P. Icardi

La Corte elige Presidente y Cornejo busca el mando

La Suprema Corte renueva sus autoridades y, en el mismo momento, el Senado podría aprobarla ampliación de ese tribunal. Por qué podría ser un presidente provisorio.

Esta semana será trascendente para la vida institucional de Mendoza y se verá con poco camuflaje la dinámica que tienen los tres poderes del Estado, más allá de la cáscara de independencia que pregonan los postulados republicanos. La Suprema Corte elegirá a su presidente. Pero lo hará mientras el Senado debate la ampliación de ese cuerpo y con Alfredo Cornejo atento desde el Ejecutivo para intentar tener el mando; el timón de la política que lleva adelante ese tribunal.

El oficialismo impulsa una ley para ampliar la composición de la Suprema Corte a 9 jueces, en uno de los hechos más osados a los que se haya animado un Gobierno mendocino. El principal argumento es que la Corte está saturada y buscan tener más jueces que decida, sobre todo en materia penal. Por eso plantean dividir la salas para que haya tres jueces que se encarguen exclusivamente de ese tema. Quienes se oponen ven una amenaza institucional, pues creen que el gobernador radical apuesta a nombrar jueces que le garanticen una mayoría que hoy no tiene. De hecho el propio Cornejo ha mencionado a un sector de ese Tribunal como "enemigo".

Como sea, se trata del proyecto "cumbre" del plan de reforma judicial ejecutado por Cornejo y su bloque de asesores político/legales. El proyecto tiene vía libre en el Senado, donde Juan Carlos Jaliff logró cerrar filas con los legisladores propios.  Por eso el martes podría ser aprobado. El proyecto tendrá un tránsito algo más árido en Diputados, donde ya hubo legisladores oficialistas que pusieron reparos. El propio Jaliff se encargó de hablar con el presidente del PD, Carlos Balter, para acercar posiciones. Omar De Marchi, que conduce el Pro, también se muestra distante, pero buscarán negociar. Pero cuentan con otros posibles aliados: algunos legisladores del PJ cercanos a los intendentes. La falta de conducción del principal partido opositor podría ser funcional.  Los oficialistas juran que no se negocian nombres y que ni siquiera saben quiénes pueden ocupar los dos cargos que se crearán. Eso puede ser verdad: será una decisión exclusiva de Alfredo Cornejo. Si no abrió a debate previo el proyecto en sí, menos lo hará con la designación de los ministros.

La intención oficial es terminar el año legislativo con el proyecto aprobado. Luego vendrá la designación de los dos ministros que cambiarán la relación de fuerzas en la Corte, aunque el calendario podría complicarle la designación antes de fin de año. Una vez propuestos el Senado tiene un mes para votar a favor o en contra y si no lo hace quedan designados automáticamente. 

En simultáneo

Casi al mismo tiempo de que se inicie el debate en el recito del Senado, en el cuarto piso de Tribunales los siete ministros de la Corte se sentarán en sus sillones para elegir a quien los conducirá. Esta vez esos sillones no serán tan cómodos. Lo harán atentos a lo que ocurra en la Legislatura, tensión que se suma las ya conocidas en ese Tribunal. Antes del 24 de noviembre tiene que haber un nuevo Presidente. Igual, aseguran que se elige el martes o miércoles a más tardar si no hay consenso.

Pero será una situación sui generis: no saben cómo quedará conformada la Corte tras la aprobación del proyecto de Cornejo y por eso podría haber una especia de presidente provisional. Es una figura no incluida en ningún reglamento, pero en realidad lo que nunca pasó fue que se ampliara la Corte de un día para otro. Encones, la duda de los jueces es si nombrarlo por un período más corto o dar inicio al mandato del elegido cuando la Corte tenga los 9 miembros. Hay quienes podrían hacer lobby para que luego de tener la "nueva Corte" se elija nuevamente. Allí Cornejo podría tener, entonces, un presidente afín; así como lo logró con votos en ambas cámaras de la Legislatura, con astucia política en el Ministerio Público. Incluso si se amplía el espectro del poder, el Gobernador tiene línea directa hasta en asociaciones vecinales, pasando por la Universidad y los colegios profesionales. La mayoría le responde y los que no, están con una postura sumisa.

En Tribunales hablan de tres candidatos para conducir la Corte. Pedro Llorente podría continuar para mantener todo como está en el juego de tensiones de ese tribunal. El veterano juez, de ascendencia radical, dijo que aún tiene energía para seguir y no se lleva mal con el Ejecutivo pero el propio Cornejo lo quiere jubilar. Jorge Nanclares también está entre los candidatos "conciliadores". El candidato "opositor" a Cornejo es Julio Gómez, uno de los ministros que integra la triada a la cual el Gobernador subió al ring de sus adversarios, donde también están Omar Palermo y Alejandro Pérez Hualde. 

Más allá de lo que pase en el pleno, habrá un cambio que beneficia la postura del Gobierno en la Corte. Asumirá como presidente de la Sala 2 el juez José Valerio, quien fue designado por Cornejo con el objetivo de contrarrestar a Omar Palermo. El ex camarista promete reformas en la gestión del área penal del máximo tribunal. Surgido de la misma cantera judicial que el procurador Alejandro Gullé y el ministro de Seguridad Gianni Venier, también tiene línea directa con el Ejecutivo. Claro que aunque presida la sala, para aprobar sentencias y marcar doctrina hace falta una mayoría que por ahora no ha logrado (ha votado en disidencia varios fallos). Probablemente en poco tiempo Valerio tendrá otros jueces aliados nombrados también por Cornejo.

Opiniones (5)
23 de abril de 2018 | 19:15
6
ERROR
23 de abril de 2018 | 19:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sí pudiera los nombraria por decreto, como su jefe en la rosada. Muuuuy republicanos!!!
    5
  2. Esta Corte es patéticamente inútil. Debería sacarlos a todos
    4
  3. Ya el tiempo demostrará que dos jueces más, es un capricho patético de Cornejo, de meterse en donde no debe.-
    3
  4. Da espanto este manejo politico de las instituciones, y de la que debiera ser la mas preciada. Si hay que sacar supremos ineficientes o corruptos que sea por juicio politico. Queremos ver las instituciones actuando como corresponden, Y no este juego de componendas
    2
  5. Y LA TEORÍA SOBRE LA REBÚBLICA Y DIVISIÓN DE LOS ÓRGANOS DE PODOR SE LO PASAN POR LAS BOLAS. ESTO REALMENTE NO ES UN ESTADO DE DERECHO REPUBLICANO Y MENOS FEDERAL. LO QUE LE ENSEÑAN A LOS ALOS ALUMNOS EN SEXTO, SÉTIMO Y SECUNDARIA ES TODA UNA MENTIRA . Y DESPUES EL DE DORRITO RÍDICFULO HABLA DE CALIDAD EDUCATIVA .
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec