En foco

La plata llama a la plata: Macri, el teléfono y una Trump Tower

La prensa internacional habla de un diálogo por negocios entre Donald e Ivanka Trump con Mauricio Macri. Aquí se lo desmiente.

La plata llama a la plata: Macri, el teléfono y una Trump Tower

Cuando se es ladrón, la llegada al poder público multiplica su afán. Si el que llega es un austero, contagiará su halo. Así, si fundamos una regla en forma instantánea, una tesis sin confirmación todavía, si el que alcanza poder político viene del mundo de los negocios, lo que busca será multiplicarlos, verlos en cada oportunidad que se presente. Pero la duda está en su lo hará para sí o para el país que representa, en caso de que se tratara de un presidente, por ejemplo. Viene al caso porque se armó revuelo en Estados Unidos la afirmación formulada en el programa de Jorge Lanata el domingo de que Donald Trump había hablado con Mauricio Macri sobre la construcción de una de sus torres en Buenos Aires. A esto, se agregó que un diario japonés -Asahi Shimbun- publicó una nota con el presidente argentino en la que mencionó que, además de haberse comunicado con el magnate que ganó la Casa Blanca, también lo hizo con Ivanka, su hija y comandante de sus negocios por el mundo, fundamentalmente en el cono sur. 

En esta zona del mapa maneja, por ejemplo, la primera torre rioplatense con el ícono Trump, en Punta del Este. La versión obtiene un viso de realidad a raíz de que el empresario José Luis Cugliándolo anunció en julio en el showroom de la Trump Tower de la rambla de Playa Brava esteña, para vender sus "exclusives residences", que encararía de inmediato un proyecto similar de este lado del Río de la Plata, precisamente en pleno centro de Buenos Aires. Cugliándolo es el director general del proyecto uruguayo, que es llevado adelante por la desarrolladora argentina YY Development Group, de Felipe Yaryura y Moisés Yellati, que son quienes han puesto los 120 millones de dólares para importar la marca Trump a Uruguay.

Ivanka

La noticia llegó al New York Times, que dio cuenta de la versión y también de la urgente desmentida que provino desde el vocero presidencial, Iván Pavlovsky. El diario estadounidense mezcló en el asunto al premier japonés, Shinzo Abe, que fue el primero en lanzar sobre el magnate tras su triunfo un manto de piedad, al señalar que "es un líder en quien confiar". Es que Abe se reunió con Macri y la prensa de su país reveló algunas instancias similares, ya que también habló con la gerenta Ivanka. El New York Times sostiene que "los especialistas en ética" de Washington están estudiando el informe de Lanata y sus consecuencias. No creen que sea correcto que se mezclen asuntos de Estado con negocios personales. Pero, ¿qué pasa si el o los protagonistas lo que mejor saben hacer, su "dialecto", podría decirse, es el de los negocios? Acumular y multiplicar para seguir acumulando y conquistando el mundo sino el universo, algo bastante parecido a presidir la principal potencia: la mezcla es inevitable y a una persona madurada en esos toneles no se lo cambia con facilidad. ¿Detendrá el impulso imperial de la desarrolladora de negocios Trump un "ataque de ética" de la conciencia política estadounidense que no pudo frenarlo en medio de su tsunami de bravuconadas antes? No. 

Abe macri

El propio Macri, al hablar sobre Trump y también referirse a Hillary Clinton con MDZ a principios de año, fue genérico. "Nos convene" o "no nos conviene", nada más allá o más acá de ese nivel de análisis. A ello se suman anécdotas propias de un ámbito de relaciones: jugar al golf, intentar un negocio en Manhattan o el reciente (reproducido por la prensa japonesa el lunes) "con Ivanka nos conocemos desde muy jóvenes". 

Abe trump

La información en torno a un diálogo enfocado en negocios fue desmentida por la Casa Rosada, pero rebota por el mundo. Ya vemos: diarios de Estados Unidos y Japón, de un lado y otro del mundo, propalan el eco del posible diálogo de tres entre Donald, Ivanka y Mauricio. Y así, mientras muchos volvemos a leer los libros (¿horrorosamente proféticos?) de Samuel Huntington para poder escudriñar a Trump, o le buscamos el eje ideológico al nuevo orden mundial que viene, tras la bisagra que puso la elección estadounidense, la praxis pura comercial contagia a los que gobiernan. De allí vienen, de eso saben, por eso probablemente los electores los votaron ¿de qué otra cosa van a hablar? 

Opiniones (1)
21 de junio de 2018 | 21:59
2
ERROR
21 de junio de 2018 | 21:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Creo que podrían hablar de como mejorar la condicion de vida de sus habitantes, su poder adquisitivo, su dignidad, la contaminacion del planeta, en fin, tantos temas nobles y urgentes de la agenda publica y estos dos mequetrefes, empresarios, solo saben hablar de como hacer crecer sus propios negocios ... Ojalá volviera Perón o algún nacionalista que acabe con este capitalismo buitre y le de mejores condiciones al pueblo ...
    1