opinión

¿Francisco Gabrielli era K o menemista?

Blanco sobre negro frente a una gran oportunidad para la modernización de la justicia mendocina.

¿Francisco Gabrielli era K o menemista?

Con mucha sorpresa, me encontré en los medios con una nota firmada por alguno de los integrantes del Frente Cambia Mendoza (Partido FE, Coalición Cívica, PD y Frente Renovador) en donde comparan, por elevación, a la gestión del Gobernador Alfredo Cornejo con las gestiones de Néstor Kirchner en Santa Cruz y de Carlos Menem a nivel nacional.

Esta semejanza la realizan por el apoyo que el Gobernador ha brindado al proyecto de autoría del Senador Jaliff que busca modificar la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, no sólo agregando dos Ministros más, sino también dando publicidad a los actos de este Poder del Estado, el cual no está exento de rendir cuentas a la ciudadanía.

Este proyecto de ley que, en definitiva viene a encerrar todo el esfuerzo de acción articulado en todas las modificaciones del sistema judicial y que tienen como Norte, la prestación eficiente y eficaz del servicio público de justicia.

En mis 36 años nunca había escuchado semejante comparación en búsqueda de desprestigiar y ensuciar un fin tan loable como es mejorar la administración de justicia; esto sin tener en cuenta que lo considero vacío de un fundamento jurídico que lo respalde.

Olvidan la necesidad de justicia que tiene la ciudadanía; justicia, claro está, dictada en tiempo y forma.

Señor lector, si bien tengo una corta trayectoria como funcionario público, me considero un joven progresista estudioso del derecho y apasionado de mi trabajo. Con esta consideración me permito manifestar mi discrepancia a la hora de leer a quienes se oponen a la mejora de la administración de justicia; a quienes sin razón valedera intentan desacreditar una Política de Estado tendiente a lograr la cercanía del Poder Judicial a la ciudadanía.

Claramente se confunden al sostener que se trata de una pelea política contra los miembros de nuestra Corte; no existe tal batalla con un personaje determinado. La batalla política se está dando con todos los servicios públicos que presta el Estado; se está articulando para la mejora del servicio público de salud, de educación, de seguridad, tocándole también al servicio público de administración de justicia.

Quienes conforman el Frente Cambia Mendoza, y firman la nota oponiéndose a la mejora del servicio público de justicia, no han tenido presente actuaciones de sus propios partidos, a lo largo de la historia mendocina.

Con esto me refiero a lo ocurrido en 1965, tiempo en que la Provincia estaba gobernada por el Demócrata Francisco Gabrielli. En esta época, se llevó a cabo la Convención Constituyente de 1965, la cual modificó varias secciones de nuestra Constitución Provincial; modificaciones entre las cuales estaba la nueva redacción al art. 143, referido, puntualmente, al número de integrantes de la Suprema Corte.

Así, los Constituyentes de aquel entonces, en su mayoría pertenecientes al Partido Demócrata Nacional, establecieron que la Suprema Corte de Justicia se compondrá de 7 miembros "POR LO MENOS"...

Vale aclarar que los legisladores de 1953, por medio de la ley 2288, elevaron el número de miembros de la Corte de 5 a 7; pero los Constituyentes del ´65, reformaron la Constitución incluyendo la palabra "por lo menos", dejando claramente la posibilidad de ampliar los miembros de la Corte en la medida de que el servicio lo requiera.

Hoy, 52 años después de dicha inteligente y visionaria reforma, el servicio de justicia, necesita la ampliación hoy propuesta, de modo de lograr mayor especialidad en el juzgamiento de causas en el máximo órgano que comanda y dirige el Poder Judicial.

La historia nos muestra que los Constituyentes de aquel entonces, recalco, en su gran mayoría demócratas, tuvieron la previsión necesaria que dirigentes actuales se niegan a ver.

Puse las palabras "por lo menos" en mayúscula ya que en ese momento se preveía que 7 no debería ser el número final ni único y podría ser modificado siempre y cuando se respetara ese piso de 7 magistrados. Esto era algo previsible: Tanto la población, como el número de causas a ingresarse con el paso del tiempo, iban a exigir nuevos cambios en la composición de este Poder.

Gabrielli fue un respetable representante del PD en la provincial, además de un ferviente impulsor de reformas que la época exigía. Hoy, la sociedad demanda mejoras en la prestación de servicios básicos del Estado, entre ellos, el servicio de impartir justicia, por lo que, dirigentes con la ideología de Gabrielli, deben ajustar su actuar a estas exigencias, comprender que forman parte de un Frente de Gobierno y bancar modificaciones como las impulsadas por su propio partido político. Reformas que, por cierto, no son para el Gobierno de Cornejo, sino para la mejora prestación de justicia, ya que los mendocino se merecen una buena Corte con Salas especializadas en su competencia, cumpliendo así con las doctrinas modernas del desarrollo especializado del derecho.

