opinión

Un país normal

Un país normal
Argentina

En lo que debería pasar y no pasa, en lo que debería existir y no existe. Y que no es más que un país y provincia en crecimiento, en una estabilidad duradera, en donde lo previsible sirva, en donde la seguridad esté con total garantías, en donde la justicia sea justicia, en donde proyectar o fijar objetivos sean normales, en donde los valores sean postulados inalterables, en donde las diferencias existan pero posibiliten discusiones que permitan aportar soluciones, en donde el trabajo se imponga como cultura del esfuerzo, en donde la educación y salud sean prioritarios como políticas de estado, en donde nos adelantemos a los acontecimientos de hechos que luego son lamentables, en donde incursionar en política sea un honor y orgullo que determine servir y, no servirse, en donde las instituciones sean valoradas y respetadas, en donde la capacidad le gane a la improvisación, en donde el bienestar general se imponga al bienestar sectorial, en donde lo bueno perdure y lo malo sea desterrado. 

En conclusión , pensaba en vivir en un país en serio, en donde las obligaciones, derechos y responsabilidades se asuman, en donde el facilismo, especulación, intolerancia, deshonestidad sean combatidas, y si todo eso ocurriera no sería más que la existencia de un país normal.

Opiniones (2)
19 de junio de 2018 | 02:36
3
ERROR
19 de junio de 2018 | 02:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ese señor es político. Eso invalida que el ciudadano común tome en serio lo que parla. Delete de una.
    2
  2. Se olvidó del facto dinero y entonces su análisis queda incompleto. Todo eso que ud. quiere o interpreta como normal, sólo ocurre cuando el que lo hace gana dinero suficiente como para querer tenerlo. Si ser bueno, normal, con valores, responsable y trabajador, no sirve para ganar dinero, entonces seguramente nadie querrá serlo. Póngale plata al bueno, trabajador y responsable y verá que sólo llegará a ese país normal. Pero para eso sepa ud. que deberá sacar la plata de los únicos 3 lugares posibles, emitiendo, pidiendo prestado o quitársela al que hoy la tiene. Si está ud. en condiciones políticas de encarar eso, ya sea emitiendo, endeudándose o igualando con una nueva redistribución de la riqueza, estará entonces en condiciones de ser normal. Hasta que eso no ocurra, olvídese, nadie hace nada por amor al arte, ni los artistas. Se terminaron los boludos mi buen amigo y si apela al sacrificio está más desubicado aún, porque históricamente el sacrificio siempre ha sido de los que menos tenían y nunca llegaron a nada, quedándose con los beneficios de ese sacrificio los mismos de siempre. Lamento desilucionarlo o traerlo de golpe a la realidad, pero en un país normal lo único que cuenta es la plata en el bolsillo, lo demás es verso.
    1