opinión

Partido Demócrata: entre la tristeza y la bronca

Partido Demócrata: entre la tristeza y la bronca

Tristeza

Por lo que fue cuando lo conducían sus creadores, por la falta de egoísmos y personalismos. Porque pensaban en Mendoza y en las necesidades de los mendocinos.

Porque cuando estuvo al frente del gobierno provincial, el Ing. Francisco Gabrielli por ejemplo, quien gobernara la provincia con una gran pericia una gran honestidad y una gran austeridad y respeto por los bienes públicos o mejor dicho bienes de los mendocinos

En una apretada síntesis y rápidamente tenemos que recordar las decisiones que en defensa de la economía de Mendoza tomo este prohombre Mendocino, en primer lugar tomó la decisión de estatizar la bodega GIOL, y convertirla en la más grande de Argentina ubicada en Maipú. En el mismo sentido también estatizó el establecimiento frutihorticola, ubicado en San Rafael, La Colina, todo ello en defensa del productor primario y del pequeño y mediano productor ya que de esta manera, el gobierno, fijaba un precio mínimo para la producción que pagaría a aquellos productores garantizándole rentabilidad razonablemente evaluada por especialista gubernamentales y acorde a la tarea realizada y los costos de producción.

Con ello evitaba los desequilibrios del sistema de mercado donde las empresas más grandes terminan fijando el precio y la forma de pago para los distintos productos y el pequeño y mediano productor no puede defender adecuadamente su trabajo. Además fueron un gran fuente generadora de trabajo estable e incrementándose temporada de industrialización y empaque.


Tristeza porque se perdió el rol de equilibrio por convertirse en el fiel de la balanza política de Mendoza entre la U.C.R. y el PJ no permitiendo que ninguno de estos partidos pudiera ejercer un proyecto hegemónico autoritario y hasta antidemocrático caudillesco como ocurrió en muchas provincias argentinas especialmente en el Norte de nuestro país.

Los representantes del PD ponían la cuota de reflexión institucional y un aporte intelectual a las distintas propuestas sometidas a discusión. Era un partido de cuadros, no de masas, lo que significaba aportar profesionales y especialistas en distintos temas que hacían al desarrollo y crecimiento de la economía provincial como así también a la defensa del Federalismo y la Autonomía provincial ante el avance centralista de los partidos y gobiernos nacionales que ocupaban alternativamente Radicalismo y Peronismo.

También debemos mencionar en esta nota reduccionista debido al poco espacio disponible, la participación activa en el gobierno durante el proceso militar con la convicción de la necesidad de administrar eficientemente los recursos de los mendocinos, pensando que seria la transición para una salida política a través de civiles de un proceso militar que se agotaba y por eso se aceptó formar parte de gobierno en 1980 con hombres del partido que asumieron con su responsabilidad propia.

Tristeza porque lamentablemente falto una autocrítica al dejar el gobierno donde permitiera evaluar los errores cometidos al momento de decidir la participación en aquel proceso y explicarlo claramente a la ciudadanía asimismo marcar los errores cometidos al aceptar también algunas decisiones del gobierno nacional que nos perjudicaba en lo político y el futuro como sucedió efectivamente.

Esto significó muchos años de recibir el castigo y el revés del electorado mendocino por haber participado en aquel proceso con un criterio hasta ingenuo en lo político que significó perder el apoyo de los comprovincianos para conducir los destinos de Mendoza desde el Poder Ejecutivo. Situación que empezó a revertirse en cada elección legislativa donde el PD recibía el apoyo para efectuar los controles desde la Legislatura Provincial hasta que en la elección de 1998-99 se obtuvo un contundente triunfo legislativo que otorgó paridad de representantes en ambas Cámaras legislativas donde sus votaciones se convirtieron en importantes debates que concluían con acuerdos parlamentarios donde los únicos beneficiados eran los mendocinos.

Por eso defendía todo lo que era el interés provincial por sobre el interés político partidario del gobierno de turno, nunca los legisladores del PD votaron leyes de endeudamiento ni leyes de presupuesto deficitarios.

Aprovecho la oportunidad para afirmar también que el PD nunca firmó ni avaló un convenio con la nación donde se ceden recursos provinciales en detrimento de la calidad de vida de los mendocinos y que se distrajeran de la actividad económica provincial. Y mucho menos ceder facultades no delegadas en la nación ni siquiera por la Constitución Nacional

Como ha pasado con este último acuerdo suscripto por Cornejo y 23 de los 24 estados provinciales con el gobierno de Macri (PRO -RADICAL) donde se delegan facultades y competencias de jurisdicción provincial en beneficio de la nación afectando el federalismo y las autonomías.

