R. Valle

Esos Sampaolis que creen que todos somos giles

Famosos o desconocidos, a nadie le gusta rendir cuentas. Por más disculpas a posteriori, la primera reacción es la que nos define. Este fin de semana, 1 de cada 4 mendocinos dio positivo en los controles de alcoholemia.

Así como no hay un solo Barros Schelotto, tampoco hay un único Sampaoli. Son incontables los émulos del calvo director técnico de Selección Argentina que no se bancan someterse a un control. Sea de alcoholemia o de otro tipo. Consideran que la portación de apellido, cartel o contactos los exime de cumplir con las normas. Qué tupé. Suponen que con ellos hay que hacer la vista gorda, mirar para otro lado. 

La verdad sobre el control de alcoholemia en Casilda y la bronca de Sampaoli

Aunque después pidan disculpas, como de manual  hace todo famoso cuando su caso gana las redes sociales y les cae la ficha de un papelón sin retorno, la primera reacción es la que realmente cuenta. Es la que define a Sampaoli y a todos los demás. 

Lo que se quiere es minimizar una falta como si se tratara de una simple calentura, una "cuestión del momento", como si se tratara de un fulbito de barrio. Tanto el Sampaoli sobrador con el "cobrás 100 pesos por mes, gil" con el que prepeó al policía de Casilda o Juan Cabandié, cuando era candidato a diputado por el FPV y amenazaba a una agente de tránsito de Lomas de Zamora sacando chapa de hijo de desaparecido, lo que en realidad no toleraron es que los trataran como uno más. 

Control de alcoholemia en CABA 004

A ellos se debería sumar a políticos, empresarios, deportistas y personajes impresentables (pero cercanos al poder) que apelan a su alto o mediano conocimiento público y chapean con sus contactos para zafar de una multa a todas luces justificada. Los mismos que en otros ámbitos gustan dar lecciones de civismo y levantan el dedo acusador hacia aquellos que no son funcionales a su visión de la vida, la política o los negocios.

Entre el domingo y lunes e Navidad los controles de alcoholemia en Mendoza reflejaron un dato que debería meter miedo: 1 de cada 4 automovilistas controlados en los operativos de alcoholemia dieron positivo. 

Que quede claro, no estamos hablando de los loquitos de la pirotecnia, los cuales, hay que reconocerlo, cada vez son menos y están logrando que el balance de las fiestas sea menos trágico que en años anteriores.

Los que realmente encienden las alarmas son los indolentes borrachos al volante, esas armas sobre ruedas frente a las cuales la aggiornada Ley de Seguridad Vial poco puede hacer. 

Son los que, como Jorge Sampaoli, creen que todos somos giles. Cobremos $100 o más que el vapuleado agente de tránsito que hace su trabajo como corresponde. 

Opiniones (5)
14 de agosto de 2018 | 22:47
6
ERROR
14 de agosto de 2018 | 22:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Aunque cometa una infracción de tránsito, yo no soy igual a Sampaoli. Porque he cumplido todos los contratos que firmé, y nunca le cagué el laburo a nadie.
    5
  2. Esas disculpas preparadas minuciosamente "no reflejan forma alguna su pensar" y te pregunto: Hasta cuándo vamos a respaldar personajes que no están a tono con los valores que queremos para nuestra sociedad? Defiendo que cada uno podamos pensar diferente y decir lo que pensamos , hasta las estupideces que dijo Sampaoli, el tema es que esas actitudes no pueden venir de quienes dirigen ningún ámbito de nuestra nación, ya sea deportivo o cualquier otro, Vamos a seguir diciendo, "nosotros somos así", eso lo aprendió en xxxx o vamos a empezar a cambiar nuestro país? si es así, hay que empezar en algún momento. no?
    4
  3. No es para sorprenderse, es otra expresión más del mandrilaje que habita este territorio, donde cada cual "diseña" las leyes según su interpretación... esto tiene una solución simple: un dictador que imponga el orden sin demasiadas discusiones ni debates... pero no un Videla, Pinochet o Hitler, estos simios van a obedecer a uno de su misma "estirpe" ej. Chavez, Maduro o Kim Jong-un.-
    3
  4. Lo del pelado es indefendible aplaudo que nadie del ámbito futbolístico ni político saliese a defenderlo, ahora bien peor que el gil que menciona el periodista, es el gil que realiza una falta aun estando en plena conciencia de lo que hace (pararse en doble fila, obstruir rampa discapacitados, pararse sobre la senda peatonal, no respetar los discos pare, pasar semáforos en rojo, hacer un sobrepaso en alta montaña con doble línea amarilla) esos son peores.
    2
  5. Los que vivimos limitando con Chile en cualquiera de las ciudades, sabemos muy bien que esta actitud peyorativa no es argentina, ya que en nuestro país, este tema es muy sensible a todos y difícilmente haya gente (los debe haber) que use esta actitud frente a un policía o quien sea. Este pobre hombre ha adquirido ese hábito viviendo en Chile, ya que es muy propio de ellos dividir las dos clases preexistentes en el país trasandino y que nunca una ose actuar contra la "superior". Pasa con los pocos futbolistas que tienen que los consideran próceres, siendo en realidad del montón. Éste tipo en el otro lado, es muy probable que no le dijera eso a un carabinero, pero sí a otros muchos que son gente que trabaja diariamente y con dignidad, aunque ganen poco dinero. Este D.T. no merece estar en la selección argentina, no sólo por eso, sino que en sus venas corre mentalidad y sangre chilena y jamás permitirá que nuestra selección, salga airosa de ninguna contienda futbolera, ni mucho menos el mundial de Rusia. Simplemente señores, éste, no es digno del cargo que le han otorgado y lo deben sacar. Falta agregar, que este mal de a poco, como dice este notero, se ha ido introduciendo en nuestra cultura, entre la gente de poder, con portación de apellido y nuevos ricos. Lamentable, pero cierto.
    1