opinión

El caso Tupac Amaru y una épica equivocada

El abogado Carlos Varela Álvarez, parte del equipo legal de la Tupac Amaru, dice aquí lo que tiene para decir.

El caso Tupac Amaru y una épica equivocada

Antes que nada advierto al lector que formo parte del equipo legal de Tupac Amaru y que en mi caso lo hago Pro Bono.

No soy K ni anti K, me creo lejos de los anti algo que se usan sólo como excusa para defender fanatismos y posiciones extremas. No pertenezco a lo agrupación que se conoce como "Justicia Legítima", de la que ya considero un error su nombre, porque nos lleva a creer que existe otra justicia; la ilegítima, como hija natural, cuando ésta tiene padre y madre desde 1853 cuando nació la República y entre sus hijos, esta niña siempre vapuleada. Criticable además por su proyecto de nombrar jueces con la camiseta de su equipo puesta.

Mucho se ha escrito y dicho sobre el fallo de la Octava Cámara del Crimen que permitió la libertad de los miembros de esa organización social conocida como Tupac Amaru.

Lo más que se ha expresado, en especial es en el sentido que es un fallo contra el Gobierno, una especie de venganza, o de facturas cruzadas y debidas, de operaciones de moros sobre cristianos; en definitiva un fallo ajeno a la justicia que sólo forma parte de un plan o de conspiraciones que el zócalo de la política nos tiene acostumbrados.

Se acusa a los jueces de ese Tribunal de pertenecer a distintas logias que en las noches o en lugares secretos pergueñan fallos que hacen crujir las políticas diseñadas desde el Ejecutivo.

Toda esta crítica silencia una realidad que se desconoce o no se quiere ver; y es sencillamente saber si las pruebas o las acciones de la fiscalía fueron aceptadas por el Tribunal de apelaciones y que valor tenían. No se han escuchado críticas sobre la labor de la Juez de Garantías, Dra Pietrasanta, a quien en definitiva es a quien le revocaron el fallo, siendo una de las magistradas con mayor número de decisiones anuladas por la escasa calidad jurídica de las mismas.

Para que el lector que no leerá la sentencia de la Cámara aporto algunos datos sobre forma de investigar por parte de la Fiscalía avalado por la Juez.

Su predilección por la mediatización de la causa hizo creer a la ciudadanía que estábamos en presencia de una organización criminal que se denomina "asociación ilícita" cuya creación e integración en su mayoría eran miembros de la familia de Nélida Rojas, la que se habría fundado en el 2007.

Cuando se contrasta esto con los acusados muchos de ellos eran a esa fecha personas menores de edad y ni se conocían entre sí, cosa absolutamente esencial en una acusación tan grave.

Por ejemplo al 2007 entre sus miembros Carla Martínez tenía 17 años, Leonella Martinez 13 años, Facundo Martinez 15 años, Aldo Martínez 12 años, Natalia Rojas 19 años, Pablo Carmona 18 años, Camila Romero 12 años, Valeria Romero 17 años, Jairo Almuna 18 años , Lucas Corzo 17 años y Belén Aldana Romero 10 años. Todos ellos han sido señalados como destacados integrantes y roles esenciales en las acusaciones.

Otra parte de las imputaciones de graves delitos como coacciones y extorsiones seriales a los miembros de la agrupación es porque le firmaban en el cuaderno del militante, su concurrencia a marchas como las de "Una Menos", a la fiesta de la Pachamama en Jujuy o el pago de la copa de leche de $.3, entre otros, aduciendo que si no lo hacían perdían sus casas.

Esto es sólo una muestra de lo que no se dice y de los métodos de prueba utilizados.

La demonización mediática como estrategia no pudo demostrar con pruebas válidas y suficientes para que esta causa tuviera peso por sí mismo. No se convence a un Tribunal con conferencias de prensa ni con medidas sin sentido como los allanamientos y detenciones en la víspera de las audiencias.

En las diatribas contra la Cámara se olvidan de fallos o antecedentes importantes; este Tribunal por ejemplo acompañó al gobierno en la interpretación de la ley 8869 que restringe el derecho a la libertad y que ha sido cuestionado por la CIDH (fallo "Guajardo") o por otro lado confirmó la prisión preventiva de los acusados en el caso Próvolo.

Tan corta es la memoria o la queja mediática que sólo se busca dirigir la crítica a la Cámara y no al accionar insolvente de la Fiscalía y la Juez de Garantias.

