opinión

Sin reelección, igual nos convertimos en "Catamarca"

Sin caudillo, hubo caudillismo. Si no, ¿cómo se explica el estado de situación en el que cayó la provincia? Vamos a contramano del mundo.

"¿Habría New Deal en Estados Unidos si Franklin Delano Roosevelt no hubiera podido reelegirse? La reelección de un gobernante no es mala en sí misma y en ocasiones, es necesaria". Palabras más, palabras menos, la cita le pertenece al profesor de la UNCuyo Jorge Hidalgo, fallecido recientemente. Lo que ocurre es que, en Mendoza, esa idea es inaplicable. A ciegas, se ha puesto a la provincia como ejemplo de institucionalidad porque el gobernador se tiene que ir sí o sí después de haber gobernado cuatro años, sin importar si lo hizo bien o mal.

El conservadorismo mendocino implica cierta hipocresía. Se defiende la Constitución -tan antigua que ya enterró a todos los que nacieron con ella- porque evita el surgimiento de caudillos, pero el mendocino mira a la derecha y se deshace en elogios para la San Luis de los Rodríguez Saá, y levanta la mirada y no comprende cómo cambió San Juan desde que José Luis Gioja se hizo cargo de una provincia que atravesaba una crisis peor que la de Mendoza. ¿No podemos llegar a un punto intermedio?

Sin mencionar las contradicciones que surgieron de esta Constitución, como la reelección indefinida de legisladores, intendentes y concejales, se le ha puesto un freno a la reforma sólo para evitar gobernadores de ocho años. En su momento, fue el radicalismo el que con argumentos poco claros lo rechazó y, ahora, el peronismo. Implícitamente, ambos coinciden en algo: se trata del punto más importante de un eventual proyecto de reforma.

Mientras se quería evitar ser "Catamarca", lo fuimos: el Estado se volvió una bolsa de empleo para punteros políticos, la política se respaldó sobre ellos para decidir su futuro y las empresas dependieron más de lo que el político de turno decidiera que tenía que hacerse. Sin caudillo, la política se volvió caudillesca; y si bien el gobernador no pudo reelegirse, no tuvo la misma restricción el aparato partidario que se ocultó detrás de las figuras de Celso Jaque y Francisco Pérez.

Casualidad o causalidad, hay sólo dos provincias "grandes" que no han aportado presidentes al país, justamente las dos en las que no está permitida la reelección del gobernador: Mendoza y Santa Fe. La mayoría de los jefes de Estado surgió de Ciudad y Provincia de Buenos Aires, Córdoba y Tucumán. Quizás, haya una explicación: ¿puede un gobernador mendocino posicionarse como una alternativa presidencial en apenas cuatro años? Carlos Menem y Néstor Kirchner se sentaron en el Sillón de Rivadavia después de gobernar dos y tres mandatos en La Rioja y Santa Cruz, respectivamente.

Nuestro pequeño orgullo del pasado de que no exista la reelección del gobernador es tan absurdo e hipócrita como que eso no impidió que en los municipios se montaran verdaderos aparatos de caudillismo, sin que nadie hiciera nada para desmontarlos. Y a juzgar por los resultados, Mendoza ya no es el faro para el país que se soñó cuando sorprendía por su impulso dentro y fuera de Argentina.

