Podcast

Que la democracia supere la "edad del pavo"

Los partidos políticos democráticos deberían tener el gesto de salir a diferenciarse, unidos y masivamente, de los violentos.

Que la democracia supere la edad del pavo

Los científicos se vienen preguntando desde hace décadas cuanto dura en los seres humanos la etapa más experimental de la maduración, ese paso entre la niñez y la adolescencia conocida por todos como la "edad del pavo". No se han puesto de acuerdo. Imposible, entonces, que haya consenso en torno a lo que les sucede a las naciones con democracias siempre en estado de transición y contantes golpes de retorno hacia atrás, como sucede en la Argentina. 

No hablamos de crecimiento económico, sino de madurez política. Cada vez que queremos empezar a caminar, alguien nos voltea y seguimos gateando.

Pero ya llevamos 34 largos años de recuperación democrática y es hora de superar la "edad del pavo" institucional y política, ponernos de pie y caminar juntos, comprendiendo diferencias y algo que es más difícil: aceptándolas y conviviendo con ellas, sin berrinches que nos vuelvan a tirar al piso.

Escuchá el podcast de "Conte a las 650":



Tras los intentos por impedir que el Congreso funcione, es necesario que los partidos políticos con representación parlamentaria y todos aquellos movimientos que se sientan democráticos en el marco de la Constitución y las normas que tenemos (y no las que querrían tener y no están vigentes más que en sus deseos o sueños) se expidan en forma unánime en contra de la solución violenta de las diferencias.

Conte650

Es sano que haya conflictos: los matices y choque de ideas generan crisis positivas. pero las reglas ya están escritas: todo dentro de la Constitución. Los que pueden legislar son los representantes que pasaron el colador de las urnas. El resto, puede hacerlo en forma pacífica, intentado convencer al resto. La irrupción violenta, el levantamiento que busca generar pánico e impedir el funcionamiento de las instituciones de la República, no tienen espacio. Al menos, así debiera ser. Y por eso, es la oportunidad de los líderes políticos y sociales de decirlo en voz alta, sin complejos, de cara a la sociedad.

Ya que nos llenan de palabras en el siempre caliente diciembre, apurados; nos agitan y enfrentan; nos mal predisponen para luego colmarnos de silencio en enero, febrero y tal vez hasta marzo, antes de irse a la playa podrían dejarnos un mensaje de compromiso constitucional claro y contundente. 

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 23:10
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 23:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"