J. Albornoz

Matemática: nos va peor que hace cinco años

Las pruebas Aprender 2017 reflejaron en Mendoza un retroceso claro respecto a las evaluaciones que se hicieron en 2013. El porcentaje de reprobados superó el 80 por ciento en el caso de los chicos más pobres y el 90 por ciento en el de los que repitieron años.

Matemática: nos va peor que hace cinco años

Las pruebas Aprender 2017 dejaron a la vista que el gran problema de la escuela secundaria gira en torno a la enseñanza y el aprendizaje de Matemática. 

En Mendoza, el termómetro de la evaluación oficial dio un respiro respecto de 2016: bajó 2,6 por ciento el porcentaje de desaprobados el año pasado. Pero la película completa preocupa y, lo que es peor, muestra involuciones.

Así lo deja ver un comparativo histórico que se incluye en el informe para Mendoza del operativo. Las últimas pruebas que se hicieron antes de que se iniciara el Aprender, durante el gobierno de Macri, se llamaron ONE. Aquella evaluación de la era kirchnerista, discontinua y hermética, se hizo por última vez en 2013. Ese año, en Mendoza, el 57.8 por ciento de los que rindieron Matemática, no aprobó. La cifra era alta, pero lo que vino después fue peor: en cinco años, el porcentaje de desaprobados en nuestra provincia creció al 66.8 por ciento. 

Aprendamos 2

Los desaprobados se calculan sumando a los alumnos que quedaron "por debajo del nivel básico" y que obtuvieron como calificación el "básico". "Satisfactorio" y "Avanzado", en cambio, corresponden a la categoría de alumno aprobado.

Cerca de 14.000 chicos del quinto año del secundario fueron sometidos a pruebas de Matemática y Lengua. Con la primera materia, la mayoría no tuvo problemas: más del 65 por ciento aprobó. Pero la cifra se invirtió en Matemática: apenas 33,2 salió bien.

 Eso si, Mendoza no fue una isla: a nivel nacional, la secuencia histórica sobre los rendimientos en Matemática tampoco es alentadora. 

Y complica más que nada a las escuelas estatales. Más del 70 por ciento desaprobó hace cinco años esta materia en las instituciones públicas, en las pruebas ONE, y ahora, con el operativo Aprender, se está cerca del 80 por ciento. En las privadas, en cambio, la involución ha sido menos fuerte desde los ONE y el desaprobado ronda el 53 por ciento en la última evaluación. 

Historico


Los pobres no aprueban

Otro dato importante es que el problema de los chicos con la Matemática crece conforme más abajo se encuentran en la escala social. 

Conectar las notas y la situación social de cada uno es lo adecuado, según informes de la Dirección General de Escuelas. Esto "garantiza el enfoque de equidad" y "hace visibles las desigualdades históricas del sistema educativo", dicen los funcionarios de la DGE.

En efecto, las pruebas Aprender 2017 compararon el rendimiento en las pruebas con el nivel socioeconómico (NSE) de cada alumno. Y el resultado en Mendoza fue tan categórico como triste: nada menos que el 82,2 por ciento de los chicos con NSE bajo desaprobó Matemática.

En cambio, sólo el 46 por ciento de los estudiantes con NSE alto no aprobó Matemáticas.

Aprendamos 4

La brecha se notó tanto en colegios públicos como privados de la provincia. En las escuelas estatales, reprobó Matemática nada menos que el 82,6 por ciento de los chicos más pobres, mientras que ese porcentaje bajó a 47,4, en el caso de los jóvenes con NSE alto. 

El dato llamativo puede ser que en las privadas mendocinas también se notaron las diferencias sociales, a pesar de que todos pagan una cuota: 75,7 por ciento de chicos con NSE bajo reprobaron; pero sólo al 44.9 por ciento de los alumnos con NSE alto le pasó lo mismo. 

Aprender 2017 incluyó entre los elementos de valoración la situación laboral de los estudiantes, la condición migratoria e indígena de los hogares y la maternidad y paternidad de los alumnos, entre otras cosas.

En este sentido, si bien apenas el 4 por ciento de las evaluadas estaban en esa condición, la maternidad fue otro factor con alta incidencia: nada menos que el 86,4 por ciento de las chicas con hijos o en estado de embarazo reprobó el examen de Matemática.

Aprendamos 6


Repetir el año no mejora la nota

Repetir de año no hace mejorar las notas a los alumnos. Se sabía desde el año pasado y los resultados del Aprender 2017 reforzaron ese dato.

La contundencia de los números impulsa una medida que está en mente de funcionarios provinciales y nacionales: eliminar o reformular el sistema de repitencia en las escuelas secundarias.

En este sentido, las pruebas del año pasado dejaron ver, además, que es peor repetir en la escuela primaria que en la secundaria. Entre el 88 y el 92,8 por ciento de los alumnos que repitieron años en primaria, rindieron mal Matemática en el quinto año de la secundaria.

Aprendamos 9

En tanto, mas del 80 por ciento de los jóvenes de Mendoza que repitieron en la escuela secundaria, reprobaron Matemática.

Aprendamos 10




Opiniones (2)
20 de julio de 2018 | 07:59
3
ERROR
20 de julio de 2018 | 07:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Por qué no publican los nombres de los colegios que si aprobaron la prueba aprender e investigan cómo se educa allí y copian!!!
    2
  2. Es difícil enseñar matemáticas cuando las cuentas nunca dan.
    1