opinión

Mendoza incaica

Lo que nadie ha informado a los mendocinos, es que la "Emergencia Hídrica ", no es obra de la Naturaleza.

Mendoza incaica
Desde hace muchos años, distintas UTE, y desde 2010.- AySAM, Aguas Mendocinas, el Epas, el Departamento General de Irrigación, y los gobiernos de turno, insisten y aprietan con multas, con motivo de la "emergencia hídrica " que afecta a Mendoza.


Lo que nadie de los nombrados le ha informado a los mendocinos, es que la "Emergencia Hídrica ", no es obra de la Naturaleza.

Se ha dado por inoperancia y deshonestidad de muchos funcionarios, que se han ocupado de "llevar agua para sus molinos" mediante desvíos de fondos. Hay excepciones, para evitar nombrar, pongo de ejemplo la década de los 90.

Para entender la falsa emergencia, hay que destacar que por falta de impermeabilización de los grandes canales y derivaciones, de la cantidad de agua que se deriva del dique Potrerillos para riego, solo aproximadamente un 35% llega a destino.

El argumento de que el resto alimenta los acuíferos, es insostenible. Esa función la cumplen principalmente los diques El Carrizal y Potrerillos, y en alguna medida las lluvias.

Es suficiente destinar a los acuíferos un 10 o 15% del caudal. ¿como hacerlo ? ¡Después que se concrete la impermeabilización necesaria, para los ingenieros y técnicos hidráulicos, es tarea sencilla..

En cuanto al agua potable, si Irrigación dotara de más caudal a las plantas potabilizadoras, de nada serviría, porque no hay capacidad de reserva, ni posibilidad de potabilizar más caudal.

Llegamos a la conclusión, de que agua no falta, está faltando infraestructura. Este problema, se viene arrastrando durante décadas, y una solución de fondo, es imposible de afrontar por el gobierno provincial.

De todas formas, por algo hay que comenzar y darle continuidad, porque las redes de agua potable están colapsadas, y el problema se agrava día a día.

Se construyen barrios, edificios, Country, viviendas individuales. Todos se conectan a redes viejas o nuevas, alimentadas siempre de redes principales de 60 o más años de antigüedad.

Resultado de la pasividad de dejar pasar los años (pero no los fondos destinados a obras), es que en la época estival la mitad de la población carece de agua.

Algunos que tienen posibilidad económica, colocan bombas que fuerzan o "chupan " la entrada de agua. ¿que hace AySAM o Aguas Mendocinas ? ¡cobrar multas ! Con ese método no soluciona el problema de nadie, pero engrosa sus arcas. 

Con o sin emergencia hídrica, todos tenemos el deber de no derrochar agua. No puedo sugerir que sigamos el ejemplo de Aguas Mendocinas, porque son los que menos se ocupan del tema, poniendo de manifiesto una absoluta irresponsabilidad.

Fundamento esta afirmación con dos hechos que comprobé personalmente:

Hace un dos meses se produjo en calle Santiago del Estero de ciudad una situación tragicómica cuando un vecino reclamó por la rotura de un caño en su vereda.

El personal que concurrió a solucionar la falla, comenzó a romper la calle, provocando la rotura del caño de distribución, que fue reparado después de tres días, provocando la perdida de millones de litros de agua.

El día 27-de abril en la mañana, una máquina rompió un caño en calle Cobos esquina Laprida ( a 50 metros de mi domicilio ) la perdida fue solucionada el día 2 de mayo en la mañana.

Varios vecinos hicimos reiterados llamados de reclamo sin resultado.

Dos amigos tuvieron la idea de comprobar en cuanto tiempo se llenaba un envase de 20 litros con la pérdida. Entre 23 a 25 segundos, que da aproximadamente una perdida de 345.000 litros hasta el momento de la solución.

Tratándose de dos hechos aislados, le pregunto al Epas y todos los implicados, ¿ que derecho le asiste a AySAM para aplicar multas?

Bien, siempre que hago una critica siento la obligación de sugerir soluciones:

1ª Dar el ejemplo práctico por parte de Aguas Mendocinas

2ª Asumir que para obtener ganancias primero hay que invertir.

3º Colocar medidores comenzando por las playas de estacionamiento de automotores, y los Country, y seguidamente en todos los domicilios.

No es válido el argumento que en Mendoza los medidores no dan resultado porque el agua es " dura ".

En ciudades como Realicó, Azul, Olavarría y otras, los medidores no acusan problemas trabajando con agua mucho más "dura " que en Mendoza.

Dado que todos estamos expuestos a multas, tenemos el derecho de exigir que en forma inmediata se haga una inspección en las playas de estacionamiento, porque en la mayoría, en los baños hay perdidas importantes de agua los 365 días del año.

Que se eviten tramites burocráticos para la colocación de medidores porque con el comienzo del verano se cambia el agua de las piletas de plástico una vez por semana.

Para la redacción de esta nota he contado con la colaboración desinteresada de personal de la planta potabilizadora, de tomeros, de personal de Irrigación, incluido un exsuperintendente que no es de la década del noventa que menciono. 

Opiniones (0)
15 de julio de 2018 | 17:27
1
ERROR
15 de julio de 2018 | 17:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"