En foco

Clientelismo: agonizando la boleta sábana, ¿qué queda?

Los "líderes del cambio" tienen tarea por hacer: erradicar las prácticas clientelares y concentrarse en formar cuadros de gestión pública.

Clientelismo: agonizando la boleta sábana, ¿qué queda?

Santa Rosa es el pequeño test electoral que sirve de laboratorio político para Mendoza. La aplicación del voto electrónico representó un avance notorio para terminar con la falta de boletas en el cuarto oscuro, las prácticas clientelares del día del comicio y hasta el acostumbrado billete junto al voto que muchos partidos han repartido en cada elección. Puede decirse que si bien no es la panacea, es un paso hacia adelante que hay que dar.

Sin embargo, las campañas proselitistas no han cambiado. El caso de Santa Rosa lo deja bien en claro, pero también otros. Los votos de los vecinos no pretendieron ser captados solo con el grado de conocimiento, idoneidad y honestidad de los aspirantes a la intendencia, sino con "espejitos de colores". La realización de sorteos y bingos no tienen nada que ver con la campaña proselitista y fueron mezclados a propósito.

MDZ consultó a las máximas autoridades del Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza sobre la proliferación de bingos y la respuesta fue vaga: "Los bingos sociales se pueden hacer". Esto, porque más allá de la legislación electoral y el sentido común, hay normas específicas que cumplir.

Pero desconocían la ley específica del tema, la 7.139, que habilita la realización de bingos solamente a las siguientes entidades /en su artículo 18):

"Las asociaciones y fundaciones de bien publico y sin fines de lucro, las cooperadoras escolares, los centros de estudiantes, los colegios, escuelas y/o institutos de enseñanza, sean públicos o privados y los clubes deportivos, podrán organizar eventos de juego de bingo social, con autorización del instituto provincial de juegos y casinos, siempre y cuando se sujeten a los requisitos y condiciones que se expresan en los artículos siguientes y en las condiciones que al efecto establezca el organismo de aplicación".

Lo deja más en claro aun en lo sucesivo. Por ejemplo, el artículo 19 aclara quiénes no pueden organizar bingos:

"En ningún caso será autorizada la realización de un evento de juego de bingo social, a petición de personas físicas y/o jurídicas, no comprendidas en la enumeración contenida en el articulo anterior, como así tampoco cuando los premios a otorgar a los participantes, consistan en sumas de dinero, sea en moneda nacional o extranjera".

Pero si hay algo que queda claro es que siempre hay que pedir autorización. Podrá coincidirse en lo burocrático del trámite, pero está en la ley que dice, en su artículo 20:

"El pedido de autorización para llevar a cabo un evento de juego de bingo social, deberá formalizarse bajo los siguientes requisitos: a) mediante nota por escrito suscripta por el representante legal o encargado de la institución pertinente, debiendo acreditarse tal carácter; b) el pedido deberá formularse con una antelación no inferior a los diez (10) días hábiles a la realización del evento; c) deberá indicarse en la presentación el lugar y horario en los que se llevara a cabo el evento; d) deberá constar bajo declaración jurada el tipo de premios a otorgar a los participantes; e) deberá indicarse el destino que se dará a los fondos a recaudar". 

Los votantes de Santa Rosa no solo pugnaron en la campaña electoral por un intendente que no los estafe y que conduzca los destinos de la comuna en forma saludable. También buscaron "una bicicleta, una jarra eléctrica, un juego de sábanas o una caja de mercadería", por mencionar al más promocionado de los bingos, el organizado por el PRO en ese municipio en apoyo de su candidata Débora Quiroga.

Bingo

No fue este el único caso de construcción política mediante el uso de atractivos premios. Mientras muchos piensan que el verdadero cambio en la política tiene que venir con que el premio de la elección sea un gobierno honesto y transformador, persisten los que muestran a las reuniones políticas no como centros de discusión de ideas y proyectos, sino como la oportunidad para ganarse una moto, una licuadora o un pelapapas. Y apuntan a promoverse a sí mismos con ese tipo de "clientela" electoral también.

Un caso pudo haber sido el de los dirigentes radicales de Maipú, por ejemplo, que aún siendo custodios de la ley porque están al frente del Gobierno, realizaron un bingo a beneficio para el Día de la Madre e hicieron ostentación de ello en el perfil de Facebook de uno de los funcionarios más importantes para el gobernador Alfredo Cornejo, su subsecretario múltiple choice Néstor Majul: 

Profuso de imágenes, exhibe un bingo multitudinario realizado en su territorio político, Maipú, al que asistieron los propios popes de Cambia Mendoza, como Cornejo y Omar de Marchi.

De hecho, hubo sorteos como televisores, otros electrodomésticos y hasta una moto, por lo que puede verse en la difusión del evento:

moto bingo

La política está empezando a cambiar. Y la gran lucha ciudadana es contra el clientelismo, los métodos laterales de atracción y, por supuesto, por la conformación de partidos basados no solo en la posibilidad de "meter" gente a cualquiera de los tres poderes, sino ofrecer cuadros capacitados para llevar adelante el Estado.

En esto, todavía queda mucho camino por transitar a todos. A los que se dicen "líderes del cambio", también.

Opiniones (2)
20 de agosto de 2018 | 04:06
3
ERROR
20 de agosto de 2018 | 04:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Cuanta pobreza......!!!!!! No habrá llegado el momento de pedirles que se vayan...hasta del país....jajajajajaja. Bingos para recaudar fondos para ser más de lo mismo? Han pensado alguna vez en poner la cerebro en stand-by y de ahí rogarle al mismo que se les caiga una idea. En realidad, está claro que no debemos ser mucho mejores que lo que elegimos.....precisamente porque lo elegimos!!!! Pero, hace un tiempo que venga observando todas éstas novedades y realmente...pero realmente no tenemos solución. Hace 30 años que nos conformamos eligiendo al "menos peor", pero no al mejor (¡¡¡COMO DEBERÍA SER!!!) al verdaderamente virtuoso, al comprometido, al más capaz, etc., etc., etc......pero y siempre pero...nos encontramos con ésta cantidad de mediopelos devenidos en políticos carentes de criterio, ideas, inteligencia y entrega. He seguido con cierto interés el tema de Santa Rosa porque ha sido una puesta en escena de lo que puede venir ya que con lo que hay en la Nación, en menor escala en la provincia y lógicamente en ese departamento es un muestreo previo de lo que puede suceder.......pero, la guerra de las vanidades ha podido más que los candidatos propios nacidos de la voluntad pueblerina....los mayores han medido quien es más poderoso y quién es el que logró su anhelado galardón..... Pero muchachos un bingo popular para recaudar fondos y otro para que lo que creen propio no se vaya y viva bajo las leyes de su arbitrio y ambición, me parecen verdaderamente una burla para todos. Reflexionen, piensen en la gente, no en ustedes mismos que están carentes de ideas y esa pobreza intelectual se transforma en desidia para la gente que cada día descree más de toda la clase política. Qué pobreza.....que miseria.....que abuso.....que falta de respeto.....!!!!!!!
    2
  2. Una vergüenza. No entienden nada, se parecen a los K
    1