusta los vinos, sino que son las personas las que lo hacen, y por lo tanto deben comunicar.

Esa responsabilidad del periodista es la que marca la gran diferencia entre todos los que buscan comunicar el vino argentino.

Los cómo son muy variados. En mi caso siempre busqué mi lugar a partir de la comunicación de todas las maneras posibles; revistas, guías, eventos, TV, Radio, Web, charlas con degustación, etc. Hoy, como evolución desarrollé una APP, porque no quería volver a hacer un libro del cual no podría imprimir muchos ejemplares, y que seguramente iría a parar a la biblioteca de pocos. Yo quería estar en las manos de muchos para estar a disposición en el momento y lugar indicados. Esto es un ejemplo de cómo estar a la altura de las circunstancias y aprovechar la tecnología a favor.

NOTA DE REDACCIÓN: Las opiniones vertidas en esta columna de opinión son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no necesariamente representan el pensamiento de MDZ.  

Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 15:13
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 15:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"