En foco

Armas, gremios y riqueza: Gavillas de rufianes disfrazados de sindicalistas

Es necesario que la sociedad no se distraiga más frente a dirigentes políticos y gremiales que se pertrechan de armas para defender su latrocinio.

 Dinero de todos los colores y máquinas para contarlo, armas de todo calibre, droga, mansiones y pertenencias de lujo que cualquier trabajador afiliado (y aportante) a los sindicatos que dirigen jamás van a poder comprar a lo largo de una vida laboral. Esa es la marca que el sindicalismo argentino ha dejado impresa gracias a que la justicia metió las narices como nunca lo había hecho antes.

Ayer, en el sindicato de la construcción de Monte Hermoso, secuestraron un verdadero arsenal, que viene a sellar una idea que entristece a quien todos los días se desloma por poder sostener a su familia: ¿tenemos gremios que defienden a los trabajadores o gavillas de delincuentes que funcionan bajo su fachada?

La Argentina merece refundar su fuerza de representación sindical de una manera moderna y vanguardista. La dirigencia sindical debe poder dar el ejemplo de esfuerzo y trabajo pero, además, de comprensión sobre los tiempos que se avecinan irremediablemente en donde el mismísimo concepto de "empleo" será resignificada. Ya no basta con la resistencia y el reclamo, sino que hay que anticiparse y generar nuevas condiciones. No alcanza con que te den un cámping o una obra social: las organizaciones tienen la obligación de ocuparse de sus asociados y no solo de servirles de ocasional paño de lágrimas, mientras dirigentes inamovibles a lo largo de las décadas se afincan en riquezas y actividades que sus dirigidos jamás conocieron.

Es el tiempo de pasar de la clandestinidad a la acción de cara a la sociedad; de la perpetuación en el poder a la sana alternancia con rendición de cuentas.

Pero además, ya hace 9 años MDZ planteó algo básico que nadie investigó a pesar de la publicación: advertimos en 2008: "Hay que vaciar de armas a los sindicatos". 

"Peligrosamente, las instituciones gremiales creadas para defender los derechos de los trabajadores y que, como tales, deberían gozar del respeto de la sociedad, se están transformando en generadoras de noticias policiales", escribió Gabriel Conte, el ahora director de MDZ, en alusión a un mendocino que saltó a la fama por ser protagonista de un tiroteo: "Madonna" Quirós, chofer de Hugo Moyano y protagonista por entonces del tiroteo en San Vicente, durante el homenaje a Juan Domingo Perón. 

Pero también hacía referencia a lamuerte del dirigente de la UOCRA Mendoza Ariel Quiroga, en La Pampa y, al enfrentamiento entre la CTA y la CGT en Rosario, "para tomar conciencia del poder de fuego de un sindicalismo anestesiado en lo gremial, pero muy activo y ofensivo cuando de acallar a tiros a quien piensa diferente se trata". En 2008 -avisaba la nota- "471 de los 704 casos registrados de violencia política" tuvieron origen sindical".

Hoy -recién hoy- comenzamos a comprender para qué tienen y es permitieron tener tantas armas a los dirigentes sindicales: no se trata de gremios sino de verdaderas organizaciones que se disfrazan de tales, pero que esconden argumentos para mil exitosas series policiales como "Narcos" o "Los Soprano", probablemente. 

Ojalá la justicia vaya a fondo. Ojalá el poder político avale la transformación de eso que la sociedad toleró en algo nuevo y positivo para el país. Pero fundamentalmente, ojalá que la sociedad se mantenga despierta y no permita nunca más que la política y el sindicalismo sean la excusa de un puñado de vivos para enriquecerse a costa de los más humildes. 

También es culpa nuestra no haber acompañado la democratización sindical que propuso Raúl Alfonsín y de haber acompañado -por inacción, distracción o desinterés- el afianzamiento de ese tipo de organizaciones.

Opiniones (8)
19 de julio de 2018 | 20:20
9
ERROR
19 de julio de 2018 | 20:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Macri Gato, queres acabar con el empleo genuino en argentina..
    8
  2. tutti ladri
    7
  3. Y NO ME OLVIDO del Dante de la gente. Pero que eso lo escriba algun petrolero privado en actividad o no.
    6
  4. Vamos a poner un ejemplo practico y cercano. El SUPE cuando YPF desaparecio y echaron a la mayoria de los empleados fue complice directo y ademas.........que paso con? Los Hoteles, Los camping, los clubes, etc. Eso fue comprado con NUESTRA PLATA, y???? Ni siquiera nos dieron la posibilidad de seguirlos ocupando. Aunque sea eso. CASSIA LADRON, CHORRO,VENDE PATRIA, VENDE COMPAÑEROS,VENDE SOBERANIA y........millonario.
    5
  5. magio: No tenés obligación legal de aportar. Es obligatorio el aporte a la obra social, pero en ningún caso al sindicato. Guardate la guita y tomate un helado a mi salud. Y andá a preguntarle a tu empleador a ver si te contesta que es obligación. Es voluntario el aporte y la afiliación.
    4
  6. Sólo hay que cortarle los ingresos. Es el único lugar del mundo donde los sindicalistas son archimillonarios Hay que modificar la ley de asociaciones profesionales y la de obras sociales. Se animarán?
    3
  7. El sindicalismo argentino es parte de la herencia que ha dejado el peronismo como lastre que no permite que el pais pueda avanzar. Muchos años acumulando poder apañados por el peronismo y claro que ahora se van a resistir a cualquier cambio. Espero puedan ponerlos en su lugar por el bien de los asalariados que vemos todos los meses como nos sacan una hermosa tajada del sueldo para hacer absolutamente nada. Yo no puedo decidir si aportarles o no, directamente me lo descuentan del bono de sueldo pero si pudiera jamas les hubiese dado un peso. No me representan y no me dan nada a cambio. Ojalá algun dia nos permitan elegir, al menos, si queremos aportar a un sindicato o no.
    2
  8. Muchachos, el tema del pseudo gremialismo en la Argentina no tiene solución. En tanto se volvió una corporación adicta a un partido político, lo que no ocurre en ningún país de la Tierra salvo en el nuestro, a lo cual le adicionaron "las 62 organizaciones", la caja negra de las obras sociales hoy absolutamente vaciadas por sus dirigentes, el carácter cuasi hereditario de los cargos de conducción, como por ejemplo los casos Moyano y Santamaría, mas otros impresentables como Zanola en la conducción bancaria desde el año 82 hasta que lo metieron en cana, pero resguardando que no pase nada su segundo Palazzo, el gran saltarín, ni hablar de Gerardo Martínez, Casildo Herreras, el asesino Ferreyra, el inimputable ladrón Barrionuevo. A ustedes ¿se les ocurre que puede producirse un cambio que vuelva a los sindicatos la vía normal de defensa que tuvieron hasta la llegada de Juancito Domingo?, chicos, paren con lo que toman que es pesado.
    1