opinión

Estado moderno y eficiente

Estado moderno y eficiente

 El proyecto de presupuesto 2018, es el tercero presentado en esta gestión y ha continuado la lógica actual a lo largo de las distintas presentaciones. El primer proyecto presentado para el presupuesto 2016 era un presupuesto de reordenamiento, y puesto que había altos niveles de deuda, no tenía grandes anuncios. El proyecto de presupuesto 2017 ya contaba con una reducción del déficit corriente del 78% (teniendo en cuenta que la Ley Impositiva presentaba su programa de reducción de alícuotas en el impuesto a los ingresos brutos) y un aumento del 66% de las transferencias a los municipios. También contaba con el aumento de partidas acorde a la pauta inflacionaria proyectada. La deuda que se solicitaba era para gastos de capital y servicios de deuda y era un 75,38% menor que la solicitada para el año 2016.

El proyecto de presupuesto 2018, en consonancia con los presupuestos presentados y aprobados en los años 2016 y 2017, pone acento en el equilibrio corriente, en la mejora de la calidad de servicios y en la reducción de la presión impositiva, en sintonía con el programa fiscal que establece un proceso continuo de consolidación.

Es pilar fundamental de esta pauta de gasto concentrarse y enfocarse en la inversión pública como impulsora del desarrollo económico sostenible y dinamizador de la economía. Esto se ve reflejado en que la inversión pública, representa el 10% del presupuesto total, siendo en parte financiada por el ahorro corriente, lo que implica una disminución en el stock de deuda sobre este ítem.

El financiamiento real que solicita el poder ejecutivo en el proyecto de presupuesto 2018 es de $1.918.730.000, el destino del mismo es la financiación del plan de inversión pública de $8.200 millones, destinado fundamentalmente, a vivienda, seguridad, educación, salud, energía, transporte, infraestructura vial e infraestructura escolar.

Actualmente, como mencionamos, se proyecta la reactivación de la obra pública, teniendo en cuenta las obras que se habían comenzado, como también nueva obra, se estaría cumpliendo en la pauta de gastos de 2018 lo que se había propuesto para el año 2019, que era alcanzar los dos dígitos de representación de la inversión en el presupuesto total.

El gobierno a lo largo de estos tres presupuestos presentados, ha trabajado en el reordenamiento de la provincia, acompañado por políticas de Modernización del Estado a fin de eficientizarlo y dar servicios de mejor calidad y con mayor cobertura. Es así que, agilizando trámites, creando el Instituto Provincial de la Administración Pública, agilizando de la justicia, entre otros ejemplos, ha permitido que se cumpla ahora, en la presentación del proyecto de presupuesto 2018, con el superávit corriente planificado para años posteriores.

La pauta de gastos 2018 presentada por el gobierno continúa el camino que se propuso al inicio de la gestión, tendiente a reorganizar y refuncionalizar el estado, disminuir la presión tributaria de los impuestos al consumo y distorsivos, disminuir el gasto corriente y apuntar a la obra pública, base para la mejora de los servicios prestados por el Estado y para la reactivación económica de la provincia de Mendoza.

Opiniones (1)
21 de julio de 2018 | 23:00
2
ERROR
21 de julio de 2018 | 23:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La eficiencia no le sirve al pueblo, sólo lo eficaz lo hace, así es que puede tener un Estado 100% eficiente y no servirle a nadie.
    1