opinión

¿Coimas, inoperancia o ambas?

¿Coimas, inoperancia o ambas?

 Resulta incomprensible y mucho menos imperdonable, que la tragedia de Cromañón, ocurrida en 2004, y otras no tan graves, que han provocado muertes y una cantidad indefinida de lesionados entre los cuales, muchos han quedado con discapacidad de distinta gravedad por el resto de su vida, no haya servido para que las autoridades ¿competentes? tomen las medidas necesarias para evitarlas.

En las presentaciones del Indio Solari, hay suficientes precedentes, que nadie ha tenido en cuenta para tomar las medidas necesarias que podría haber evitado sumar una tragedia más.

La recaudación en este tipo de espectáculos, son tan abundantes, que permiten pagar muertes y discapacidad, y aún así, contar con un activo importante.

Me resisto a creer que en 13 años, no se haya encontrado una solución para evitar tragedias ocasionadas por displicencias de una o más personas.

Más bien me inclino a pensar que en el reparto del activo intervienen personas de "PESO ", para evitar que la solución vea la luz.

Consecuentemente, sobran fundamentos para pensar que en el sistema de seguridad, en algunos casos, existe inseguridad.

A pesar de las diferencias políticas, de cultos, futbolísticas, de aciertos y desaciertos, somos un pueblo normal, donde no deberían ocurrir tragedias que no se pueden calificar de accidentes o desastre natural.

¿Por qué ocurren? ¡Por el título de la nota, la fragilidad del Código Penal, y porque nadie se anima a ponerle cascabel al gato!

Ningún gobierno anterior, el actual y el pueblo, podemos aspirar a un país mejor, porque prácticamente todos, estamos recorriendo un camino equivocado.

Para no caer en la famosa frase "de afuera todo se ve fácil" voy aportar sugerencias, que aunque no sean una solución de fondo, pueden ser de utilidad.

Retrocedo varios años, para recordar que en la cancha de River hubo 300 victimas fatales, porque había un solo portón de salida, con la gravedad que abría hacia adentro.

Todo local o estadio cerrado de máxima concurrencia, debe tener suficientes salidas de emergencia que abran hacia afuera, y que no estén cerradas con candados o algo similar.

Pueden cerrarse con pasadores, manteniendo una guardia permanente durante la duración del espectáculo, que pueda abrirlas con facilidad. La empresa organizadora, deberá contar y pagar la cantidad de policías suficientes que controlen las puertas desde el exterior, y disuadir a las personas que pretendan entrar .

Las autoridades deben disponer y verificar antes del comienzo del espectáculo, la cantidad de entradas a vender, de acuerdo a la capacidad real del local, que deberá disponer suficientes cámaras que funcionen, para localizar y neutralizar pequeños grupos de insurgentes, antes que se vuelvan incontrolables.

Si estas y otras medidas de seguridad se cumplen con seriedad y personal capacitado, se obtienen dos resultados.

Altamente positivo: se evitan desmanes que pueden derivar en tragedia.

La empresa organizadora, representantes y allegados, verían disminuidas sus ganancias.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 19:39
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 19:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"