opinión

Cornejo: La ley y el orden

El gobernador dio un discurso contundente en el que se adjudicó la tarea de ordenar la provincia. Para ello, sigue metiendo mano a nuevas leyes.

Cornejo: La ley y el orden

 "Un gobierno de transición". Así definió a su gestión Alfredo Cornejo, quien asegura haber llegado a Casa de Gobierno para encabezar "la revolución de lo sencillo". En otras palabras, la meta del gobernador para sus cuatro años de mandato es devolverle el orden a una provincia con valores trastocados y cuentas que no terminan de cerrar.

Cornejo afirma haber encontrado una biblioteca revuelta y se arroga a si mismo la tarea de volver a ubicar cada ejemplar en el lugar que corresponde. Una suerte de organizador destinado a dejar todo listo para que su sucesor pueda darle impulso a una Mendoza fortalecida y lista para cosechar los frutos tras años de siembra.

Para explicar el desorden, Cornejo volvió a recurrir a un lugar común: "la herencia recibida". Al igual que en 2016, el mandatario se quejó de las condiciones en las que encontró la provincia al asumir como gobernador y aseguró que para salir de esta situación no sólo es necesario el esfuerzo del gobierno, sino también de la ciudadanía, la oposición y el Poder Judicial. 

Juntos podrán darle orden a la provincia. Justamente, la palabra "orden" fue una de las más utilizadas por el mandatario este 1 de Mayo. En total, la pronunció 17 veces a lo largo de su discurso. 

"Sobre todo orden fiscal, ya que sin un esquema fiscal adecuado es imposible gobernar con éxito. Pero también de un firme orden en materia política para terminar con la demagogia y cambiar los espejismos dañinos del populismo por la verdad", aseveró Cornejo en un claro mensaje a la oposición.

 Pero el tirón de orejas del autonombrado guardián del orden también alcanzó a los ciudadanos, a los cuales les reclamó que hagan su aporte para una Mendoza mejor. "Si bien la buena administración es una responsabilidad indelegable que le toca principalmente al gobierno, también tiene su dimensión desde el deber y el compromiso ciudadano. Quiero decir, sin vueltas, que la legítima exigencia al gobierno de ser un 'buen administrador' requiere paralelamente de una cultura ciudadana de compromiso y colaboración con esa buena administración", sentenció.

Sin embargo, Cornejo puso especial énfasis en el labor de la Justicia y advirtió que "es clave el papel que juegan cada uno de los magistrados"  y señaló que "la sociedad en su conjunto espera su compromiso de alta profesionalidad, para que estas herramientas nuevas del derecho funcionen bien y produzcan un salto de calidad en la vida de los mendocinos".

Sin lugar a dudas, para el jefe del Ejecutivo la ley es el único camino para corregir el rumbo. Allí apuesta su capital político, convencido de que modificando la legislación vigente, creando nuevas normas y ratificando en la Justicia decretos como el del ítem aula podrá devolver el orden a la Mendoza que le toca gobernar.

Este lunes el gobernador prometió una provincia con transporte urbano de calidad, con delincuentes presos, sin alumnos ausentes y con maestros en las aulas. Una Mendoza fuerte en energías renovables, con industria pujante y un Estado inteligente capaz de controlar al sector privado. La interrogante es cuándo esas promesas dejarán de serlo para convertirse en realidad. Hasta que eso ocurra, seguirán siendo ejemplos de la "demagogia y espejismos dañinos del populismo" que el propio Cornejo se empeña en criticar.

Opiniones (2)
15 de julio de 2018 | 17:27
3
ERROR
15 de julio de 2018 | 17:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Recomiendo vean Enmienda XIII en Netflix y comprenderán que implica el mensaje "Ley y Orden"
    2
  2. increíble. otra vez tildo "BRONCA", y sigue en 0 %. NADIE CONTROLA ESTAS COSAS??? QUÉ BRONCA ME DAN MUCHACHOS......
    1