Opiniones (31)
24 de junio de 2018 | 08:22
32
ERROR
24 de junio de 2018 | 08:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Operetas para justificarle la reelección a Cornejo. DIGO NOOO, ni Cornejo ni nadie !!
    31
  2. No se trata de quien gobierna o sus ambiciones se trata de plazos de ejecucion de proyectos que realmente generen valor, 4 años en muy poco para que un emprendimiento madure,, alguien debe establecer estabilidad en las variables y homogeneidad. quizás la duración del mandato debería ser de 6 años??? o mejor aun que sea de 8 años con un plebiscito a los 4 años donde si la ciudadanía considera oportuno lo pueda remover de funciones... a no esperen estoy hablando de reeleccion, no perdon rechacemos todo lisa y llanamente lo que sea reelegible aunque sea autodestructivo dado que esas son las instrucciones recibidas. miopías del ex FPD
    30
  3. JCGLSL: de verdad...IMPECABLE. A esa visión sobre Mendoza, me refiería cuando dije HIPOCRECIA Mendocina. En lo demás, me equivoque cuando opine antes y Ud. me ha dado catedra. Gracias.
    29
  4. El problema, no es la constitución, en absoluto, y es determinante que se entienda que no debe haber reelección, en ningún cargo político. El asunto es, que estamos en una transición, ya sea a nivel provincial, como nacional. No existe el partido Cornejista, ni el partido Macrista. Éstos, son sólo fusibles que nos permitieron salir de la debacle de corrupción y populismo improductivo en la que nos encontrábamos, nada más. Ya pasó más de un año y no se avizora nadie con capacidad concreta de administrar y ejecutar con habilidad la provincia, de eso, ya no hay duda. Puede haber algún legislador que haya hecho algo bueno, pero nadie que destaque, para a esta altura estar pensando en candidatos a gobernador y mucho menos, a que éste nos gobierne por cuatro años más.- ¡Por favor! ¡No tiene la capacidad, eso ya lo esta demostrando! Como perfil personal, es evidente que es de las personas que comienza algo, con o sin convicción, pero sin duda alguna pierde el interés y respeto por su propia decisión y nada lo concluye definitivamente con corte de cintas inaugurales de verdad, (no anticipados) y que la obra no haya concluido. No está a la altura de lo que la provincia tiene, rica en varios aspectos y puedan ser aprovechados, como se merece. Es más, como dato grotesco o patético, lo tenemos a él balbuceando sobre minería, porque no tiene lo que se debe tener, para determinar si se explotará la minería en Mza. o no; y por otro lado, sin que nadie la invite, ya que nadie la conocía, porque nadie la votó para ningún cargo, tenemos a la esposa de éste, contra la minería como vocera extraoficial. Yo al principio, lo pensé inteligente y que la usaba eventualmente para elucubrar ante la sociedad toda y así, con dos relatos, sacar ventaja y saber qué decisión tomar respecto de la minería. Y a decir verdad, me equivoqué y lo medí con un techo más alto que el real. Y en firme decidido, pelear por el sí o el no a la minería. Pero en realidad, lo único que ha demostrado, es que no puede tener a esa mujer en su lugar de esposa y primera dama, con la boca cerrada cuando es necesario. Tampoco lo puede hacer con su vice, ya que en Santa Rosa, ella le pateó el tablero y de casualidad, un pueblo peronista hasta los huesos (excepto tres o cuatro gansos que quedan), cansado dejó que ganara una no peronista. En definitiva, un tipo que no puede hacer que su mujer no se meta donde no la votaron, ni a su vice (que se la puso de prepo Cobos), nos ha demostrado que con cuatro años, nos sobra con él.- Éste, me recuerda a Cobos cuando dijo que cuando tenía dudas, le consultaba a su hija adolescente.- De éstos, usted notero ¿quiere sacar un presidente? No necesitamos presidentes mendocinos, necesitamos mendocinos y no jujeños (Paco Pérez), cordobeses (del Caño) , o santafecinos (José Bordón) gobernando y legislando a Mza. Necesitamos mendocinos capaces, que sepan administrar sin generar conflicto y atraer inversiones; y exportar todo lo que la provincia produzca.- Dejen la constitución en paz, que no tiene la culpa de los mendocinos que votan incapaces y corruptos, por obvia conveniencia personal.-
    28
  5. Como tiemblan los peronchos con estas notas y opiniones. Miedo, no vuelven más
    27
  6. Ya andate, estás dejando una deuda impagable.asi cualquiera gobierno. Hasta mis nietos van a tener deuda. QUIERO VOLVER A ESTA PEORRR
    26
  7. muy buneo su comentario jcglsl. No obstante, no importa si es una provincia de caudillos o no, sino de "feudos", que sí lo somos. Para muestra tenemos al ex ministro del mismo nombre del Tunuyán Histórico, cuyo testaferro es el chico dueño del Bº privado del oeste(colindante con la UNC), almuerzos en la casa de este joven donde se pergeña la política menduca.., y el resto obecede sin chistar, no importa del color político que sea... A tanto llega esto que incluso "forma jóvenes " en su universidad.... imagínense que sale de ahí.....nuestros nuevos dirigentes...¿las re-elecciones? ah.., sí...: de concejales para arriba no deberían hacerse bajo ninguna causa. Al no haber política de Estado (esta se dá en las reuniones previamente citadas) entre los colores políticos, el que sube se encarga de cachetear al que estaba, endilgandole todo tipo de desaciertos para cubirse de lso errores propios...., y los legisladores dan lástima. Entre nos: ¿alguna vez Mendoza dió a alguién que sirviera a la política nacional?
    25
  8. Yo no envidio a San Luis, pregunten si hay prensa independiente, o si se les puede decir a los Rodríguez Saa que no en algo, además de lo que se quedan de los impuestos. En cuanto a San Juan, pregúntenles a los de Jachal que tal el agua que toman gracias a Gioja, y dentro de poco no van a necesitar gobernador, porque se van a morir todos. Cuando la gente de Mendoza quiera, pedirá sola la reelección. Te digo, Montiveros, no veo el acierto que tuvimos conque los Kirchner o Menem llegaran a la presidencia. Hoy lo estamos pagando. Tampoco ha sido electo nunca presidente un gobernador de la provincia de Buenos Aires.
    24
  9. nota pedorra. la pago cornejo, es evidente. ya tenemos reeleccion en los municipios, y asi estamos MAIPU., SAN RAFAEL, JUNIN, etc
    23
  10. NO A LA REELECCIÓN. Si un gobierno es muy bueno, tendrá quien siga sus planes y su orientación sin necesidad de que sea personalista la sucesión. Una duda ¿cómo cambió San Juan con Gioja y la Barrick de cogobierno? Siguen teniendo los mayores índices de pobreza y además cianura hasta en la sopa. ¿Y San Luis? Un señorío feudal sin democracia ni libertades públicas que aumenta los sueldos, porque "espera que la Nación lo ayude". ¿El autor de la nota piensa en lo que escribe?
    22