G. Conte

Familias y política: más que nepotismo, poder público privatizado

El historiador Pablo Lacoste analiza lo que sucede en América Latina, el país y Mendoza a la luz de la experiencia conservadora. El mea culpa "ganso".

Familias y política: más que nepotismo, poder público privatizado

 Pocos han advertido al darse el necesario debate en torno al nepotismo, que uno de sus impulsores en Mendoza, el demócrata Marcos Niven, está dando con ello una revolución hacia adentro del espacio conservador resignificando los principios históricos de la fuerza a la que representa. Lo mismo, cuando a contramano de su líder histórico, Francisco "Pancho" Gabrielli, se opone a la ampliación de la Corte de acuerdo al crecimiento poblacional, de los litigios judiciales y de la complejidad de las causas.

Generacion 80 lcoste

La relectura de algunos textos permite darle un contexto a la realidad política más allá del alcance efímero de un cruce de tuits, a veces, lo máximo que nos regala el debate hoy en día.

Por ejemplo, en 1991 el Centro Editor de América Latina puso en las librerías el volumen del historiador mendocino (ahora radicado en Chile) Pablo Lacoste que se tituló: "Los ´gansos´ de Mendoza: Aporte para el estudio de los partidos provincianos y del modelo conservador, Argentina (1880-1943)". Como otro aporte que sirve para darle profundidad al debate actual, cabe leer el libro de 1995, editado por la Ediunc (Editorial de la Universidad Nacional de Cuyo) también de Lacoste, "La Generación del ‘80 en Mendoza", que precisamente levó un largo subtítulo, fundamental para comprender el alcance de la obra: "Aportes para el estudio de la circulación de las élites y de la pervivencia de los resabios del antiguo régimen colonial en América Latina (racismo, nepotismo, patrimonialismo, corporativismo)".

Gansos

Ya en 193 había ofrecido elementos para el debate en su tesis de la UBA "Lucha y circulación de las elites : Mendoza 1880-1905".

De su trabajo -y el de muchos otros historiadores- surgen otras ramas que no están en discusión en la política y es el concepto de "gobiernos de familia" o "partidos familiares", vigentes y aceptados -a juzgar por algunos resultados electorales localizados- aun hoy en día.

El año pasado, en un artículo del mismo autor (que se propone en esta columna releer) éste indicó que, como ejemplo, en EEUU "se previene el caudillismo y la privatización del poder por parte de un grupo familiar". Y consideró que "este -el del nepotismo- es un punto central en América Latina, donde el nepotismo está profundamente arraigado en la cultura política, como parte de la herencia española". Agregó al respecto que "en la Argentina se han visto los clanes familiares asumir el control del poder y despedazar las instituciones: las provincias de San Luis, La Rioja, Catamarca, Santa Cruz y Santiago del Estero son buenos ejemplos".

Lacoste advirtió en MDZ que "en la provincia de Mendoza se perciben tendencias parecidas a nivel municipal. Los intendentes ponen todo el aparato del poder municipal para perpetuarse en el poder; y cuando lo sueltan para asumir una banca parlamentaria nacional, dejan en su sillón a sus parientes: el resultado es la privatización del poder público: este deja de ser patrimonio de todos, porque ha sido cooptado por una familia reinante, cuyo poder se perpetúa y multiplica".

Apellidos repetidos

Jorge Enrique Oviedo en su último libro "Las (otras) historias de Mendoza" deja en claro el concepto de "gobierno de familias". Escribió, en un capítulo que fue reproducido íntegramente por MDZ en su lanzamiento:

Las otras historias de Mendoza Oviedo

"Los Andes, en su edición del 27 de septiembre de 1904 -durante la gestión de Carlos Galigniana Segura, gobernador, y Conrado Céspedes, vicegoberna­dor- se ocupa críticamente en una nota editorial acerca de las acusaciones de nepotismo que recaen en el gobierno provincial. Se inserta además un artículo del diario Sarmiento, que se edita en Buenos Aires, que formula cargos al gobernador Galigniana Segura por el mismo motivo, y reproduce un artículo del Diario Nuevo, de Buenos Aires, titulado La dinastía mendocina, en que describe cómo el cargo de gobernador pasa de mano en mano de familiares y enumera a todos los parientes que ocupan los principales cargos públicos".

