opinión

Día Internacional de las Montañas

Día Internacional de las Montañas

Pasaron muchos años para que el hombre se diera cuenta e intentara llamar la atención instalando dentro de la comunidad internacional un día del calendario, para reflexionar sobre la importancia que tiene y debe tener este escenario natural, que son las montañas en el mundo.

Solo es bueno recordar que desde el más humilde montañés o profano de la montaña hasta el más encumbrado montañista y/o escritor, ha expresado algo sobre lo que significa para él este monumento natural, que son las montañas.

Así podemos solo para mencionar a algunos, la definición o impresión que les brinda la montaña, así tenemos que:

La montaña es una porción geográfica elevada del terreno, una eminencia topográfica o elevación natural de terreno, superior a 700 metros respecto a su base. Definición esta que da el diccionario.

La montaña no es el infinito, pero lo sugiere. PIERRE DALLOZ - Zénith

Las montañas constituyen seres con vida propia, y como tales nacen, crecen, envejecen y mueren. De hecho, su inmovilidad no es más que una pura apariencia. Para los geólogos, que se centran en el estudio del aspecto y la composición de la Tierra, las formas de los pliegues y de los valles, la arquitectura de los picos y las cumbres, conforman un inmenso "archivo" donde profundizar en las vicisitudes de la corteza terrestre. FRANCOIS DAMILANO y CLAUDE GARDIEN - Guía completa de montañismo.

No nos fatiguemos en indagar razones por que ascendemos montañas. Hay tantas como andinistas. Eso queda para cada escalador. Digamos sí que las cordilleras nevadas son una palestra que invita al ejercicio del espíritu. Si es cierto, como se dijo, que el montañero persiste en escalar a las alturas tan sólo para ganar un atisbo del MÁS ALLÁ, entonces tenemos que aceptar que se trata de un esfuerzo físico subordinado a un esfuerzo puramente espiritual. EVELIO ECHEVARRIA CASELLI - Chile andinista, su historia - Escritor y andinista chileno-americano.

Las montañas vienen a ser, a todos los efectos, gigantescos depósitos elevados de agua, de importancia vital para el consumo humano, para la agricultura y para la producción de energía eléctrica. Al considerar la importancia de la montañas en el aprovisionamiento de agua para las poblaciones que están mucho más abajo en los valles, es cuando se aprecia más palpablemente la vulnerabilidad de los terrenos montañosos frente a la degradación, y la gravedad de sus efectos valle abajo.

La altitud de las montañas determina en ellas un abundante régimen de precipitaciones, que con frecuencia tiene forma de nieve en montañas de altura media y que de hecho son exclusivamente en forma de nieve a partir de cierto límite de altura, variable en función de la latitud. Las aguas procedentes de los glaciares así como de las lluvias y fusión de la nieve, dan origen a arroyos y torrentes que, canalizados por las cuencas hidrológicas, alimentan a los grandes ríos que recorren las llanuras. ROSA FERNÁNDEZ ARROYO - El país frágil.

Montañas, ¿por qué hay en vosotras tanta belleza? LORD GEORGE GORDON BYRON - Escritor inglés.

El montañismo es una actividad libre y creadora, un camino de perfección donde las religiones se entrelazan y se conjugan en la inmensidad de un Dios único y verdadero. GENERAL DE BRIGADA (RE) MAURICIO FERNÁNDEZ FUNES - Andinista y veterano de la guerra de Malvinas.

Es necesario subir a las montañas para abrazar en los espacios infinitos la admirable OBRA de DIOS. Es necesario subir para recoger la invitación a hacer de la propia vida, una continua ascensión hasta las metas sublimes de las virtudes humanas y cristianas. JUAN PABLO II - KAROL WOJTYLA - Homilía de la misa celebrada al pie del Monte Cervino.

¿Por qué se escala, por qué se asciende, por qué se excursiona en el país hostil de la montaña a puro sufrimiento y con permanente riesgo? La vocación andinista es una tendencia más hacia la perfección que busca el alma. La luz del ideal cae de lo alto y es en los cerros mayúsculos donde mejor alumbra. Mejor cuanto más arriba para quien parte en busca de Dios, que si está presente en la flor del valle, en el pájaro del bosque, en el trigal de la pradera, reina con idéntica propiedad en el mundo desolado de la sierra, entre los castillos geológicos que narran antiguos cataclismos, en las dimensiones ciclópeas del país de las nieves eternas, en la zona intermedia -cielo y planeta- como suspendida de su mano maestra. No en vano la piedra se talla a imagen de las catedrales, cuando el viento la gasta; no inútilmente los elevados callejones del monte gimen como los tubos de los órganos eucarísticos. Sólo en los máximos dolores del cuerpo - cansancio, frío, puna, asfixia- se purifica el alma. CORONEL (RE) ORLANDO MARIO PUNZI - Escritor y amante de la montaña.

La atracción irresistible de la altura y la atracción magnamente enaltecedora de la dificultad de alcanzarla. PÍO XI - ACHILLE DAMIANO AMBROGIO RATTI - El Papa de las alturas.

Nos decía un escrito del pensador español Joaquín Araújo: En un mundo enfermo como en el que nos toca vivir en estos momentos, las montañas son por lo menos dos veces antídoto. En primer lugar porque en ellas se esconde la mayor parte de los bosques, sobre todo en las zonas templadas y frías del planeta, y, por otro, porque son los últimos territorios donde el ser humano puede encontrarse con las últimas manifestaciones de la belleza en libertad. Son farmacias, por tanto, para el corazón, para el alma humana, pero no menos para el medio ambiente, porque de las montañas mana la transparencia de los aires, la limpidez de las aguas y la multiplicidad de lo vivaz. Son una tabla de náufrago para este mundo.

