Deportes
opinión

La metamorfosis

La ausencia de Neymar en el Barcelona ya empezó a notarse. Pero se nota aún más la pérdida de su identidad. Su tan preciado estilo de juego. Su Tiki-Taka. Para entender un poco el momento que está pasando el entorno culé, tendremos que retomar el contexto de algunas décadas claves.

La metamorfosis

 Aquella identidad que lo llevó al equipo culé a reinventarse con el Dream Team de Johan Cruyff y un posterior legado de Pep Guardiola, hoy se encuentra casi extinta. El holandés, considerado como uno de los futbolistas más revolucionarios en la historia del fútbol con la Selección de Holanda en el Mundial del '74 (La Naranja Mecánica), no hizo la excepción con el equipo catalán. La semilla que floreció poco después, la plantó él. Le llevó algún tiempo, por supuesto. No fue nada fácil al principio.

A lo largo de la historia, Barcelona siempre vivió bajo la sombra del Real Madrid. Cabe aclarar que son datos, no opiniones. Cruyff, luego de haberse convertido en un ídolo para los culés como jugador, en la década de los '80 fue repatriado por Núñez (presidente de la institución en ese entonces), pero esta vez como DT. Johan llegó al FC Barcelona como director técnico con una propuesta muy clara. La reducción del número de defensores, un solo mediocampista (Guardiola) rodeado de jugadores con características similares y la recuperación de los extremos clásicos en el frente de ataque (3-1-3-3).

Cryff

No hace falta explayarse demasiado en el tema, el punto es que había una idea clara. Que, con el correr de los partidos, fue dando sus frutos. Entre tantas victorias, el 5 a 0 humillante sobre el Real Madrid, fue quizás la más importante. Ahí nació todo. El origen. La verdadera filosofía del Barcelona. Tiempo después, pasaron van Gaal, Rexach y Rijkaard por el cargo de DT. Hasta el 2008, con la llegada de Guardiola. Tendría poco sentido escribir elogios sobre el equipo que armó Pep. Es muy probable que ni en sus sueños se haya imaginado que iba a crear una verdadera máquina. Uno de los mejores equipos en la historia de este deporte.

En sus 4 años como entrenador del Fútbol Club Barcelona, se sentaron algunas bases que hoy (2017) el equipo y la dirigencia no pudieron suplir. La presión alta para asfixiar al rival (Eto'o), el surgimiento de Sergio Busquets como un pilar en la mitad del campo, Xavi acompañando a Busquets o Touré e Iniesta, Messi de "Falso 9", dominio total de la pelota (posesión), laterales en profundidad y apertura máxima del campo (4-1-2-3). Un verdadero legado futbolístico que no ha sido fácil de sobrellevar.

Pepe

En la actualidad, los problemas que afronta la institución son dirigenciales. Pero lo dirigencial a su vez es llevado al campo de juego y por ende a un posterior análisis de los resultados. Sin un reemplazante de Xavi Hernández, fichajes insólitos en el mercado de pases y malas negociaciones, no queda mucho por decir. O tal vez sí. El fin de la MSN. Un tridente de química perfecta y que sin dudas será recordado por muchos. Messi, Neymar y Suárez.

Neymar decidió irse del Barcelona por la cláusula de rescisión con un valor de 222 millones de euros al PSG. Después de idas y vueltas, se concretó la operación y el brasileño se convirtió en el jugador más caro en la historia del fútbol mundial. Muchas personas se siguen cuestionando la salida de Neymar, teniendo en cuenta que estaba contenido en Barcelona, nada más y nada menos que por Messi. "Es un desafío", declaró el nuevo refuerzo del PSG. Si así se lo propuso, en buena hora. Lo cierto es que su salida fue, quizás, el punto máximo de la perdida de la identidad y hasta el potencial ofensivo del equipo.

En cambio, del otro lado disfrutan el presente. El Real Madrid de Zinedine Zidane ha sabido imponerse ante cualquier adversidad durante el último tiempo. El equipo de la realeza siempre fue conocido como un equipo de élite tanto de fútbol como de marketing. Y eso es algo que quizás hoy dejó de lado al apostar por jugadores jóvenes como Asensio, Vázquez, Casemiro y Varane. Zidane se apropió del método de Pep. El buen uso de La Masía. O más bien, del concepto. Es decir, además de tener jugadores de clase mundial, tiene jugadores de recambio con capacidades notables, principalmente jóvenes. Algo que el FCB supo hacer.

Lo cierto es que el Barsa en los últimos años ha sufrido una involución notable. El escepticismo en los hinchas se hace presente. Nuevo técnico (Valverde). Sin refuerzos de calidad para hacer resurgir a Messi y compañía. Devolverle la identidad al Barcelona parece una misión imposible, o al menos así lo hace ver la dirigencia. Para redondear, el fútbol que nos gusta a todos es el que juegan los blaugranas. No por la cantidad de títulos que hayan conquistado, sino cómo los ganaron. Ojalá no haya sido el punto final de la transformación, sino más bien un punto de inflexión, un nuevo inicio. Una nueva metamorfosis. 


Opiniones (0)
25 de abril de 2018 | 04:47
1
ERROR
25 de abril de 2018 | 04:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec