De La Rúa avisó en Mendoza: las señales de un presidente en decadencia

Fernando De La Rúa estuvo en Mendoza 10 días antes de renunciar. La gente había repudiado a la política en las elecciones y el PJ preparó el terreno imponiendo un "vice" peronista.

De La Rúa avisó en Mendoza: las señales de un presidente en decadencia

 El 10 de diciembre del 2001 Fernando De La Rúa vino a Mendoza a festejar. No había muchos motivos. El gobierno no le encontraba salida a la crisis social y política; las elecciones habían marcado un récord negativo de participación y el PJ había minado el terreno político para hacer tropezar al Presidente (nombraron "vicepresidente" a Ramón Puerta, de ese partido). La excusa de la visita era la inauguración de la represa Potrerillos, un hito fuera de contexto para la época.

A pesar de todo, De La Rúa caminaba pausado y con la apariencia de no comprender lo que se vivía. Para él, todo se iba a solucionar. De La Rúa visitó Mendoza 10 días antes de renunciar. Quienes estuvieron en esa visita presidencial quedaron con una sensación amarga. Acababa de pedirle más ajuste a las provincias, por orden de Domingo Cavallo, el padre de la medida económica que fue  el principio del fin: el corralito.

La caída se precipitó. La restricción para extraer dinero de los bancos (250 pesos primero y 300 después) había generado  caos en las calles. Colas de varias cuadras en los bancos para poder conseguir algo de plata y la tensión fue en aumento. De La Rúa se quedó sin ningún respaldo político de su partido y el PJ vio sangre: aceleró el proceso para volver al poder.

En Mendoza aparecieron las primeras señales. En Casa Rosada tenían un ejemplar del diario Los Andes donde estaba publicada la noticia de un intento de saqueo a un supermercado. Era un anticipo de lo que venía. Aumentó la tensión social y hubo enfrentamientos entre la policía y las personas que reclamaban alimentos. En el barrio San Martín de Capital, en calle Independencia de Las Heras, en Maipú, en Guaymallén y así en toda la provincia. Hubo negociaciones para que los comerciantes entregaran mercadería y evitar desbordes. El Gobierno "organizó" la entrega de esa ayuda y así se evitaron en la Provincia hechos más graves.

Renuncia de la rúa 1

El 19 y 20 de diciembre las calles del Microcentro de Mendoza vivieron el pánico. Se había declarado el estado de sitio y no había autoridad nacional con legitimidad. Las imágenes que llegaban desde Buenos Aires con una Plaza de Mayo como escenario de la represión generaron estupor. Hubo cacerolazos previos, pero de menor magnitud que en Capital.

De La Rúa presentó su renuncia luego de haber intentado hacer un llamado a la "unidad nacional" y con decenas de muertes sobre los hombros. El helicóptero que lo fue a buscar "flotó" a pocos centímetros del techo de Casa Rosada. No podía apoyarse porque había riesgo de derrumbe del edificio, algo que ya había ocurrido con el Gobierno. 

Opiniones (3)
19 de agosto de 2018 | 09:04
4
ERROR
19 de agosto de 2018 | 09:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. cocobasile, el radicalismo no es solo De la Rúa. Empecemos a contar los de ustedes: Isabel, Lopez Rega, Firmenich, Menem, Dromi, Bauzá, Lafalla, Gabrielli, Jaque, De Vido, Lopez, Kicillof, Bonafini, la bipolar, sus hijos, Insfrán, Capìtanich, Jaime,...........¿sigo?
    3
  2. Creo recordar que De la Rua fue llevado desde el aeropuerto hasta Potrerillos directamente en helicoptero para no tener que cuzar la ciudad y sufrir la repulsa publica o por seguridad. Quizas lo estaban acostumbrando a lo que se venia .
    2
  3. el radicalismo, en una alianza igualita a la que esta ahora
    1