F. Croce

Los artistas mendocinos, también parte de la "Mendoza careta"

Vino Le Parc y hay lío en la comunidad artística mendocina. Los que aportan y los que solo se quejan. Los que están y los que se borran. Las "estrellas" y los creativos. Otra grieta.

¡Qué buenos artistas plásticos tenemos en Mendoza! ¡Hay tantos pintores, tantos escultores que admiro! Me puse a pensar en esto a la luz de un grande que visita su provincia natal: Julio Le Parc.

Este mendocino que revolucionó el arte cinético y óptico mundial nació en Mendoza en 1928 y no deja de innovar y experimentar hasta hoy, siempre a la vanguardia. ¡Homenajes y más homenajes para Él! La Universidad Champagnat le entregó el doctorado honoris causa, también lo hará la U.N.Cuyo; en Palmira se lo celebrará y habrá fiesta con su paso -allí vivió su infancia y adolescencia- y hasta abrirá botellas de su lujoso vino en el Valle de Uco, de la mano de Mariano Di Paola.

Frente a esta ilustre visita, una vez más las redes sociales marcan un reclamo, una queja, una desaprobación ante una actitud. Y son los mismos creativos mendocinos los que se expresan y se "picotean", diciendo que mientras algunos artistas saludan, abrazan y homenajean a Le Parc, otros resaltan la situación de que en Mendoza no hay museos de arte abiertos. En el mismo momento en que hay cuadros en los que no se sabe su estado, y hay galerías y museos cerrados o en mal estado edilicio, también hay periodistas que corren a Julio Le Parc con sus flashes y grabadores, políticos que entregan diplomas y salen de cenas, y empresarios que quieren la foto y el autógrafo.

Hace más de un año y medio escribí una columna de opinión sobre la tristeza que le produce a una gran parte del pueblo de la provincia que varios de los emblemáticos museos estén en problemas para albergar muestras, obras, o su patrimonio estable. Y esbocé una solución, a mi entender válida, que es la de reflotar el proyecto de ley de mecenazgo para que los privados tengan la posibilidad de aportar una porción del dinero que va al tributo, a un fondo para la cultura. Entiéndase bien: no "eximirse de impuestos", sino asegurar un porcentaje del mismo a actividades culturales.

Pienso que el Estado está en crisis: no hay plata; y generar una legislación como lo hizo Chile o la Ciudad de Buenos Aires que integre a los privados en el engranaje económico de la Cultura sería un avance.

Hace un año y medio el Osvaldo Chiavazza me decía: "Si vos no trabajás para el arte, si no te comprometés, si no te presentás ante el político de turno y lo convencés de que el arte y la cultura son una necesidad para la gente; si vos no te mostrás y comunicás a la gente las ganas de que pasen cosas con el arte y esperás que te den todo servido... no va a pasar nada: no van a haber personas que consuman arte. Lo ideal es que los artistas, lo privado y lo público convivan y todos empujen la situación".

¿Está mal que se homenajee a Le Parc? ¡No! ¿Está mal que se lo agasaje? ¡No! A mi entender, es un prócer del arte mendocino. Es un "capo". Un maestro. Esto no quita que nos preocupemos por la situación actual y nos pongamos manos a la obra.

Entusiastas y gestores para aplaudir vs. cómodos e individualistas para abuchear

Hay una grieta, "chocolate por la noticia", en la comunidad artística. Mi experiencia en coberturas de muestras de arte mendocinas me muestra una faceta de esa comunidad que no me gusta mucho. Me animo a decir que, mientras los artistas más jóvenes o quizás artistas con menos trayectoria gestionan, crean, buscan la vuelta, hacen, piden, reclaman, montan muestras donde pueden, aparecen, traccionan y se visibilizan... hay otros más consolidados que no se la juegan. Que "se salvaron", y ya.

He trabajado en el ámbito público y también en los medios de comunicación, y siempre veo pedir mucho y quejarse mucho a unos, pero "laburar" y estar presente a otros. ¡Cuántos artistas de renombre podrían ayudar a que la situación de todos sus pares mejore, poniendo la cara y el cuerpo! Muchos se indignan y demandan cuando los tocan, pero cuando es para el colectivo, su presencia y solidaridad se desvanecen.

Al fin y al cabo, lo que digo es que veo a una porción de artistas que están solos generando cosas, rompiéndose la cabeza, intentando que la situación remonte. Una porción de creativos presentes, ya sean oficialistas o críticos a la gestión actual, que hacen. 

Creo que la verdadera grandeza, la verdadera evolución como profesional y como persona, se da cuando hay además de éxito, humildad y generosidad. Si tiramos de la soga juntos, podemos más, ¿no?

Opiniones (5)
20 de junio de 2018 | 03:20
6
ERROR
20 de junio de 2018 | 03:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Creo que en la nota se hace referencia en exclusiva a los artistas plásticos, por eso se habla de muestras. Y si, hay de todo en la viña del señor, pero en artes plásticas son muy pocos los que pueden vivir de su quehacer y eso se debe a su talento, por lo menos yo no conozco ninguno que como Lázaro se levantara de golpe. Y ni hablemos a nivel mundial, Picasso quemó más de 5.000 obras para combatir el frío en París. Y los que lloran, bueno son parte del folclore, porque en el mundo del arte nada es gratis, salvo que uno caiga paradito en medio de un negocio. Cuando en 1963 fundamos el Grupo Plástico "Numen", con artistas como Antonio Sarelli, José Martí, José Vazquéz entre otros varios y luego se incorporó Alfredo Ceverino, José Scacco, Ángel Gil, Julio Ovejero, Eduardo Callejón, Segundo Peralta, Américo Arce, Blancabal,Beatriz De Lucía, etc., etc., tuvimos una proyección nacional e internacional muy importantem entre pintores, grabadores y escultores. Tuvimos nuestra propia sala de arte y nos movíamos permanentemente para conseguir exposiciones en otros lugares y además se vendía. En el año 2.000 presenté un proyecto de ley provincial de cultura, que fue aprobada por el Senado y que comprendía también la ley de mecenazgo, pues quedó cajoneada en diputados, por la acción de aquellos que no hacen ni dejan hacer. Sería una ley conveniente, pero eso no aumentaría la compra de arte por parte del público, ese es otro paradigma cultural que se resuelve con más educación y mejores condiciones económicas.
    5
  2. artistas que reclaman la asistencia del estado en el desarrollo de la cultura son semillas mononas de cierta especie choriplanera ñoqui chick.
    4
  3. De acuerdo, el tema es que el privado va a lo seguro y no rema. Y también somos un pueblo que consume a lo seguro, distamos mucho de buenos aires en ese sentido. El arte no es una élite, pero tampoco es un regalo. Imagino una alameda llena de arte y artistas, por ejemplo. Imagino un rock and riel con mas "ud. señalemelo" y menos "covers de soda", Imagino mas delirio y menos conservadurismo en todas las áreas... pero somos mendocinos vistes.....
    3
  4. Los artistas mendocinos que se quedan cómodos y famositos en su provincia, cómodos para los gobiernos de turno, cómodo para ellos, mediocres o fracasados. Aguante los con huevos para irse! Buen ej Karamelo Santo y Loe Enanitos Verdes
    2
  5. Federico... no me queda claro... la lucha, el romperse la cabeza y otros sacrificios, se da tratando de que el estado banque sus pasiones o qué?
    1