opinión

La estrategia mediática del desprestigio sistemático

La estrategia mediática del desprestigio sistemático

 En este último mes del año hemos visto en Mendoza cómo se desarrollaron diferentes conflictos laborales que tienen un mismo origen: la política del ajuste y el recorte como única receta posible desplegada tanto por el gobierno provincial como nacional.

Existen por lo menos tres casos emblemáticos: los docentes de las escuelas artísticas, los investigadores del CONICET y los trabajadores y trabajadoras de la Empresa Provincial de Transporte (EPTM).

En el primer caso el reclamo de los trabajadores de la educación se centró en el rechazo a la resolución 2958 de la DGE que establecía un límite a las continuidades de las suplencias para el 2017, lo que implicaba la desocupación inmediata para cientos de docentes. En el caso del CONICET, los investigadores denunciaron, como lo vienen haciendo desde hace algunos meses, el recorte presupuestario, que afecta fuentes laborales y el financiamiento para las investigaciones científicas. Por último, el proyecto del ejecutivo provincial para privatizar la EPTM, que de aprobarse el día martes, generaría despidos y precarización laboral, ya que afecta directamente la estabilidad de la cual goza el empleado público, medida que se opone claramente al artículo 14 bis de nuestra Constitución Nacional.

Cada uno de estos reclamos, con distintos grados de organización y con diferentes estrategias para luchar contra las medidas de ajuste, despidos y privatización, han tenido respuestas diversas por parte de las autoridades o todavía no la tienen. No es objeto de esta lectura ahondar en tal aspecto. Lo que nos interesa destacar es la estrategia de desprestigio desplegada por el relato oficialista y desde los medios dominantes que, en el caso de Mendoza, monopolizan la comunicación y cuentan con un poder de fuego difícil de contrarrestar.

El primer paso de esta estrategia es claro: invisibilizar los reclamos. No cubrirlos e ignorarlos. Cuando surgieron cada uno de estos conflictos, las grandes empresas de comunicación de la provincia consideraron que no tenían ningún tipo de sustancia para formar parte de la agenda mediática, sin tomar en cuenta que las escuelas artísticas tienen una incidencia fundamental en los festejos vendimiales y en la vida de las comunidades más humildes de nuestra provincia; que las investigaciones desarrolladas en el CONICET influyen en diversas áreas del conocimiento; o que la Empresa Provincial de Transporte es un ícono en términos de servicio público para todos los mendocinos y mendocinas, no sólo por fijar un precio de referencia para las empresas privadas, regulando de ésta manera el precio del boleto, sino también por la gratuidad del pasaje para nuestros jubilados y la no contaminación de los medios de transporte que la componen, como el metrotranvía y el trolebus, a lo que se suma el aspecto relacionado con la reivindicación de género, ya que un alto número de choferes que componen la empresa son mujeres. Todo estos aspectos de fundamental interés para la ciudadanía mendocina (la preocupación por el desempleo, el aumento del boleto, la igualdad de género, la calidad educativa, etc.) no constituyen algo importante para los medios de comunicación más grandes de Mendoza.

Cuando los conflictos toman una dimensión que hace imposible ocultarlos o negarlos se produce la segunda etapa de la estrategia mediática dominante, en este caso, acompañada por el relato del gobierno: desprestigiar a los voceros de los reclamos y desprestigiar al reclamo en sí mismo.

En un primer momento instalan la supuesta ineficiencia, inutilidad o intrascendencia de lo que se reclama: comienzan campañas de desprestigio hacia los docentes, afirmando de manera sistemática y sin ningún argumento que lo sustente, que no están profesionalizados, que no cuentan con las capacidades necesarias. Desprestigian a los investigadores del CONICET acusándolos de no desarrollar proyectos científicos que tengan utilidad social (eufemismo que quiere decir que no tiene utilidad para el mercado, ya que en definitiva éstos grandes medios son la expresión de los intereses del mercado). Entonces nos encontramos con opinólogos que definen lo que es ciencia y lo que no lo es. Finalmente desprestigian a los trabajadores y trabajadoras de la EPTM asegurando que el sostenimiento de la empresa es imposible (nuevamente sin mostrar un solo número ni un sólo argumento sólido que avale tal posición) y esgrimiendo que es imperioso reducir el personal ya que existe un número exorbitante de empleados por cada unidad en circulación. Lo que distorsiona maliciosamente ese argumento gubernamental y mediático es que la solución no es privatizar y despedir, sino, contrariamente, invertir en mayor cantidad de unidades para brindar un mejor servicio, por dar solo un ejemplo.

