opinión

La caridad empieza por casa

La caridad empieza por casa

 El gobernador Alberto Rodríguez Saá anuncia dos cosas que merecen ser analizadas a la luz de ese muy viejo refrán.

Por un lado anuncia la decisión de traer entre 200 y 300 refugiados sirios, lo que está bien, es una cabal demostración de solidaridad, especialmente para con los europeos principales responsables junto a los EEUU de las guerras que asolan el medio oriente desde hace muchos años. Pero paralelamente impone por ley una brutal y anticonstitucional discriminación laboral para los argentinos no nacidos en San Luis. Aplaudo y felicito por la solidaridad para con los sirios; rechazo visceralmente la ley de trabajo sanluiseño.

La otra, anuncia su deseo de pasar Nochebuena con la Sra. Milagro Sala, una solidaridad que ni su gobierno ni el de su hermano mostraron nunca con Nelson Madaffs, víctima emblemática del gobierno feudal sanluiseño impuesto en diciembre de 1983. Madaffs fue acusado de un crimen que no solo no cometió, sino que nunca existió. Lo encarcelaron, lo torturaron hasta que asumió haber matado a Claudia Díaz ( a la sazón viviendo en Caucete por haber huido de su padrastro, hecho del que nunca se investigaron sus causas).En la cárcel contrajo HIV, perdió toda capacidad laboral a raíz de las torturas sufridas,incluso con presencia y participación del juez Ochoa. Años después se comprobó su inocencia. Pero nunca los señores feudales investigaron a los policías y penitenciarios responsables de los sufrimientos de Nelson; rechazaron los pedidos de juicio político al juez; es decir que en lo sufrido por Nelson hubo responsabilidades del ejecutivo, del legislativo y del judicial.

Le pagaron tardíamente y en cuenta gotas una baja indemnización.

NUNCA EL GOBIERNO DE SAN LUIS, reconoció sus errores, nunca una muestra de solidaridad.

Sí lo hacen con Milagro Sala, porque ese gesto vende en el marketing político.

Y así sigue dolorosamente nuestra historia.


Opiniones (1)
18 de junio de 2018 | 22:24
2
ERROR
18 de junio de 2018 | 22:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. a dos decisiones son acertadas ya que son lo mismo. Él propone traer gente asilada, que estará comprometida a trabajar y afincarse en San Luis. Por el otro, no necesita de vagos, que vayan a San Luis a provocar costos innecesarios de inseguridad y salud. Ya lo hicieron en San Luis hace más de dos décadas, cuando el gobierno aceptaba habitantes de otras provincias en su territorio, si se afincaba en un lugar, de acuerdo a la zona, le proporcionaba casa y lo necesario para trabajar la tierra (se le daba todo y lo comenzaba a pagar con la primera cosecha hasta en treinta años) y funcionó muy bien en el sur, con pasturas tiernas. Aunque en el norte, no, ya que sólo depredaron la fauna y flora autóctona y no se dedicaron que las cabras se multiplicaran y dieran provecho, que era el objetivo.- En definitiva, diga usted notero lo que quiera, pero en San Luis todos tienen trabajo y nadie debe soportar un piquete, porque si lo hace, va preso. Y es lo justo.- Para eso, son las elecciones y el voto.-
    1