Necesitamos generar las bases para que en Mendoza se pueda planificar a futuro con la misma actualidad y vigencia que en su momento tuvieron las leyes a las que hago referencia.

Estamos frente al gran desafío de generar un cambio en uno de los pilares de Mendoza, el cual traerá beneficios claros para los mendocinos que buscan la celeridad de los trámites judiciales.

Necesitamos tener una justicia que se adapte a los tiempos modernos, que sea transparente, expedita y eficaz, pero que también acepte estar bajo la mirada de los ciudadanos rindiendo cuentas de su actuar a los mendocinos.

El Gobernador Cornejo ha levantado la bandera de la reforma del servicio de justicia en post de su mejor prestación, poniéndose al frente de su modernización a fin de que llegar en tiempo y forma a todos los mendocinos; es decir, sólo en beneficio de los justiciables.

Para finalizar, quiero reiterar que han pasado 52 años de la Convención Constituyente de Gabrielli; tiempo durante el cual no se han realizado reformas de ninguna clase en el ámbito judicial. Por esto me pregunto... ¿alguien tienen alguna duda del desarrollo social, tanto en cantidad de habitantes, como puntualmente en cantidad de causas judiciales, que ha experimentado Mendoza en esa mitad de siglo? ¡Creo que no!

                                                                                          Dr. Adrián Reche.

                                                                                         Senador Provincial

Opiniones (2)
26 de mayo de 2018 | 09:36
3
ERROR
26 de mayo de 2018 | 09:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Senador Reche: El partido Demócrata no es ejemplo de nada. Por algo están cuasi desaparecidos. Ni Gabrielli, al cual se empeña en elevar de rango político o nivel del mismo el forista juanfranciscoretali. Ese señor tiene ya una señal que lo implica en el grupo fuera de la democracia al prestarse a ser gobierno con gobiernos nacionales de facto, y fue a él a quién se le produjo el Mendozazo en abril de 1972. Claramente tienen otros "quehaceres" históricos, por los cuales no sirven de ejemplo. Eran parte del "fraude patriótico", mirando y amenazando desde las ventanas de las escuelas a los que entraban al cuarto oscuro y agarraban una boleta que no era gansa. Y se contradijeron sucesivamente como ideología, compartiendo con los militares que rompieron la democracia varias veces. No es un buen ejemplo, salvo para marcar la contradicción sobre lo afirmado en 1965 y ahora por ellos mismos. Ni a Niven ni al otro ocurrente de Pereyra les interesa que funcione la justicia.
    2
  2. Estimado Adrian, Buenos días!! En primer lugar aplaudo como joven que tambien soy (32) que otro joven pueda expresarse de esta manera... sin embargo mi opinión dista mucho de la tuya (me permito tutearte, espero no te moleste) ya que creo que tu visión no es lo suficientemente amplia y el titular de la nota por otro lado deja muchisimo que desear, poniendo a uno de los mejores políticos de la historia de la Provincia (que hasta el día de hoy inspira a muchos jovenes) a un nivel que no le corresponde, Puedo decir con mucha certeza que ni vos ni ninguno de los politicos de hoy puede compararse con Don Pancho y espero que no lo tomes a mal, seguramente muchos en el pasar del tiempo pueden alcanzarlo, pero al día de hoy les hace falta mucho camino por recorrer. Con respecto a lo que expresas en tu nota, el PD siempre, (toma nota de esto) SIEMPRE, va a ser un partido que busca la modernización y el mejoramiento de la cosa pública a traves de la innovación, pero siempre a partir de la independencia de los poderes (creo que sabes de que hablo) y del cuidado de nuestra constitución, poniendo a Mendoza como eje central de las decisiones... Hablar de que sumando 2 jueces, la justicia va a mejorar muestra de que no has estudiado el tema en profundidad (seguramente hay mucha gente que sabe de esto mas que vos y yo) ya que el problema es mucho mas de base, cosa que la ley presentada busca mejorar y nosotros lo aplaudimos de pie. El problema no es la cantidad de jueces, el problema es el sistema, el problema es el "como" se elijen los jueces, el problema termina siendo siempre la independencia de los poderes. Por ultimo no quiero dejar de decirte algo sobre tu ultimo parrafo... es bastante facil pensar que mientras mas población deberían haber mas jueces.. siendo asi los paises con mas población deberían tener muchos, pero muchos jueces... pero sabes que no es asi? Cuando el sistema funciona y es activo no hacen falta parches de este tipo, que solo sirven para pasar por alto las reformas profundas que realmente necesitamos!!! Nuevamente gracias, espero realmente algún dia poder conversar en Persona y debatir estos temas... Ojala este mensaje te sirva para reflexionar y aprender que nombrar a politicos intachables como Don Pancho debe ser con extremo cuidado y no sin conocimiento necesario como hiciste hoy! Saludos.. Juan Francisco Retali, Dirigente de la Agrupación Juvenil "Don Pancho Gabrielli", dirigente del Partido Demócrata de Mendoza
    1