En éstos días intensos estamos observando el salvajismo del discurso mediático dominante que pretende perseguir, desprestigiar y sacar de la escena a todos aquellos que se opongan a las medidas de despidos, ajuste, recorte y privatización. Es importante preguntarse por qué los medios locales con mayor audiencia dedican más de la mitad de su noticiero central a reprobar la conducta de los trabajadores y trabajadoras que defienden sus puestos de trabajo o de los legisladores y legisladoras que votaron en contra del proyecto oficial, y no dicen una sola palabra sobre lo que establece el proyecto. Simplemente lo hacen porque, como dijimos anteriormente, son empresas que representan intereses económicos de sectores sociales privilegiados y minoritarios de nuestra Provincia. Y ese es el posicionamiento ideológico que se expresa, por medio de los voceros de turno, cuando descalifican a quienes defienden no solo sus puestos de trabajo, sino el patrimonio de todos los ciudadanos y ciudadanas.

La unidad de cada una de estas reivindicaciones mencionadas ha marcado un camino. En algunos casos se ha logrado frenar momentáneamente el ajuste. En otros el panorama es incierto. Lo que queda claro es la estrategia de los defensores del ajuste para que cada uno de estos reclamos pierdan intensidad y se diluyan. Es decir, instalar cotidianamente la idea de que el docente es vago, el estudiante un chanta, el trabajador un ñoqui, lo público ineficiente y la política corrupta. Por lo tanto la única salida es la individual, es la desconfianza y la sumisión. Si dejamos que, en la disputa cultural, ese discurso avance e incluso se instale en las personas perjudicadas por las consecuencias de tal discurso, habremos perdido mucho. La organización, el discurso contracultural, lo colectivo y la política, son las herramientas con las que contamos para seguir dando pelea.

*Secretario de Desarrollo Territorial Partido Nuevo Encuentro Mendoza

Opiniones (9)
22 de abril de 2018 | 01:02
10
ERROR
22 de abril de 2018 | 01:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Este aprendió que mintiendo...algo queda!!!! Para yolita, que come vidrio.....pero los demás no. Se sabe el relato de memoria, este aprendiz de monto, pero que se prepare si es becario, porque si zafó ahora, le dura hasta el 31-12-2017.-
    9
  2. Yo no pago impuestos para que el conicet investigue la cumbia... vayan a laburar, punto.
    8
  3. Es verdad lo que dice. Se nota que no es de la Campora, puede pensar y escribir, y no arregla por abajo lo que cacarea por arriba, ni arregla con intendentes que son más impresentables que Drácula para mantener sus puestitos. Porque el único mérito que tienen es que los eligieron a dedazo. Ya se les va a terminar... ....
    7
  4. Es excelente la nota, plantea una reflexión política de alto vuelo y contenido intelectual. Necesitamos jóvenes pensantes como este pibe, que sean los nuevo líderes que la sociedad mendocina necesita. Esto demuestra que ante el silencio cómplice de los gobernantes, los pibes se dan cuenta y no caen en la trampa de los medios.
    6
  5. Meridianamente claro ...
    5
  6. Alcon77 seguimos con el discurso de opiniones diseccionadas, acá los únicos que están direccionados y directamente hacia el abismo son ustedes al igual que el pibe que publico la nota, igual tienen tiempo de cambiar y darse cuenta de los tiempos que corren, la historia Argentina ya dejo que claro que SON FRACASADOS. Tikitiki si para vos mi pensamiento es del 25 me haces sentir sumamente orgulloso, una época brillante en la cual personas como ustedes no tenían la mínima cabida en la vida política, por algo la Argentina fue potencia. Lástima que se los dejo salir del corral e hicieron desastres
    4
  7. No importa de que partido seas German, hacen falta hacen mas falta voces elocuentes, valientes,contundentes y valientes para que digan lo que decis , hay que denunciar públicamente lo que esta sucediendo y que los medios no publican, esto hace que la opinión publica este direccionada, acotada,esto hace que surjan opiniones como las de maximiliano25.
    3
  8. Bien Pibe, tal cual... maximiliano25 es del 25...
    2
  9. "Es decir, instalar cotidianamente la idea de que el docente es vago, el estudiante un chanta, el trabajador un ñoqui, lo público ineficiente y la política corrupta" no hace falta instalar nada años y años de realidad, le han demostrado a gran parte de la sociedad que son afirmaciones concretas, salvo honradas excepciones es así. Lo publico no sirve para un carajo, la política es el empleado publico un vago e ineficiente, los estudiantes que decir a las pruebas hay que remitirse, los egresados hoy en día no le llegan a los talones a los egresados en los años 70/60/50
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec