editorial

Diciembre caliente y populismo amarillo

El balance del último mes del año concentra señales inquietantes por dentro y por fuera del gobierno, y una reacción extraña de este último.

El calor no sólo se siente en el tiempo, sino que se torna tórrido en la política y se expande sobre el país entero. Diciembre, último mes del calendario, es mencionado con insistencia por actores políticos, sociales, económicos preanunciando tempestades y dificultades. Es el espacio para un ejercicio de memoria inquietante, que preocupa por el meneo irresponsable de algunos y el trabajo oculto y silencioso de otros.

Hay que observar, para entender mejor, todos los reagrupamientos concretados durante el año con persistencia y sin ningún pudor. Veamos.

1) CGT

Cuando el gobierno es peronista o kirchnerista hay dos o tres centrales obreras. Desde hace meses, con un gobierno no peronista, hay una CGT reunificada, que recibió sumas millonarias en reintegros de obras sociales, que ya hizo varios actos y movilizaciones contra el gobierno y donde se abrazan los Moyano (mala palabra para la expresidenta) con Caló, Barrionuevo, Martínez de la construcción y el radical mendocino, devenido kirchnerista, Sergio Palazzo. Otrora enemigos abiertos, hoy juntos, dispuestos, ocupados y preocupados por asuntos antes no objeto de atención.

2) Las CTA

 Le faltaban palabras a Pablo Micheli para definir y denostar a Hugo Yasky titular de la CTA oficialista durante los años kirchneristas. Esos tiempos quedaron atrás rápidamente. Sin reparo alguno y desmemoriados. Es hora de estar juntos y de olvidar las diferencias esenciales e imposibles de zanjar entre ellos. El poder, "por error del pueblo" está en manos de quién no corresponde. Perdieron los principios por los que se diferenciaban y no los avergüenza lo que en numerosas oportunidades expresaron e hicieron.

3) Gobernadores peronistas

La mayoría de ellos, desde ese lugar o en la posición pública que ocuparan durante el periodo kirchnerista, eran aplaudidores de dignidad menguada o expulsados del palacio por falta de sumisión completa. En este año, todos, sin exclusión alguna, recibieron numerosas partidas para obras públicas, auxilio financiero para cubrir agujeros inmensos creados por sus antecesores o ellos mismos y recibieron un trato lógico en democracia. Ante el proyecto de reforma al sistema electoral ,prefirieron resguardar el sistema feudal y clientelar que tan bien y durante tantos años han prohijado. Sus senadores nacionales abortaron con puntillosidad perfecta la posibilidad de mejora y transparencia en el proceso de elecciones. El interés del pueblo: esa es otra cuestión y de menor trascendencia. En Diputados ya funcionaron sus representantes de manera similar en relación a la modificación de ganancias. Veremos en el Senado.

4) Massa, Kicilof, Bossio, Solá, Camaño: esa es la línea frontal 

En la retaguardia Lavagna, Recalde, Todos, desde diferentes puestos y lugares, con permanencia oficialista la mayoría y opositores a los K luego de pertenecerles. Ahora mostraron una unidad perfecta y con alto grado de pragmatismo político e irresponsabilidad fiscal. Ya cometió un exceso de promesa el presidente al, sin conocer a fondo la situación económica financiera, asegurar la eliminación del impuesto a las ganancias sobre los sueldos. Algo estrictamente justo y que debe suceder. El problema es la grave crisis de las finanzas públicas. Agregar 80 mil millones de dólares a los egresos es un problema muy serio. Pero cuando se trata de "poder" para los dirigentes de la foto y sus adlateres ese es un inconveniente secundario. Populismo pragmático a la carta. Que le hace una mancha más al tigre.

5) Populismo e ingenuidad amarilla

Antes del tratamiento se votó por unanimidad la ley de emergencia social. Solo un voto en contra, el del pintoresco legislador salteño Alfredo Olmedo, con una transferencia de 30 mil millones de pesos y el otorgamiento de obra social para los integrantes piqueteros. El gobierno "insensible " de Cambiemos ha destinado ingentes sumas de dinero a Pérsico y asociados. Es imprescindible e imposible de obviar la situación de millones de compatriotas en situación precaria. Es más importante generar condiciones de trabajo para ellos y educativas para sus hijos para darles dignidad personal ye inclusión en el mercado laboral y social. Los organismos encargados y la salud pública deben atenderlos con excelencia, pero de ahí a darle formalidades de trabajo efectivo hay un abismo. Cuidado, contención, respeto, servicios básicos, generación de empleo, educación. Todo ello es justo y necesario. Populismo y excesos demagógicos han abundado y han generado debacles concurrentes. Esto ha sido el error del populismo amarillo.

Lejos quedaron las palabras de elogio de Mauricio Macri cuando públicamente alabó a Sergio Massa como "el futuro presidente del PJ y un opositor responsable y confiable". 

La foto con los K, los ultra K y los peronistas menemistas, duhaldistas y kirchneristas todo terreno lo llevaron a la realidad real. Lo había preanunciado concordantemente el peronista Emilio Monzó. Y lo hizo redoblandole la apuesta.

Ingenuidad pura en un diciembre caliente y cargado de derrotas políticas para el oficialismo y para las arcas de un Estado que no termina de dominar la inflación y que sigue con un elevado nivel de gasto público.

Opiniones (2)
22 de junio de 2018 | 15:13
3
ERROR
22 de junio de 2018 | 15:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ya que habla de votos y ganar elecciones, debe ud. ser fiel y coherente al pensamiento respecto del triunfo de Macri con aquél triunfo de cada uno de los diputados, senadores y gobernadores, que lo hicieron del mismo modo. Entonces no veo la coherencia en su opinión general, ya que está tan bien que Macri decida en el marco de su incumbencia, por haber ganado las elecciones, como lo está el que lo decidan los diputados, senadores y gobernadores en el marco de las suyas. ¿O sólo hay que respetar la voluntad popular respecto del Presidente y no respecto de los diputados, senadores y gobernadores? Es la política, estúpido. Lo que pasa es que en estas mismas columnas jamás hacen análisis serios después de las elecciones y sólo se concentran en la elección a Presidente, siendo que es más que claro que un gobierno, tal como lo define la Constitución, lo es por estar constituido, justamente, por los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Reitero, es la política, estúpido.
    2
  2. La nota entera es una burda crítica a todos los actores disconformes con el Gobierno, con el desastre económico que están llevando a cabo y que es culpa exclusiva suya por las medidas adoptadas que esperaban ??
    1