Se descalifica a los jueces que no responden a esa imagen del mal, pero pocos dicen por ejemplo que fue Luis Correa Llanos que cuando era juez del Tercer Juzgado de Instrucción, sobreseyó al entonces ministro Alfredo Cornejo de la denuncia de coimas de Godoy Cruz, objeto él de una clara y falsa acusación que le permitió al hoy gobernador querellar al denunciante.

Probos ayer, infames hoy.

El costo de la crítica gubernamental tiene varias lecturas; una es que el derecho a la libertad de opinión casi no tiene límites y así debe ser. Sin embargo cuando es el Gobierno quien realiza estos actos contra otro poder, en este caso el Judicial, la óptica debe ser distinta. No olvidemos como se objetó con justicia a la ex presidenta Cristina Fernández por las operaciones y declaraciones escandalosas contra el prestigioso juez de la Corte Suprema, Dr Fayt y las que se hicieron contra los hijos adoptivos de la dueña de Clarín.

¿Porqué actuar de la misma manera o porqué convalidar hoy lo que era malo ayer?

Obama no arremetió contra el jurado que absolvió a policías en casos de gatillo fácil contra la población negra y si se solidarizó con las víctimas. Esa es otra alternativa pero distinta del insulto fruto del desconocimiento o sólo en función de una encuesta o para tapar acciones arbitrarias.

¿Qué valor tiene para nosotros la independencia judicial si el Gobierno actual o del pasado o del futuro la denosta porque sus fallos no le gustan? No es la primera vez que el Gobernador sale a quejarse de las decisiones judiciales y eso no genera buenos precedentes.

Imponer una versión acomodada es fácil y barato, los tiempos actuales son favorables a esos vientos. Escribir y demostrar la verdad es aburrido y costoso, parece ser que la denominada opinión pública (que no tiene domicilio ni identidad) es más proclive a creer lo que quiere y nada más.

La agenda del Gobierno, debe concentrarse en la épica contra la pobreza, el cambio de paradigma en educación y acceso a la cultura y el trabajo, entre otros nortes y no buscar de puching ball a jueces por un fallo que irrita.

Mendoza merece mejores sueños que amaneceres insomnes.

Tiempos inciertos para la justicia si los poderes republicanos usan todos los disfraces del armario.

Pero una lección tiene este fallo impopular; que aún hay espacio donde la prueba se pesa en una balanza imparcial, eso no es poco en esta época de tanto crimen mediático impune.

Opiniones (6)
24 de febrero de 2018 | 00:35
7
ERROR
24 de febrero de 2018 | 00:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A mi edad ya nada me sorprende. Ver cómo la supuesta justicia libera a mafiosos y matones de esta agrupación, me causa asco y me convenzo que la letra del tango cambalache está más vigente que nunca.
    6
  2. Ya NADA de lo que escriba este defensor eterno de los delincuentes, puede sorprenderme, y veo, que ni a mi, ni a nadie.- Salir en defensa de Correa LLanos y&Cia, es solo un acto reflejo corporativo que tienen esta "secta" de mercachifles de los DDHH, que se avivaron a tiempo del negocio, pero, como se les fue la mano, ya NADIE les cree NADA y terminan con sus articulitos mas digno de Padilla que de de un abogado profesional.- Es hora de llamarse a un respetuoso silencio Dr. Varela Alvarez y se lo digo con todo respeto, ud. lo sabe.-
    5
  3. Varela Álvarez, Guevara, Lavado, Cazaban. Grandes juristas. Y encima, parece, escritores.
    4
  4. Estimados "cejota" y "colomartini", este abogado -cuyos reparos éticos son, a las claras, nulos- no ha hecho menos dinero que la Sra. Nélida Rojas. Y está a la vista, por cómo escribe, que no lo ha hecho gracias a sus dotes intelectuales
    3
  5. Escribe muy bonito el abogado. Es probable que cuando habla sea más convincente aún que cuando escribe. Critica a la Fiscal del caso por hacerlo mediático, pero no nos cuenta cómo hizo la Señora Rojas y su familia para acumular tantos bienes a su nombre, tantas cuentas bancarias de donde se extrajo grandes cantidades de dinero y mucho menos nos cuenta acerca de las más de 100 denuncias que tienen en su contra por varias razones. Hubiera sido interesante que el abogado nos contara de linda forma todas estas cosas también.
    2
  6. Muy mondas sus palabras doctor, pero me gustaría que está señora y su familia demostraran de donde sacaron el dinero para tener tantos bienes, que yo en 30 años de trabajo no he podido conseguir, este país va a seguir siendo para los vivos y corruptos, como los políticos de turno de cada gobierno, sin distinción de ser peronista o radical, son lo mismo. Cada vez me decepciono más del sistema político y judicial, ya que este último no es independiente del primero
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve