opinión

Soñar con una vida justa e igualitaria

Soñar con una vida justa e igualitaria

En el Día Internacional de la Mujer como senador provincial hago extensivo mi saludo a todas las mujeres de la Provincia, agradeciendo el aporte incondicional que hacen a nuestras vidas en cada uno de los roles que ocupan.

A las pequeñas y jóvenes generaciones por ser una promesa para nuestra Mendoza, a nuestras adolescentes, que con sus sueños y su preparación educativa se encuentran planificando un lugar mejor, a las adultas que como jefas, como líderes, formadoras, madres, hermanas, esposas nos transmiten fe, esperanza, valores, sueños, acompañando nuestros días, nuestros fracasos como logros y a ellas, a nuestras abuelas por ser el pilar de nuestra historia personal como la de todas y cada una de nuestras generaciones.

Es oportuno destacar la importancia de que nuestras mujeres se encuentren respaldadas, protegidas en un sistema en el que, la fuerza pretende acallar las almas y la vida de ellas, de la necesidad de poner el corazón y nuestro empeño para lograr un avance en la materia. Es necesario que busquemos como ciudadanos, construir un mundo distinto con pequeños ejemplos que permitan demostrarle a las pequeñas niñas y futuras mujeres, que es posible un mundo sin violencia; que es posible transitar por nuestras calles con seguridad, que van a encontrar respeto caminen por donde caminen para lograr sus sueños sin que ningún ser les robe las ilusiones.

Invito a todas las mujeres, pequeñas, jóvenes y adultas, a soñar con una vida justa e igualitaria y a luchar por ese sueño. Para eso me pongo a vuestra disposición, desde mi humilde lugar, para juntos construir esa igualdad de oportunidades,de género como en todos los aspectos de la vida.

Comprometido la causa y convencido de que juntos podremos tener un futuro mejor, me despido con un afectuoso saludo en este día tan especial.

Opiniones (2)
16 de julio de 2018 | 19:10
3
ERROR
16 de julio de 2018 | 19:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Cínico, hipócrita, este es uno de los que salvó a Sidoto. Que turro hay que ser!!!
    2
  2. Don Barcudi no todos tienen la suerte tuya y de tu esposa de vivir del Estado hace años al cual aportamos todos los ciudadanos pero unos pocos se dan el lujo de una vida " justa e igualitaria". Lo tuyo no es un sueño es real.
    1