Deportes
En foco

Del Potro como el ave Fénix, a lo Martín Palermo

Al tenista y al Titán no sólo los une Boca. Ambos fueron cuestionados, sufrieron lesiones difíciles y resurgieron de forma asombrosa.

Del Potro como el ave Fénix, a lo Martín Palermo

Pocos deportistas de élite han tenido la posibilidad de regresar de una lesión y no sólo recuperar su nivel, sino superarlo de manera sorprendente. Uno de los casos más emblemáticos es el de Martín Palermo, a quien le sucedieron tantas cosas durante su carrera deportiva que muchos aseguran que su vida es digna de una película.

Uno de los amigos que cosechó el Loco gracias a su profesión es Juan Martín Del Potro, fanático de Boca y admirador del delantero que ganó su primer campeonato en el Xeneize cuando el tandilense tenía 10 años. Pero al tenista y al ex futbolista no sólo los une la amistad y los colores azul y amarillo, sino también su capacidad para sobreponerse a la adversidad y resurgir de las cenizas como el ave Fénix.

Palermo 2010

Repasando rápidamente: Palermo se rompió los ligamentos de la rodilla derecha a fines de 1999 y seis meses después regresaría ante River con gol incluido y clasificación a semis de la Libertadores 2000; en noviembre de 2001, festejando un gol en Villarreal, se le vino una pared encima que le produjo la fractura de tibia y peroné; en 2006, horas después de que muriera Stéfano, su hijo recién nacido, le convirtió dos goles a Banfield en la Bombonera; en 2008 se volvió a romper los ligamentos de la rodilla derecha y un año después se reivindicaría de los tres penales errados en la Copa América 1999 con la Selección, marcando un gol fundamental para la clasificación a Sudáfrica 2010, su primer Mundial, y donde un puñado de minutos le alcanzaría para anotar frente a Grecia. Cuando se retiró, sus números lo consagraron el máximo goleador de toda la historia de Boca Juniors.

A Juan Martín Del Potro en los últimos dos años y ocho meses le sucedieron tantas cosas que de golpe su vida deportiva se asemejó a los vaivenes de la carrera del Titán.

El 27 de enero de 2014 el tandilense alcanzó el cuarto lugar del ránking ATP, posición que ocupó hasta el 10 de febrero. Del Potro venía aguantando los problemas ligamentarios desde 2012 con infiltraciones y analgésicos, pero en marzo de 2014 no aguantó más y decidió operarse. Volvió en enero de 2015 en Sydney, donde llegó hasta cuartos de final, pero los dolores persistían y el 20 de ese mismo mes tuvo que operarse nuevamente.

Luego de esa cirugía no pudo volver a competir y en junio del año pasado se sometió a su tercera operación en 15 meses. Esa vez, la intervención fue por una lesión en el tendón cubital posterior de la mano izquierda.

El panorama era negro. El tenista se mostraba esperanzado y, de hecho, decidió operarse convencido de que podría regresar. Perdió terreno en el circuito y regresó en marzo de este año, como 1.042 del ránking, con triunfo sobre Kudla en el ATP 250 de Delray Beach. A partir de allí, Del Potro tendría un primer semestre irregular para despegar en Río de Janeiro.

Es que en los Juegos Olímpicos, Delpo eliminó a Djokovic en la primera rueda, se sacó de encima a Nadal en semifinales y se quedó con la medalla de plata tras perder la final con Andy Murray, hoy número 1 del mundo.

Del Potro Rio 2016


Después de Río 2016 llegó hasta cuartos del final del US Open, en septiembre fue vital para eliminar a Gran Bretaña de la Copa Davis ganando el punto ante Andy Murray y en octubre se consagró campeón en Estocolmo. Antes pasó sin triunfos por el Masters 1000 de Shanghai y luego llegó hasta cuartos de final en Basilea, para subir hasta la 38ª posición del ránking ATP.

Como el Titán, la Torre de Tandil confió a ciegas en su médico, se propuso volver y contra todo pronóstico no sólo lo logró, sino que la rompió, y el destino le tendría guardada la posibilidad de reivindicarse en el equipo nacional. Sí, igual que el Loco. Es que Delpo tenía la espina de las finales perdidas en 2008 y 2011, sin dejar de lado que en las semifinales de 2012 fue silbado en Parque Roca cuando República Checa terminó con las ilusiones argentinas.


El 27 de noviembre de 2016 quedará en la historia del deporte nacional como el día en que Argentina ganó su primera Copa Davis con un protagonismo indiscutible de Juan Martín Del Potro, quien en menos de un año resurgió de las cenizas.

¿Cómo el ave Fénix? No, como el Loco Palermo.

Opiniones (2)
25 de abril de 2018 | 18:30
3
ERROR
25 de abril de 2018 | 18:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. super recontra inválida comparación...parasitando una victoria que le es propia como argentino pero no como hincha de boca
    2
  2. qué tendrá que ver?
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec