En foco

Para muchos chilenos, la "vergüenza" del Papa no alcanza

Las palabras de Francisco tuvieron repercusión en el Parque O'Higgins y también en las calles. Los incidentes tras la misa son el reflejo de una sociedad dividida.

Para muchos chilenos, la vergüenza del Papa no alcanza

Las palabras del papa Francisco en su discurso en el Palacio de La Moneda, donde dijo sentir "vergüenza" y "dolor" por los abusos sexuales de representantes de la Iglesia a niños, tuvieron diferente repercusión en Chile, dependiendo la posición que se tiene frente a la religión y la Iglesia.

Es que mientras los fieles que fueron a la misa del Parque O'Higgins aplaudieron y destacaron las palabras del Papa que veían en La Moneda a través de pantallas gigantes, afuera del recinto se generaban incidentes por el reclamo por los casos de abuso que afectan a Chile.

No hizo falta más que un par de horas para que se vieran en hechos palpables las diferencias que existen ante estos casos y la grieta que hay entre los católicos practicantes y quienes quieren un Estado laico y protestan por la presencia de Jorge Bergoglio y el gasto que significa para el país.

Los abusos han estado presente en la visita de Francisco desde el primer día, cuando se puso el "papamóvil" algunos metros más adelante de lo previsto para evitar a un grupo de personas que le reclamaba acciones al Sumo Pontífice por los curas pedófilos en Osorno.

A eso se sumaron hoy los reclamos que en un principio eran en contra del Papa, pero que después derivaron en disputas entre fieles y los manifestantes, los cuales incluso llegaron a tomarse a golpes.

Francisco tenía muy claro cuál es uno de los principales reclamos contra la Iglesia Católica en Chile y por qué es el país de Latinoamérica que más desconfía de la institución. Por eso no resultó extraño que se refiriera al tema en su primer discurso dirigido a los chilenos.

Sin embargo, mientras los fieles lo valoran, para un porcentaje importante de chilenos la "vergüenza" del Papa no es suficiente y piden más acciones para volver a confiar en una institución que sienten que les falló.

Opiniones (2)
18 de junio de 2018 | 16:59
3
ERROR
18 de junio de 2018 | 16:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Colgados en una plaza con un alambre al cuello, alcanza.
    2
  2. El pedido de perdón del Papa me dejó un sabor amargo porque se limitó a pedir perdón e indirectamente perdón para los sacerdotes pedofilos, El daño producido durante años no se cura con el perdón hace falta que la Iglesia desde el Vaticano y con el Papa a la cabeza apoye a la justicia para que los culpables sean condenados y llevados a la cárcel. Pobre muy pobre.
    1