Deportes
En foco

La tecnología llegó al fútbol y explotó todo

El árbitro húngaro Viktor Kassai se respaldó en el video ref para cobrar el penal a favor del Kashima ante Atlético Nacional.

 El momento llegó. La tecnología arribó al fútbol  y tuvo su primer debut en el partido de semifinales del Mundial de Clubes entre Atlético Nacional y el  Kashima Antlers. 

 En el minuto 27 de la primera parte, en un tiro libre para el conjunto japonés, un jugador fue derribado dentro del área. Sin embargo, el partido continuó con total normalidad, hasta que la pelota se fue del campo de juego y allí el juez húngaro Viktor Kassai (advertido por un árbitro que trabaja en la sala de video) corrió hacia un costado para del campo de juego para revisar la jugada. Tardó varios minutos en aplicar la sanción y eso generó bronca. 

Sin embargo, pese a que sí era correcta la interpretación de que Orlando Berrío derribó en el área a Daigo Nishi, el árbitro y sus asistentes no tuvieron en cuenta que el japonés estaba, al parecer, en offside. 

Posiciones adelantada

 


El dato: solo se pueden definir a través del Video Assistant Referee los goles, jugadas en el área, las tarjetas y las que tienen que ver con la identidad de los jugadores para evitar que haya errores. 

Es decir, la polémica jugada de posición adelantada queda afuera del sistema tecnológico.  El árbitro húngaro no consideró que hubiese off side del japonés conforme a la nueva regla de la FIFA.

Video ref

Explotó la bomba: la polémica no tardó en apoderarse de todos y la llegada de la tecnológica parece traer más controversia al juego, al juego que se pierde. 

El juego se desnaturalizó.


Luego, la FIFA brindó un comunicado  en relación a la polémica desatada sobre la posición adelantada: 

La tecnología de las repeticiones de vídeo se ha usado en la concesión de un penal a favor del Kashima Antlers japonés durante su victoria en las semifinales de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2016 sobre el campeón de Sudamérica, el Atlético Nacional, en Osaka (Japón).

Cumplida la primera media hora de juego, y tras recibir información del árbitro asistente de vídeo (AAV) Danny Makkelie sobre un incidente pasado por alto, el árbitro Viktor Kassai efectúo la "señal de televisión", para indicar que procedía a llevar a cabo una revisión sobre el terreno de juego de las secuencias, reproducidas en el monitor situado junto al campo.

Antes, el árbitro asistente había aplicado correctamente la técnica de esperar hasta ver cómo terminaba la jugada con respecto a la posible posición de fuera de juego del jugador objeto de la infracción. 

El fuera de juego nunca se había producido porque el jugador no había estado nunca en disposición de disputarle el balón al rival.

Por consiguiente, el árbitro húngaro señaló el punto penal, al juzgar por la repetición que Orlando Berrio, del Atlético, había derribado a Daigo Nishi en el interior del área. Shoma Doi transformó el lanzamiento resultante y el club local terminó por ganar el encuentro por 3-0.

¿El sistema debería cambiar para que entre la ley de off side? ¿El jugador japonés, sino estaba en posición adelantada, tomó ventaja aunque no toque el balón? Dudas que deben ser resultas de inmediato. 

Aquí está, ya comenzó. La tecnología llegó al fútbol, explotó todo y su inicio no fue el mejor de todos. El camino para llegar al "juego limpio" parece muy sucio. 


Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 11:22
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 11:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"