E. Gajardo

Reformas: no hay medidas correctivas que sean indoloras

Si los argentinos esperan que el descalabro que dejó el populismo en este país no afecte a nadie, están pecando de ingenuos. En este sistema económico no se puede. La pregunta es a quién se le toca el bolsillo para volver a poner todo en orden.

"No hay medidas correctivas que sean indoloras". La frase pertenece al economista chileno Sergio de Castro y es parte del documental "Chicago Boys, ellos crearon el país en que vivimos". Ese documento fílmico recoge los testimonios de un grupo de estudiantes de economía que fueron a estudiar a esa ciudad estadounidense con Milton Friedman en la década del 50 y que luego fueron los encargados de implantar el modelo económico que tiene el vecino país hasta hoy.

Ese modelo económico, neoliberal o monetarista, se aplicó bajo dictadura, pero fue adoptado y profundizado durante la democracia por los gobiernos electos y se mantiene al otro lado de la cordillera hace más de 35 años. Para Friedman fue llevar su teoría a la práctica.

El martes al escuchar al presidente Mauricio Macri recordé esa frase cuando recalcó que sabe que la reforma previsional es una "incómoda, pero necesaria". Ambas citas van en el mismo sentido y apuntan a solucionar complicaciones económicas con medidas que pueden parecer radicales, pero que son las que se consideran exitosas en este tipo de modelo económico.

A diferencia de lo que pasaba en Chile, cuando el modelo se implementó bajo dictadura, en la Argentina la persona que está aplicando estas medidas fue votada y electa por la mayoría de los habitantes de este país. Además, se aplicaron después de las elecciones de medio término, con resultados que se interpretan como un respaldo a la gestión.

Entonces, quienes votaron a Macri "dos veces" entienden que es lo que piensa, qué pretende para el país y que visión económica tiene, por lo que ahora pedirle "peras al olmo" no parece una cuestión muy consecuente.

Es que después de la destrucción que dejó el populismo, no se puede pretender que todo se solucione sin dolor, menos si se espera ser parte de un mundo globalizado. Entonces no se puede querer desestabilizar a un Gobierno por medidas que todos sabíamos que podían llegar a tomar.

Lo que sí se le puede reclamar a Macri es la decisión que tomó al momento de elegir quién debe pagar el costo del orden. La clase media con los aumentos y en este último caso los jubilados están haciéndose cargo de lo que dejó la corrupción y un país con una inflación altísima y no reconocida, entre otros tantos problemas que todos conocemos.

Con una visión monetarista, el presidente apuntó a entregar mejores condiciones a los privados, tal como lo indica el modelo de Friedman y que implantaron los "Chicago Boys en Chile", que dicho sea de paso le significó un premio Nobel. Sin embargo, Macri olvidó un detalle, que los empresarios son argentinos y no le devolvieron la mano -y aún no se la devuelven- convirtiéndose en uno de los factores que -por ejemplo- hacen que la inflación aún sea un problema sin solución.

Los supermercados que especulan, los sectores económicos que no están dispuestos a resignar un peso y rechazan impuestos, entre otros, son actores en las sombras que sin tirar piedras hacen lo suyo para jugarle en contra a la gestión de Gobierno.

Claramente en el camino que lleva el país (que es el que votaron los argentinos y que sólo los ciudadanos pueden cambiar por el voto y no con las piedras), no se puede pretender que el país recupere lo robado sin que se paguen los costos, pero también es necesario que dentro de Cambiemos haya quienes digan "cuidado con los costos" y se de una vuelta más a las decisiones para que no seamos los mismos los que siempre paguemos por la corrupción y las malas decisiones que se toman. 