Los gobernadores

Oviedo, puntualiza los casos, que vale la pena recordar:

Todo arranca con Nicolás Villanueva (1867), quien designa como sucesor a su primo, Arístides Villanueva (1870). A su vez escoge a su primo, don Francisco Civit (1873), quien hace elegir senador nacional a su antecesor, Arístides Villanueva, y pasa a desempeñarse como senador nacional, y deja en el cargo a su primo, Joaquín Villanueva (1876), hermano de Arístides por parte de padre. Villanueva, terminado su mandato, se hace elegir senador nacional y deja en el cargo del gobernador a su pariente cercano, don Elías Villanueva.

Elías nombra ministro de Hacienda a su sobrino, Carlos Galigniana Segura; en la jefatura de Policía a su hijo político Dionisio Ariosa, y en el Tribunal (Corte) a su sobrino Melitón Arroyo. Cuando Elías Villanueva es designado senador nacional deja como gobernador a Galigniana y en el ministerio general al ya mencionado Arroyo. Años después, asume Emilio Civit, hijo de Francisco Civit.

- Luciano Villanueva, tesorero de la provincia por fallecimiento de don Nicolás A. Villanueva, ambos primos de don Elías Villanueva.

- César Villanueva, diputado provincial, hijo de don Elías Villanueva y primo del señor Galigniana Segura.

- Abel Villanueva, diputado a la legislatura, hermano de don Elías Villanueva.

- Pablo Villanueva, diputado a la legislatura, sobrino de don Elías Villanueva.

- Rubén T. Alvarez, diputado a la legislatura, sobrino político de don Elías Villanueva y primo político del señor Galigniana Segura.

- Guillermo Videla, diputado a la legislatura, sobrino político de don Elías Villanueva y primo político del señor Galigniana Segura.

- Moisés Villanueva, empleado de las obras de Irrigación, sobrino de don Elías Villanueva.

- Augusto Villanueva, diputado provincial, sobrino de Elías Villanueva.

- Abelardo Arroyo, jefe político del departamento de Tunuyán, hermano del ministro general y sobrino del señor Elías Villanueva.

- Ramón Galigniana, jefe político de Luján, hijo político y sobrino de don Elías Villanueva y hermano del gobernador Galigniana Segura.

- Franklin M. Arroyo, empleado del banco provincial, hermano del ministro general y sobrino de don Elías Villanueva.

- Ricardo Villanueva, fiscal público, sobrino de don Elías Villanueva.

- César D. Corbalán, camarista, sobrino de don Elías Villanueva y primo de don Galigniana Segura.

- Daniel Videla, jefe de la oficina de sellos, primo del señor Galigniana Segura y sobrino de don Elías Villanueva.

- Gregorio Corvalán, empleado de la oficina de Obras Públicas, sobrino político de don Elías Villanueva y primo del señor Galigniana Segura.

- José M. Olmedo, tesorero municipal, sobrino político de don Elías Villanueva.

- José Félix Segura, empleado de la oficina de estadísticas, primo del señor Galigniana Segura.

- Ventura Segura, diputado de la legislatura, tío de don Galigniana Segura.

- Enrique Segura, senador provincial, director del banco de la provincia, pariente de don Galigniana Segura.

- Laureano Galigniana, senador provincial, presidente del consejo supremo de Irrigación, director del banco de la provincia, tío del señor Galigniana Segura y hermano político del don Elías Villanueva.

- Pedro M. Arroyo, senador provincial, director del banco de la provincia, her­mano político de don Elías Villanueva y padre del ministro general (Melitón Arroyo).

- Lucio Funes, médico del hospital provincial y de la asistencia pública, hijo político de don Elías Villanueva.

- Julián Barraquero, diputado nacional, primo hermano de don Elías Villanueva.

¿Hay o no contexto para un debate más amplio?

Por esto el análisis y el debate necesariamente tiene que ir más allá de que se nombre o no a un pariente, que se haga en forma directa, indirecta o cruzada entre organismos. Es conceptual. La pregunta es ¿en manos de quién está el poder político de Mendoza? Indudablemente que los canales de participación se han ido ampliando. No todo tiempo pasado fue mejor. Habrá que ver qué candidatos proponen los partidos y desde hace cuántos años son los mismos: tal vez eso resulte más influyente en el estancamiento del pensamiento y la acción que muchas otras cosas con las que nos entretenemos de a ratos discutiendo en las redes.

Opiniones (3)
20 de julio de 2018 | 22:00
4
ERROR
20 de julio de 2018 | 22:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La nota lo dice todo deberian urgente usarlo en las escuela como material y ademas como lo que no debe permirse mas .......
    3
  2. Excelente nota. Descubrimos el porqué de la actual política
    2
  3. ...
    1