Podcast

¿Te quejás de los legisladores pero sos igual que ellos?

Sí, el título es una provocación. Metimos el dedo en el avispero para que reaccionemos. ¿Y si en enero hablamos de la educación de nuestros pibes?

¿Te quejás de los legisladores pero sos igual que ellos?

Esta fue la penúltima columna de "Conte a las 6.50" del año por MDZ Radio. Casi 200 columnas a lo largo de 2017. Al final, escuchá el podcast.

Pensar en vacaciones. ¿Se puede? Tiro la piedra sin esperar que nadie la recoja. Al final, que siga todo funcionando por inercia nos gusta por más que muchos se definan a sí mismos, orondos y orgullosos, como "innovadores". Pocos van a querer romper lo que se viene reproduciendo igual desde siempre. Entonces, ¿el Estado y los protagonistas de la educación podrían aprovechar las vacaciones para discutir el año educativo que viene? Digo, así no interrumpimos la agenda de enseñanza con planteos altisonantes en medio del ciclo lectivo. ¿No es mejor acordar ahora una agenda, que poner todos los días en discusión la tarea después?

Nuevas tecnologías, sí. ¿Pero justo esa? Un tema de los que nos gusta debatir -sin darle nunca un cierre productivo  al debate- es el del uso de nuevas tecnologías en el aula. Dicho así, muchos padres se alegran. Pero cuando se enteran que "nuevas tecnologías" incluyen al celular, saltan con bronca, miedo y desconfianza, como muchas veces lo ha dicho en esta radio nuestro columnista José Thomas. ¿Nuevas tecnologías sí pero celulares no? ¿Nuevamente los adultos nos empatanamos en nuestra ignorancia. Repasemos algunos datos disponibles, en un país en el que también nos encanta compararnos con otros:

- Los datos de Unicef reportados en la Primera Encuesta Nacional sobre integración de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la Educación Básica reflejan que, a pesar de que los expertos afirman que su potencialidad de uso es enorme, más de la mitad de los maestros lo rechazan como un instrumento tecnológico que podría incorporarse a la enseñanza.

- Bueno, en la provincia de Buenos Aires en 2006, su uso quedó prohibido en las aulas de los colegios primarios y secundarios, públicos y privados.

- Esa restricción fue derogada una década después, cuando la Dirección General de Cultura y Educación decidió levantar la veda. Para redoblar la apuesta, se impulsó una campaña que alentaba su uso. "Traé tu propio dispositivo al aula" se llama la iniciativa oficial por medio de la cual, la cartera que conducía Alejandro Finocchiaro procuraba saltar de la escuela del siglo XX a la del XXI.

- Es verdad que entre quienes miran a Europa y su experiencia educativa posan los ojos en Finlandia como ejemplo. Pero ahí no más, en Francia, los celulares están prohibidos dentro de la clase. El ministro de la Educación, Jean-Michel Blanquer, es extender esa veda a la totalidad de los establecimientos sus pasillos sus patios y sus comedores.

- Demonizándolos, los franceses hablan de la "plaga" del celular y de "la guerra sin fin" que representan en la escuela. Más de ocho adolescentes de cada diez estaban equipados de un smartphone en 2015, contra 20% en 2011. Según un artículo que escribió Soledad Vallejos en La Nación, la tendencia gana la escuela primaria, donde los chicos empiezan a usarlos a veces a partir de los 9 años.

- En contra de esa tendencia se expresó el especialista en educación Axel Rivas, investigador principal del programa de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), considera que el uso de la tecnología en las escuelas es tanto un desafío pedagógico como cultural.

Una nueva paradoja. Fíjense lo que cuenta Axel Rivas para poner en contraste dos épocas separadas por 100 años en el medio:

"Hace casi 100 años un pedagogo francés, Célestin Freinet, llevó la imprenta a la escuela. Su pedagogía proponía convertir a los alumnos en investigadores: indagaban los contenidos del currículum en la vida real, escribían historias, exploraban el mundo y su comunidad. Luego convertían todo su material en una revista, gracias al laborioso esfuerzo de la imprenta. No existía internet, pero la pedagogía Freinet ya estaba buceando el mundo. En 1991 la Ecole Freinet de Vence fue convertida en una escuela pública del Estado". Y se pregunta: "¿No se podrá usar celulares tampoco allí en 2018?".

Sos igual a lo que criticás. ¿Les parece que lo discutamos en vacaciones? ¿O hacemos como los legisladores: mucho ruido en diciembre y silencio hasta marzo?

Escuchá el audio completo de "Conte a las 6.50", penúltima columna:

Opiniones (1)
19 de junio de 2018 | 17:40
2
ERROR
19 de junio de 2018 | 17:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Nunca la discusión en educación pasó por "qué" enseñar sino "para qué". No se puede definir el mundo dentro de 10 años en virtud del avance tecnológico y quien haya aprendido a utilizar las herramientas tecnológicas disponibles 10 años atrás, hoy tiene información inútil que no le sirve para nada por cuanto esa tecnología es obsoleta. ¿Entonces? No creo que se trate de utilizar "aparatos" sino de calibrar la mente para "adaptarse a los cambios", ya que eso es precisamente lo que ocurrirá y tendrá relevancia aprender. Lo primero que se le debe enseñar a los niños es que nada de lo que aprendan perdurará por más de 10 años y que deberán aprender a adaptarse a esos cambios y saber solucionar los problemas complejos que se les presentarán. Dado que el rumbo tecnológico mantiene ciertos parámetros predefinidos y lo hace para bien de los productores porque sería muy costoso andar enseñando al consumidor cómo manejar los aparatos que van creando, entonces tenemos una base de enseñanza, que es esos códigos, consignas, pines, nombres de acciones determinadas, dibujos, gif y algoritmos que seguirán estables porque el mercado capitalista así lo necesita. Eso es lo que deben aprender, luego, si lo hacen en un celular propio o que el Estado les facilite en calidad de "maqueta" y que finja tener las funciones, es un problema a consensuar. Pueden elaborarse por argentinos, dentro de empresas argentinas, con tonos argentinos, dibujos argentinos, arte argentino, cuantos dibujos, gif, imágenes, sonidos, algoritmos y protocolos uniformes queramos. Pues hagámoslo y dejémonos de discutir la evolución porque no es muy sólido intelectualemente seguir creyendo que si las hormigas han aprendido a volar, los hombres no vamos a evolucionar.
    1