Tristeza porque el partido centenario fue perdiendo identidad por decisión de algunos que creían conocer todas la realidades y mostraron una gran impericia en decisiones trascendentales que fueron desde no adherir a un candidato a presidente de la nación en un proceso de elección presidencial hasta el apoyo a candidatos a presidentes tan dispares ideologicamente ( desde Álvaro Alsogaray hasta Ridriguez Saa, pasando por López Murphy, Roberto Lavagna, Sobich y MACRI, por mencionar algunos de los candidatos de las últimas elecciones presidenciales)

Esto marcó a fuego la pérdida de rumbo y coherencia política del pensamiento ideológico del PD frente a los mendocinos lo que lo convirtió en un partido poco confiable y No creíble para los electores, era difícil definir al PD por sus contrapuestas posiciones de adhesiones a tan disimiles candidatos a presidente con pensamientos políticos y proyectos totalmente diferentes y contradictorios.

A esto debemos agregarle el éxodo de muchisimos dirigentes importantes de toda la provincia que dejaron de participar en política por exclusiva responsabilidad de aquella dirigencias autoritaria; egoísta, personalista y que, por supuesto tomaba decisiones en beneficio propio, y no del partido, priorizando solo su propia candidatura o cargo.

Hasta que, así desprestigiado y con una gran pérdida de caudal electoral llegamos al presente donde decidieron empujar al PD a integrar un Frente Electoral con el Radicalismo y el PRO junto a otros partidos minoritarios que conformaron un revuelto ideológico y con diferentes principios y criterios históricamente enfrentados quedando demostrado que solo fue un amontonamiento de gente para que el Radicalismo ganara la gobernación y los demás aportaran sus votos o empujaran el carro como se dice en la jerga política cuando un partido encabeza el proyecto y los demás se convierten en simples colectoras para que aquel logre su objetivo electoral, pero lejos de representar un proyecto común coherente y coincidente que beneficie a la provincia.

Bronca

Bronca por esa pérdida de identidad que afectó la credibilidad y coherencia de un PD como partido provincial defensor del Federalismo y los Intereses provinciales.

Bronca porque se produjo un éxodo de dirigentes de toda la provincia a otros partidos como así también jóvenes y mujeres dejaron de participar activamente en la mayoría de los departamentos.

Bronca porque se produjo una desafiliacion masiva que redujo notablemente el padrón de afiliados.

Bronca porque los principales conductores del PD comenzaron a priorizar lo electoral por sobre las ideas y principios partidarios.

Bronca porque esos dirigentes se preocuparon en negociar, dentro del Frente, cargos para ellos y algunos amigos con el argumento que aportaban un caudal electoral decisivo para Cornejo.

Bronca porque por esa causa hoy está involucrado en todo lo que significan las decisiones del gobierno nacional, en especial en la inexistencia de una política económica que ponga en marcha el país, responsable de un proceso inflacionario del que hasta el propio Ministro Dujovne declara no tener herramientas para corregirlo, compartiendo un alto grado de endeudamiento externo que en dos años de gestión supera los U$S120.000 millones de dólares, un déficit de la balanza comercial de U$S 8.200 millones de dólares y un déficit fiscal que supera el 8% del PBI, todo ello acompañado por un ajuste feroz que incluye más del 115% de aumento en los combustibles, 240% aumento del agua potable, 1200% incremento en gas y casi 350% en la energía eléctrica.

A lo que debemos agregar los aumentos en la medicina prepara, telefonía móvil, transporte público, y la presión impositiva nacional, provincial y municipal.

De estos temas nadie opina ni se anima a cuestionarlos, incluyendo a dirigentes del radicalismo a pesar que todas las políticas implementadas por el Macrismo van en contra de sus principios y convicciones partidarias, salvo honrosas excepciones que comienzan a expresarse tímidamente dentro del socio electoral del PRO.

Un ejemplo de lo que era Mendoza y nos pinta a los mendocinos dirigentes de aquella época comparados con la dirigencia actual donde no existen los Principios ni Convicciones para defender el interés de las familias mendocinas.

El próximo 4 de abril de este año se cumplirán cuarenta y seis (46) años de lo que se llamó "El Mendozazo", un reclamo de la sociedad mendocina, al entonces Gobernador Francisco Gabrielli, que salió a las calles para solicitar la disminución de un tarifazo en el servicio electrico, resuelto por el gobierno nacional de entonces, que aumentaba el servicio un trescientos (300%) por ciento, pidiendo su intervención en defensa del bolsillo de los mendocinos.

Fue el llamado "Mendozazo", que se originó cuando sindicatos, uniones barriales, partidos políticos, el pueblo en general y, principalmente, los maestros se manifestaron frente a la de Casa de Gobierno con una consigna en común: "No pague la luz". (sic).

"Los ciudadanos, cansados de la difícil situación económica que aravesaba el país, en donde la inflación y el desempleo iban en aumento, junto a los precios de los productos de la canasta familiar, de los impuestos y servicios públicos.. . ." afirmaban algunos párrafos de las crónicas de aquella época.

Como vemos no difería mucho la situación general en aquellos tiempos, en lo referido a la inflación, desempleo, recesión y aumento de los productos de la canasta familiar, como también la fuerte presión impositiva, como lo que estamos viviendo en la actualidad con el agravante que el tarifazo de gas es superior a aquel tarifazo eléctrico en mas de 200 puntos porcentuales si contemplamos el aumento aplicado a partir de mayo del corriente año.