Opiniones (10)
22 de junio de 2018 | 20:24
11
ERROR
22 de junio de 2018 | 20:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Guajardo con la u afanada, tendrías que leer la constitución argentina y te enterarías que todo lo que escribís esta teñido del pensamiento espurios propios de quienes añoran la dictadura. Y te voy a contar algo: este gobierno oligárquico montado en un caballo de triunfalismo es la primera minoría del pais, el resto está en manos de otras fuerzas políticas, y para que no intentes confundir a la gente: AJUSTAR ES APRETAR PARA QUE FUNCIONE, AHORA SI APRETAS AL MAS DEBIL Y DESATAS DIRECTAMENTE AL MAS PODEROSO, ESO ES CRIMINAL E INMORAL.
    10
  2. Nos bastaría mirar el Artículo 16 de la nación Argentina para interpretar que las reformas son necesarias, pero el tema de fondo es saber a quién afecta en forma directa. Cuando los afectados en forma inmediata son los más desposeídos, la reacción no se hace esperar. Cuando en nuestro país se terminen las prerrogativas, cuando los integrantes del poder judicial paguen ganancias como todos, cuando los políticos se solidaricen y bajen sus abultados ingresos, cuando se deje de beneficiar a los que más tienen, recién volveremos a creer que hay una verdadera justicia. Artículo 16.- La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas.
    9
  3. pedro1565 y otros antikks: , antes de emitir opinión, te aconsejo que vayas 41 años atrás en tu juicio.... 1976: ese es el año donde se empieza a desvastar el país, con las políticas monetaristas de los "chicago boys" comandados por Martinez de Hoz y el joven - en ese entonces- Cavallo. A partir de ahí, cada vez que se intentó restablecer una Argentina agrícola e "Industrial", llegaron el golpe de estado económico (como el que le hicieron a Alfonsín) o gobiernos continuistas de aquel del '76 como Menem, DelaRuina u hoy de Macri... y si mirás, verás los mismos nefastos personajes (o sus alumnos) a cargo de Economía o puestos claves alrededor de ello - Cavallo, Sturzenegger, Frigerio, etc - que siguen aplicando las mismas remanidas recetas con los resultados ya conocidos..., rumbo al despeñadero.... ¿los K? al paredón si quieres.., pero aprende a mirar la historia reciente (que incluso puedes ir más atrás). Dos años, ya son más que suficiente para seguir echando culpas a su propia inutilidad y culpabilidad. Soy jubilado, pero no estúpido
    8
  4. Yo quiero saber cuando van a avanzar sobre las jubilaciones de privilegio, los gastos reservados, los pasajes libres, el no pago de ganancias de los jueces, los sobresueldos y las dietas millonarias de los legisladores.... cuando vea eso, quizá vuelva a creer en este gobierno....
    7
  5. pedro1565.... que bueno es leer un comentario positivo y esperanzador como el tuyo. Feliz Navidad!!!!
    6
  6. Una medida correctiva seria no bajar el impuesto los bienes personales, a la soja, a la mineria, yo ya soy vieja y esta historia ya la vivi en los 90, es un brutal ajuste con los que menos tienen.
    5
  7. Ogamendoza, seguro que formás o formaste parte de los que dejaron la herencia. El descalabro por robo, despilfarro e incapacidad que dejó el "reinado de los Kirchner" llevará 10/15 años de coherencia, sólo para empezar a corregirlo. No se si éste gobierno es el mejor, seguro mete la pata en ciertas cosas, pero ojalá sea el principio del cambio. Nunca más populistas chorros y prepotentes.
    4
  8. Fiscales y jueces de turno en esas jurisdicciones, los primeros responsables de no aplicar la ley en tiempo y forma. No se le puede echar la culpa al chancho, sino a quien le da de comer.
    3
  9. Una "medida correctiva" es expropiar a favor del Estado, lo que se robaron. Luego siguen las "medidas correctivas" en las que les toque participar a la clase dirigente política de turno, por ejemplo cobrar mensualmente el equivalente al salario mínimo, que demuestren que ellos no vinieron sólo por la teta del Estado. Pero es sabido, los gobiernos no van a escupir para arriba, solamente lo hacen para los costados.
    2
  10. Después de 2 AÑOS de gobierno, ya cansan con aquello de la "herencia recibida". Argentinos a los hechos....
    1