Luego de definir este espacio geográfico, y lo que se puede realizar en él, haremos un raconto de cómo se llegó a tomar un día del calendario universal para festejar año a año, el Día Internacional de las Montañas.La propuesta fue llevada por instituciones de distintos niveles y de distintos países, a los integrantes del máximo organismo mundial, las Naciones Unidas.

Fue así que, en el año 1992, cuando se adopta del Capítulo 13 del Programa 21, en la Ordenación de los Sistemas Frágiles: Desarrollo Sostenible de las Zonas de Montaña, marcando un hito en la historia del desarrollo de las zonas de montaña durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

El creciente interés acerca de la importancia de las montañas llevó a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas a declarar en 2002, como Año Internacional de las Montañas. En esta ocasión, la Asamblea General de la ONU declaró el 11 de diciembre, Día Internacional de las Montañas, a partir de 2003.

La FAO fue el organismo coordinador para la preparación y festejo de esta conmemoración (DIM) y está encargada de dirigir su observancia a nivel mundial. El programa de Ordenación de Cuencas hidrográficas y montañas del Departamento Forestal es además, el responsable de coordinar este proceso internacional.

El Día Internacional de las Montañas es una oportunidad para crear conciencia de la importancia que tienen las montañas para la vida, de señalar las oportunidades y las limitaciones que afronta el desarrollo de las zonas montañosas, y de crear alianzas que produzcan un cambio positivo en las montañas y las tierras altas del mundo.

Debemos mirar que nos brinda este lugar para poder darnos cuenta la importancia que tiene y que debe defenderse y cuidar su equilibrio, no solo para tener un espacio sano, sino para dejar a las generaciones venideras, el mismo escenario que recibimos, con las mejoras y cuidado correspondiente.

Las montañas cubren el 22 por ciento de la superficie terrestre del mundo y son el hogar de 915 millones de personas aproximadamente, representando el 13 por ciento de la población mundial. Sin embargo, uno de cada tres habitantes de las montañas en los países en desarrollo es vulnerable a la inseguridad alimentaria, y se enfrenta a la pobreza y al aislamiento, su cambio, solo lo pueden dar las buenas políticas que en cada país se apliquen.

En nuestra provincia, con una extensión limítrofe de cerca de 500 kilómetros de longitud Norte-Sur, de montañas, nos permiten soñar en que en tiempos venideros habrá un desarrollo equilibrado y sustentable tanto para lo ecológico y deportivo, como para preservarlas con vista al futuro.

Esto depende de nuestros funcionarios, que hagan bien sus deberes, que caminen este ambiente natural para poder conocer las potencialidades y mejor, para poder llevar políticas gubernamentales que no estén en desacuerdo con las necesidades y protección de las mismas.

La propia FAO, nos dice que, nuestros glaciares están desapareciendo y no solo afectan a las poblaciones de montañas, sino a todos los que dependen de ella. Las montañas son depósitos importantes de biodiversidad y tienen un rol crítico como torres de agua del mundo.

Para dar respuesta a los desafíos y amenazas a nivel mundial, se requiere de enfoques integrados, holísticos y participativos que aborden todos los aspectos de la sostenibilidad. Las necesidades específicas y las interconexiones de los distintos aspectos del desarrollo sostenible en las zonas montañosas, tales como el agua, la diversidad biológica, el turismo y la infraestructura, los cuales deben ser tomados en cuenta. Para alcanzar el desarrollo sostenible de las montañas, es fundamental que todos los actores interesados participen y se realice una sensibilización acerca de los ecosistemas de montaña, su fragilidad y problemas más importantes, así como acerca de las maneras de enfrentarlos.

La gestión sostenible de los recursos naturales es fundamental para promover la conservación y el uso sostenible de los recursos, cada vez más escasos en las zonas de montaña, tales como el agua, la diversidad biológica, los bosques, los pastos y los suelos. Ante el cambio climático y la cada vez más frecuente incidencia y amenaza de peligros naturales, es de vital importancia incrementar la sensibilización, la prudencia y la eficiencia en la gestión de los recursos naturales en las zonas de montaña, e implementar las medidas específicas para la adaptación y la mitigación.

El fomento de capacidades, sin lugar a dudas, promoverá el desarrollo sostenible de las montañas en todos los ámbitos. Por ello es fundamental respaldar los esfuerzos destinados a mejorar el conocimiento de los elementos promotores de cambio que afectan a las regiones montañosas, así como fortalecer la recopilación de datos desagregados acerca de las zonas de montaña, como base para la toma de decisiones y la elaboración de políticas de manera informada. En el contexto del cambio climático, uno de los principales requisitos consiste en redoblar los esfuerzos para vigilar los glaciares y los patrones de escorrentía en las zonas montañosas, a fin de evaluar la disponibilidad de agua en el futuro.

En nuestra provincia que dentro de su gobierno existe una repartición del Medio Ambiente, y que tiene relación directa con las montañas, debería integrar los órganos de asesoramiento que desde la creación del Parque Provincial Aconcagua ya lo preveía, para su manejo; este trabajo de equipo, entre las instituciones interesadas y capacitadas con esta dependencia, permitirá, enfocar trabajos, tareas y soluciones a lo que nuestra necesidad nos reclama.

¡Feliz día Internacional de las Montañas!! De nuestras montañas y de todos aquellos que la transitan!!!

Opiniones (1)
24 de mayo de 2018 | 00:31
2
ERROR
24 de mayo de 2018 | 00:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente nota, obviamente escrita por un conocedor profundo y enamorado de la montaña
    1