opinión

A propósito de la casa de la familia Marianetti

A propósito de la casa de la familia Marianetti

Información periodística relativa al futuro de la casa, manifiesta preocupación al respecto. E invoca a "... referentes políticos y amigos de Benito que quieren rescatarla".

Entre otros se ha acercado a la familia, Rafael Báez, el ayer secretario general de PC., que lo reemplazó merced a tortuosas maniobras; persiguiendo y sancionando a centenares de militantes-1986. (Angel Bustelo y yo, entre otros, denunciamos y fuimos expulsados). Por eso no es casual que desde siempre estemos hermanados. Y que con la Profesora de Filosofía, Nerina, esposa de Benito, enfrentáramos desde el Centro de Estudios Políticos BM., y luego desde el PSOL., a la camarilla burocrática y oportunista mencionada dirigida por el sucodicho.

Angel Bustelo será luego candidato a Presidente impulsado por el PSOL; Acuerdo Popular.

Por otra parte Graciela Cousinet, integra la alianza conservadora Massa-Stolbizer-Cornejo; como Báez: uno de sus conmilitones en Libres del Sur. En consonancia con la práctica política histórica peronista de los Guevara; (relacionados con la Fundación Ecuménica de Cuyo) hicieron del anticomunismo práctica permanente; soportada y enfrentada, entre muchos otros, por Marianetti y Bustelo.

De modo que algunos no son "tan amigos".

Y por lo que algunas preocupaciones no nos resultan tan legítimas.

Esta es una cuestión que debe resolver la familia de Benito.

En relación a quien y como con Bustelo, hemos publicado libros y centenares de artículos: reivindicando pensamiento y práctica. Constituyendo el Centro de Estudios Políticos BM y una cátedra en la Facultad de Ciencias Políticas siendo Decano el Lic. Finocchio. Las dos placas en la fachada de la casa y el nombre de una plazoleta que lleva su nombre, también fueron producto de nuestra gestion.

Y como a mi padre, todos los días, los llevamos en nuestras mentes y corazones. Identificados con sus conductas políticas.

Opiniones (6)
16 de julio de 2018 | 16:11
7
ERROR
16 de julio de 2018 | 16:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. CREO QUE LA COHERENCIA, HONESTIDAD,EL CONOCIMIENTO DE LA POLÍTICA ARGENTINA Y EN ESPECIAL EN MENDOZA HACEN QUE PERSONAS COMO MARIANETTI, BUSTELO Y VELEZ SEAN VERDADEROS REFERENTES DE LA REALIDAD, EN DONDE NO ES POCO YA QUE LOS PARTIDOS TRADICIONALES NO PUEDEN HABLAR. QUIEN DIRÍA QUE EL RADICALISMO (SUPUESTAMENTE POPULAR) IBA A ENTREGAR SU PARTIDO AL EMPRESARIADO ARGENTINO PARA LLEVAR AL HAMBRE Y MISERÍA DE LOS ARGENTINOS.
    6
  2. DA PENA QUE LO UNICO QUE HA QUEDADO DE LA IDEOLOGIA DE BUSTELO Y MARIANETTI SEAN UNOS ZURDITOS QUE SU UNICO IDEAL ES QUEMAR GOMAS Y PARAR EL TRANSITO...
    5
  3. Roberto, tratá de ser objetivo en tus comentarios no te expreses en sánscrito. La unión soviética ya sucumbió. Ahora eso de ser licenciado....si siempre viviste de licencias ensuciando frontis y espacios públicos.....
    4
  4. Y agrego: el Lic. Roberto Vélez, hombre probo y coherente, debería dejar de mirar hacia atrás y, precisamente montado en su propio ejemplo, proyectarse definitivamente hacia el presente y el futuro, dejando la historia vergonzante sepultada definitivamente... Lo necesitamos sin cargas en sus espaldas. Hombres como él se me sugieren imprescindibles.
    3
  5. Creo que la venta o no de esa casa es cuestión de la familia... Si algunos le dan un valor histórico/político entonces deberían adquirirla por sus propios medios y no con el dinero de todos; es que si se hace así todos las comunidades sociales tendrían el mismo derecho con sus "próceres". Esto por un lado... Por el otro no asombran las duras internas que el PC ha llevado a cabo en su triste historia en Mendoza y que sin dudas apresuraron su derrumbe. Las infinitas contradicciones de un partido históricamente apócrifo definen finalmente su perfil esencial. Los argentinos estamos cansados de tantos relatos, más allá de la hombría y la calidad de don Benito Marianetti.
    2
  6. Comparto totalmente los dichos del Lic. Roberto Vélez,que por un lado reivindica las figuras de dos grandes hombres mendocinos, como fueron Don Benito Marianetti y Don Ángel Bustelo, y por otro desenmascara al farsante Rafael Báez, quien en 1983 no dudó en apoyar políticamente a quienes habían perseguido, encarcelado, torturado y asesinado a sus camaradas, al apoyar en las elecciones de octubre de ese año a la formula de la alianza sindical-militar encabezada por Luder. Tuve el honor y tengo el orgullo de haber conocido a Don Benito y haber frecuentado la casa en cuestión, donde me daba acceso a su nutrida biblioteca. Y tengo un gran respeto por Roberto Vélez, a quien conozco desde hace 45 años y desde entonces siempre mantuvo una total coherencia ideológica y dialéctica.
    1