opinión

Reforma laboral: ahora van por las pymes

Reforma laboral: ahora van por las pymes

Como hemos podido observar a lo largo de estos años de Gobierno, las medidas de Cambiemos, sólo benefician a las grandes compañías y excluyen a las pequeñas y medianas empresas. Hay cuatro o cinco sectores que ganan mucho y el resto está subsistiendo. Tal como, lo hemos podido ver, el presidente sólo se reúne y acuerda con las grandes corporaciones, sin importar los sectores más vulnerables de la sociedad, como las PYMES, que verdaderamente necesitan apoyo y empuje para poder crecer, ya que éstas constituyen el motor de la economía de Argentina; son las que generan verdaderas fuentes de trabajo, pero todo esto, pareciera no interesar, ni al Presidente ni a nuestro Gobernador que adhiere a cualquier medida impulsada por el Gobierno Nacional, aún aquellas que vayan en contra de los propios intereses de los mendocinos.

Si se llega a aprobar la reforma laboral que atenta contra el valor adquisitivo del salario, a las pymes les va a ir mal. El 99 por ciento de la producción de éstas va al mercado interno, y éste se encuentra en caída libre.

En cuanto a la situación del sector trabajador y la reducción de personal en algunas compañías, hay que distinguir que: La cantidad de despidos que ha habido en estos dos años fueron en las grandes empresas, mientras que las pymes, cuando cierran, se van con sus trabajadores.

Según los datos relevados por la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, en la provincia de Santa Fe dejaron de existir, en un año, 944 pymes. Mientras que a nivel nacional la cifra asciende a más de 7500.

No hay más líneas de créditos subsidiadas para las pymes, lo cual es lamentable, ya que la gente se está endeudando para pagar la luz y el gas.

Desde PROTECTORA, y mediante nuestro Diputado Nacional Dr José Luis Ramón, con relación al apartado de las PYMES dentro del Proyecto de Reforma Laboral, vamos a discutir la derogación del Decreto 814/01 que se reemplaza por un régimen menos beneficioso para compensar las desventajas de los empresarios en el interior del país, la prohibición de acordar sumas no remunerativas en las Convenciones Colectivas de Trabajo y las subas de impuestos internos.

La derogación del decreto 814/2001 como consecuencia macro, no propicia la creación y el desarrollo del empleo formal y registrado, sino todo lo contrario. Es por esta razón que consideramos razonable que la tasa para las pequeñas y medianas empresas se mantenga en 17 %.

El proyecto de reforma plantea la nivelación escalonada de la alícuota de las contribuciones patronales. Y, si bien igualar los porcentajes entre las grandes empresas y las Pymes, llegando ambos a 19,5, podría parecer una medida de equidad, es perjudicial para estas últimas, que son motor del país (como señalamos), teniendo en cuenta el actual escenario de disminución de la competitividad y, sobre todo, va en detrimento de las pocas medidas implementadas para su fortalecimiento. Por este motivo, creemos que hasta tanto no se realice el recupero de las economías regionales, la tasa para las pequeñas y medianas empresas debe mantenerse en 17 %.

Opiniones (2)
22 de mayo de 2018 | 15:51
3
ERROR
22 de mayo de 2018 | 15:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. nota tremendamente sesgada, falta de criterio, y por sobre todo se nota que está pagada
    2
  2. Alicia Barriionuevo, lo que escribís es el análisis más cercano de la realidad económica argentina, por lo tanto después de esta nota BUSCATE UN LABURO!!!, ya que este medio como innumerables más están entregados a los fiesta destructora de nuestro País, llevada adelante por este grupo de traidores, delincuentes mucho peores que los del gobierno anterior, y por una moneda miserable de una pauta venden los principios del periodismo informativo.
    1