Estos ejemplos alcanzan para comparar la actitud de los distintos sectores de la sociedad mendocina en los años setenta y ochenta y tres con la demostrada en la actualidad, lo que explica también el accionar de la clase gobernante con una pasividad exasperante ante semejante ataque a la economía familiar llevada a cabo por una decisión tomada a mil kilometros de distancia desconociendo la realidad local, que tampoco fue eficientemente defendida.

Hoy, los pocos miembros del PD, insertos en una elección interna para definir autoridades partidarias y por lo tanto limitada la participación al padrón de afiliados, cerrada para la mayoría de los mendocinos, con solo dos listas,una claramente identificada con el gobierno de turno, la mayoría e sus integrantes son funcionarios el gobierno provincial o nacional y la otra que propone como presidente del PD al único legislador que hoy tiene el partido y que ingresó a la Cámara de Diputados integrando la lista del Frente Cambiemos, tampoco discuten sobre un proyecto político.

Bronca porque solo aspiran a quedarse con el sello partidario para negociar cargos en el gobierno de turno o candidaturas para unos pocos dirigentes y sus amigos.

Bronca porque perdieron la visión política de que los proyectos e ideas no se agotan con una elección sino que se deben defender y mantener en el tiempo como alternativa al proyecto actual de gobierno.

Bronca porque se llego a usar el fraude en la confección de las listas adulterando firmas e incorporando gente que no había aceptado participar.

Bronca por las denuncias públicas cruzadas y por no saber resolver los problemas internos puertas adentro del PD.

Algunos medios dijeron que se producía la extinción del Partido Demócrata, otros afirman que ya no existen y algunos más sarcásticos dicen "el último que se vaya que apague la luz"

Lo irónico de todo esto es que quien fuera la estrella número uno de esta agrupación, el Dr Carlos Balter, por quien trabajó y milito toda la dirigencia provincial, hoy a cargo de la presidencia del PD, será el responsable de cerrar una etapa de deterioro institucional y vaciamiento ideológico de esta histórica agrupación política.

Todo indica que será el Diputado Niven el responsable de iniciar un proceso de refundación del Partido Demócrata convocando a los dirigentes mayores que alguna vez marginaron y con nuevos dirigentes, mendocinos preocupados por la cosa pública, sin distinción de sectores (sean trabajadores, empresarios, productores, gremialistas, de distintos credos o religiones, que adhieran a un proyecto coherente, con principios e ideas novedosas que entusiasme a más mendocinos para recuperar el lugar preponderante de la Mendoza que todos queremos y con la permanencia de un Partido Demócrata que recupere su identidad y aporte al equilibrio de proyectos entre la UCR y el PJ


Opiniones (5)
19 de agosto de 2018 | 04:42
6
ERROR
19 de agosto de 2018 | 04:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SREA GANSOS LA VERDADERA HISTORIA MUESTRA OTRA COSA DE LO QUE DICE DIFONSO.-SE OLVIDAN DE LOS APRIETES A LOS EMPLEADOS, OBREROS, MAESTROS Y DE COMPARTIR( SER SOCIOS) DE UN GOBIERNO MILITAR CON FCO. GABRIELLI A LA CABEZA.-DESAPARECIERON POR LA INCOGRUENCIA QUE REPRESENTAN ( ESCLAVISTAS )...
    5
  2. ...trascribo una realidad no olvidada:el PD nunca firmó ni avaló un convenio con la Nación cediendo los recursos provinciales en deprimento de la calidad de vida de los mendocinos y MUCHOS MENOS ceder facultades como delegados en la Nación ni siquiera por la Constiución Nacional "como ha pasado con este último acuerdo suscriptos por Cornejo y 22 de los 24 estados provinciales con el gobiern de Macri (Pro-Radical ¡cambiemos! donde se delgan facultades y competencia provincial en Beneficio de la Nación afectando el federalismo y las autonomías. doy fe que asi sucede. las provincia, Mendoza ha perdido el respeto, la confianza y las esperanzas por abondono de su función del ejercicio de su función tanto del Gobernador, caciques, diputados. ¡queda como dice samurai clara las responsabilidades.. y agregaría.. estamos siendo colonizados, la grieta dentro la población está instalada...Necesitamos una nueva fuerza transparentadas.. No entiendo o mejor dicho soy consciente de que debo ser prudente... en otros paises los ambientalistas son muertos, aquí estan fuera del Feudalismo.. la democracia esta agrietada.. me gustó la Nota.. periodostica de opinión!
    4
  3. Muy buen articulo, Eduardo.
    3
  4. Estoy de acuerdo en casi todo lo que dice, pero creo que como llorar sobre la leche derramada. Yo lo advierto hace mucho y desde que se incluyó en la lista a la ex del Rolo Gabrielli quedó en evidencia que nada queda del partido que siempre voté. Creo que más util que tratar de resucitar al partido democrata es sumar a Cambiemos, que es la única alternativa para que no vuelvan los impresentables qur nos gobernaron los ultimos años.
    2
  5. Impresionante nota realista sobre lo que fue y lo que es el PD. También queda claro quiénes son los responsables de laactual situacion
    1