Podcast

#OyenteALas650: El sistema judicial mendocino

La columna de todos los días a las 6.50 por MDZ, cedida a un oyente, que dio su punto de vista sobre el funcionamiento de la Justicia.

Hoy, Gabriel Conte le cedió la columna a Felipe Muñiz, un oyente de "Conte a las 6.50" que primero le mandó unos comentarios, luego una columna escrita y después, fue invitado a participar leyéndola, con su propia voz. El primer "Oyente a las 6.50", que hizo su propia catarsis al aire sobre el sistema judicial mendocino de esta forma:

"Dos casos me han conmovido en la necesidad de escribir esta hoja de catarsis. Me motiva la incertidumbre provocada por un Ministro de la Corte, que desde un lugar muy pequeño, expresa que debe posponerse la aplicación de justicia a un Magistrado fraudulenta y desleal, conocida como "La Fiscal Viajera". El otro caso, es una sentencia que expresa que: la coacción sobre personas socialmente vulnerables para que participen de una actividad política, y así obtengan una casa con fondos públicos, no es nada, ni delito, ni algo malo (causa Tupac Amaru). 

Lo que marca, o denota estas declaraciones del poder judicial (así con minúscula) es el grave declive que sufre la Justicia, que ha perdido no solo el concepto de justicia, sino de bien. Creí que lejos estábamos de aquellos jueces que perdonaron a Luz Sosa, la esposa asesina de Tomás Godoy Cruz, o de aquellos que han sido cómplices de las peores atrocidades de la humanidad, como el juez Roland Freisler. Y a pesar que ambos fallecieron sepultados por los muros que los cobijaban, el mal como concepto sigue caminando libremente. Para Platón, la ciudad-estado justa, equivale a un alma ética. 

El valor es la bondad, la mesura, la justicia. Ello producto de la victoria de la razón por sobre nuestro lado más animal, ya el hedonismo que nos llevaría a querer esclavizar a todos y satisfacer solo nuestros más intrincados deseos personales. El poder. 

En la vereda de enfrente, estaba el superhombre, Nietzsche y el Darwinismo filosófico, que declara, el más fuerte está para someter, y está bien (para estos) porque el mejor tiene un derecho absoluto para esclavizar. Ello, porque para estos hombres, el bien es el poder, el mal es la debilidad y la felicidad es acrecentar su poder y ver cómo cae la resistencia a ese poder, por parte de los más débiles. Aquí, en Mendoza, sin saberlo, estos hombres buscan poder. Un poder antirepublicano, porque república es gobierno de todos y el de ellos es un gobierno solo para ellos. El Gobernador tiene poder, pero se extinguirá. Los Legisladores tienen poder, pero tampoco durarán eternamente.

En cambio, la Corte y sus jueces vivirán en el poder y harán uso de ese poder sin límite alguno, porque ellos mismos (Jury de enjuiciamiento) son parte de este sistema de control. Pero, está eternidad del poder, les está llevando a cometer errores absurdos, propio de aquellos que carecen del más simple sentido común. Posponer la aplicación de Justicia a una mujer que descaradamente le ha mentido a cada mendocino que le paga el salario, por política electoral; o afirmar que amenazar a alguien a sacarlo de su casa o no darle una si no va a un acto político es algo bueno, es lisa y llanamente tener como fin el poder, no la justicia. 

El poder es un fin en sí mismo, no como un medio para mejorar la sociedad, sino para acrecentar el poder que ya tienen, para seguir acumulando poder y así vencer a otros poderes y a otra gente, en definitiva haciendo una adoración al poder absoluto y así prevalerse de los demás, de los débiles. Mirando sobre el hombro a los miles de inocentes que quedaron desprotegidos por una fiscal que mintió para viajar, y otros tantos ciudadanos desprotegidos que fueron extorsionados para participar de actos políticos, so pena de perder su humilde hogar. Poderosos e impunes, subyugando a humildes y desprotegidos, lejos de la función para la que fueron elegidos, acrecentando su adoración al poder, eso es hoy la Corte y la Magistratura.

"¿Qué es el bien? Todo aquello que aumente el sentimiento de poder, la voluntad de poder, el poder mismo, en el hombre. ¿Qué es el mal? Todo aquello que brota de la debilidad." (Nietzsche) 

Resumiendo, para la Corte y los jueces, el bien son ellos mismos y los poderosos, y el mal es la gente, el pobre y débil, al cual oprimen con sus actos y sentencias. Pero lo que aquellos poderosos no entienden, es que cuando ejercen ese poder, y ese deseo de conquistar el mundo, no son superiores a dos ratas de laboratorio preguntándose qué harán esta noche".

