opinión

La Ley Nacional de Alquileres, solo una norma porteña

Las autoridades de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA), contra la ley aprobada. El mendocino Irrera en la conducción.

La Ley Nacional de Alquileres, solo una norma porteña

Desde la Federación Inmobiliaria de la República Argentina, planteamos lo sorpresivo que resulta para nuestras realidades, ver noticias, en las cuales, se propone una Ley Nacional de Alquileres que obtuvo aprobación por unanimidad en el Senado Nacional, logrando así la media sanción. Es importante, para este análisis, aclarar que en la mayoría de los programas televisivos o medios gráficos donde se menciona el tema, observamos una visión completamente sesgada de la realidad Federal, y entendemos, que muchos de los planteos realizados, incluso el pedido de la Ley Nac. de Alquileres, obtienen fundamento en la realidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, desconociendo lo que ocurre en las provincias del país.

FIRA ostenta la representación de Cámaras y Colegios que conforman gran parte del sector inmobiliario en el país. Entre las instituciones miembros posee entidades de 13 provincias: (Mendoza, Salta, Santa Fé, Chaco, Corrientes, Misiones, La Rioja, San Juan, Pcia. De Buenos Aires, Santiago del Estero, Chubut, Tucumán y Jujuy).

Los Corredores Inmobiliarios debemos siempre interpretar la ley y aplicarla a las situaciones específicas de su incumbencia, e históricamente, aún antes de la Colegiación, siempre hemos procedido así. Más allá de algunas aisladas voces y prematuramente críticas, esto también se aplicó en este caso.

Hay dos cosas que llaman puntualmente la atención, que aparecen como contradictorias en el marco de una política estatal seria:

La primera es que, a poco de aprobar el nuevo Código Civil y Comercial, que previo a ello contó con un estudio de excelentes juristas durante años, ahora, en una tarde el Senado lo reforma.

La segunda es la escasa consulta a los sectores legítimamente interesados, cuando en este tema que presenta dos partes -locadores y locatarios- sólo expresa su disconformidad una de ellas, los locatarios; sin escuchar a los locadores. Ni se solicitó la opinión de los Colegios Profesionales de Corredores Inmobiliarios, existentes en diecisiete provincias de nuestro país, quienes conocen acabadamente la práctica locativa. Una ley parcial reviste grandes riesgos de ser injusta. El diálogo fundamenta el acuerdo de una ley.

Superando el primer gran inconveniente que implica reformar el Código recientemente aprobado, dañando la seguridad jurídica que ansiamos

Advertimos que, prima facie, ninguna de sus medidas implica una alteración sustancial de la norma vigente, ni un gran mejoramiento de las situaciones que venían dándose en quienes cumplíamos las leyes y la buena praxis en materia de locaciones, en un marco de debida ética profesional.

Percibimos también, que se pretenden introducir incorrectas modificaciones en temas tales como:

- Honorarios Profesionales de Corredores Inmobiliarios: Por ser una potestad no delegada por las Provincias a la Nación, no puede una Ley nacional establecer estos parámetros dentro de los territorios provinciales.

- Control del Ejercicio del Corretaje Inmobiliario Profesional: Esto se encuentra regulado, en 17 de las provincias que forman parte de la Nación, a través de Colegios Profesionales, que son los encargados de sancionar la mala praxis por parte de sus matriculados. Un dato a tener en cuenta, en este aspecto en particular, es que en la mayoría de las provincias, las denuncias realizadas ante Colegios, por abusos o mala praxis, resultan ser agravios cometidos por personas que ejercen ilegalmente la profesión, esto es, sin una matrícula profesional que los avale. Por lo tanto, es importante que el estado avance sobre el control de quienes ejercen ilegalmente la actividad.

- Escalonamiento de alquileres: Se habla de parámetros de indexación, cuando existe otra ley vigente que prohíbe expresamente dicha modalidad y que no vemos pretendan modificar. En la práctica actual, el precio de los alquileres se establecen con absoluta certeza fijándose los montos a abonar durante toda la relación contractual; mientras que en el proyecto de ley se propone un índice que vuelve incierto el monto total a pagar en cada etapa del contrato.

Es por ello que, más allá de la necesidad o no de las mencionadas medidas, lo indispensable es que sean objeto de un análisis profesional cuidadoso, pronunciando, que para solucionar este problema, un trabajo serio deberá ser realizado.

Eduardo Brigada, presidente

Roberto Irrera, secretario 




Opiniones (3)
19 de junio de 2018 | 17:40
4
ERROR
19 de junio de 2018 | 17:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es una visión parcializada, por otro lado afirmar que los colegios de corredores se atienen a la ley es mendaz, ellos se atienen a lo que le conviene a su bolsillo. Por último, ellos conocen a quienes no están matriculados y, qué hacen? Son una banda de ladrones delincuentes.
    3
  2. Es un proyecto demagogico que oretende repetir errores del pasado que ya semostraron que no sirven. Los indices repotencian los alqyileres.y no bebefician a nadie. Sinquueren bebeficiar a los inquilinos, CONSTRUYAN CASAS. Los particulares no construyen para subsidiar a nadie. La gente deja de construir como inversion cuando el Estado interviene arbitrariamente. No se beneficia nadie ynse perjudican muchos. Que falta de imaginacion!
    2
  3. Dios esta en Buenos Aires, aca estamos los - CABEZITAS- REALMENTE ES una verguenza y un atropello a las provincias y a los Locadores.POR SUPÙESTO no se considerara en absoluto este reclamo real y JUSTO.-
    1