Opiniones (8)
21 de agosto de 2018 | 18:36
9
ERROR
21 de agosto de 2018 | 18:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estos jueces tienen su torre de marfil porque nuestros politicos de turno se las dieron a cambio de sus favores. Lo increible es que cuando se retiran por criticas u otras objeciones siguen manteniendo sus suculentos ingresos y beneficios. Si, el poder lo tiene el pueblo, no hay duda y por eso elegimos a nuestros representantes que tambien - a la hora de actuar - saben muy bien como esquivar sus responsabilidades o hacer como el avestruz enterrando la cabeza en el suelo para no ver la realidad..
    8
  2. Impecable comentario! lamentablemente no creo que llegue a las personas que van dirigido o que se den por aludidos. COMENCEMOS A EXIGIR NUESTROS DERECHOS, QUEREMOS UNA JUSTICIA "JUSTA" sin tintes políticos
    7
  3. La confusión social es lamentable. No tenemos un Poder Judicial, lo que hay es un poder de justicia legítima con el 98% del total de los empleados que adentro están, desde el que sirve café hasta su padre...Palermo.-
    6
  4. Sr. Muñiz. Lo voy a ayudar, pero para eso le voy a tener que decir algunas verdades por las que su espíritu de crítica deberá ser amplio y comprensivo. Comparto en lo general su prédica y entiendo desde lo empático a qué se refiere, pero tanto ud. como el pueblo en general debe saber a qué se enfrenta para enfrentarlo y le aseguro que de sus palabras surge claramente que no lo sabe. Repito, siga leyendo porque lo quiero ayudar y se lo digo en serio. 1) Para criticar fallos judiciales debe tener un mayor y más claro concepto de juridicidad, actos jurídicos, hechos jurídicos y relación de pruebas con los hechos, sino su crítica es una mera opinión que la judicatura no podrá tener jamás en cuenta y, aún cuando eso le parezca malo, es, en esencia, bueno para la República, porque sino cualquier opinión haría que los fallos judiciales cambiaran. Insisto, no es que esté en contra suyo, sino de la forma conque quiere hacer el ataque. 2) La causa de la Tupac Amaru, en el estricto orden jurídico, no es como ud. la plantea y, sin embargo, le voy a contestar en la misma forma que ud. la plantea, pero que quede claro que jurídicamente el delito tipificado no es el por ud. manifestado y eso sólo derrumba su crítica. Pero por pura empatía y para ayudarlo le refiero una contestación en el mismo sentido de su teoría. Quien es obligado a hacer algo contra su voluntad para obtener otra cosa debe, primero, demostrar que lo obligaron y que no actuó por propia voluntad, porque sino sería muy facil cometer un delito y después echarle la culpa a cualquier otro diciendo que ese lo obligó a cometerlo. Después de eso, tiene que haberse ejecutado el acto por el que fue amenazado si no cumplió con la obligación que le imponían. O sea, quien alega que iba a actos políticos sino le sacaban la casa, primero tiene que probar que lo obligaron a ir y, después, que le sacaron la casa por no ir. Si no prueba ninguna de esas dos cosas o una de ellas, no hay delito. Aún cuando a ud. no le guste. ¿Qué le quiero decir? Que para un Juez nunca existió un delito hasta que se pruebe que se cometió y como el alegado delito es que le querían quitar la casa, si no se la quitaron entonces el delito no se cometió. Ud. dirá entonces que hay que perder la casa para que los de la Tupac Amaru vayan presos. Yo le respondo. Sí, pero también debe demostrar que la perdió por una acción de los de la Tupac Amaru y no propia. Ud. dirá que eso no está bien. Yo le respondo. Sí. ¿Y entonces? Simple, es la ley. ¿No le gusta la ley? Vote a legisladores que le digan que la van a cambiar, sino sea respetuoso de la República y espere a poder cambiarla. 3) El caso de la "fiscal viajera" es indefendible y ahí estoy 100% con ud.. Es de sinvergüenzas hacer lo que están haciendo y no los voy a justificar. En eso tiene ud. toda la razón.
    5
  5. Absolutamente cierto, excelente reflexión, un aplauso para la nota. Felicitaciones por la lucidez de expresar lo que muchos pensamos y nos cuesta materializar.
    4
  6. Realmente me estremeció escuchar el audio del señor Felipe. Los jueces y fiscales (sí con minúscula) deben escuchar este mensaje y tomar nota del porqué ellos ocupan los puestos que tienen y reflexionar respecto, como dice Felipe, al concepto del poder. Somos, en definitiva, los ciudadanos los que tenemos el poder, con nuestro voto de elegir autoridades, pero a los que están de manera permanente en ese espacio de poder debe haber una forma que no sea así, permanente y poder sacarlos de allí al menor indicio de que hacen las cosas sin la imparcialidad que se requiere de ellos ni estar politizados como los esta la justicia Mendocina y Nacional.-
    3
  7. Impecable la nota.- Hoy el sistema judicial en Mendoza, viviendo acaso su momento mas oscuro (si es que se puede mas oscuro) no ceja en su empeño denodado de demostrar su impericia, su mediocridad, su desidia, su irreverencia para con la ciudadanía.- Encaramados en sus torres de marfil berreta, su soberbia, es solo comparable con su desprecio por lo ético y lo moral.- Los mal llamados hombres de la justicia, no son mas que pobres hombres del derecho (y a veces ni eso).- Enquistados en un trama insondable de oscuros pasillos, donde pululan los mas bajos instintos legales algunos y otros no, interpretan todos los días su sinfonía de chicanas, arreglos, componendas, devolución de favores, espúreas rentas inconfesables, argumentos académicos egocentristas y toda esa serie de recursos inmorales que hacen a sus pobres vidas profesionales.- Ardides y trucos, motivos de a veces inexplicables orgullos, donde se premian entre ellos, en sus cátedras y regodeos pseudo intelectuales, buscando con ello justificar siempre lo injustificable.- Solo una imploción desde lo justo y moral, podría revertir este añoso proceso, cosa que es imposible, ya que los valores humanos implícitos no se lo permitirían.- Han contaminado también la sangre joven, en sus cátedras de abolicionismo e inmoralidad jurídica y social.- Solo una gran debacle, que sobrevendrá con los tiempos por venir, de la mano de un pueblo, que un día arto de todos estos traficantes inmorales del derecho positivo romano, ponga fin de la manera mas impía, a las tropelías de estos mercaderes del derecho penal, a esta pléyade de "hombres del derecho" de mazapán, verguenza de todo un pueblo que pugna por salir a adelante, todos los días.- Justicia en Mendoza, una verguenza que averguenza.-
    2
  8. lamentablemente, esta columna, de ser leída por aquellos a los que va dirigida, sólo servirá para arrancarles la más cínica de las sonrisas.
    1