opinión

Siete años no es nada

Siete años no es nada

 El 30 de octubre de 2009, las presidentas de Argentina y Chile firman el Tratado de Maipú de Cooperación e Integración entre la República Argentina y la República de Chile. Como tal, fue aprobado por el Congreso Nacional y promulgado por Ley 26561 el día 14 de diciembre del mismo año.

Nos consta que fue objeto de numerosas reuniones previas y de mucho trabajo que se tradujo en uno de los mejores acuerdos de cooperación entre países vecinos en América Latina. Sin duda, expresa la voluntad política que tantas veces se reclama: fue firmado por los poderes ejecutivos y convertido en leyes por ambos Congresos.

¿Qué más se necesita para saber qué es lo que debemos hacer?

De todos modos, acá solo queremos analizar qué podemos hacer desde Mendoza para que los tratados se conviertan en beneficios para los ciudadanos de a pie, como se dice. Ello está facilitado porque el documento tiene un fuerte contenido federal que habilita a las provincias, no sólo a sus gobiernos, a plantear sus inquietudes a través de canales institucionales claramente establecidos.

Un ejemplo puede motivar nuestra acción:

  • Comités de Integración

    Sus amplios objetivos están fijados en su art. 17, y el siguiente específica claramente que las provincias argentinas y las regiones chilenas pueden hacer propuestas concretas en materia de:

a) Migraciones, inserción laboral, seguridad, justicia, educación

b) Circuitos turísticos integrados

c) Prevención y lucha contra el delito

d) Cooperación en materia educativa

e) Acciones de complementación económica, de inversiones y comercio

f) Facilitación fronteriza , obras de infraestructura, medidas aduaneras, migratorias, fitozoosanitarias para perfeccionar el funcionamiento de los pasos fronterizos

g) Protección del medio ambiente y de los recursos naturales compartidos

El Dr. Moisés Naím en el libro "El fin del poder" afirma que en general "...se sabe qué es lo que hay que hacer, pero que no se tiene el poder para hacerlo..."

Sin embargo, en el tema que nos ocupa es muy importante que se construyan simultáneamente las acciones a realizar con los consensos sociales que se necesita.

Mendoza es la única provincia argentina que participa de tres comités de integración: Cristo Redentor, Pehuenche y Las Leñas.

En el 2017 seguramente se reunirán en distinta fecha porque tienen problemáticas y aspiraciones diferentes.

Si fuésemos capaces de convocarnos tanto gobierno, universidades, sociedad civil, empresarios, colegios profesionales como sindicatos, a analizar nuestros deseos y aspiraciones en un proceso de cara a la sociedad seguramente podríamos llegar a ellos con una posición común, formulada con fundamentos científicos y técnicos pero también con el necesario debate de los que participan.

El FORO DIPLOMÁTICO EN MENDOZA, Asociación Civil formada por diplomáticos, el CONSEJO PROFECIONAL DE CIENCIAS ECONÓMICAS DE MENDOZA y el ROTARY CLUB MENDOZA, se ofrecen en conjunto, a trabajar en relación a este tema, desinteresadamente y siempre al servicio de la comunidad mendocina y de su Gobierno.

Con el claro deseo de que, en el 2023, transcurridos otros 7 años podamos haber avanzado en la integración con nuestros hermanos chilenos.

Mendoza, 16 de noviembre de 2016

Firman

Por el Foro Diplomático en Mendoza (FDM)

Presidente Emb. (MC) Carlos Enrique Abihaggle y Secretario Cónsul H. de Israel (MC) Gerardo Belinsky

Por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Mendoza (CPCE)

Presidente Dr. Eduardo Félix Marroquín y Secretaria Dra. María Roxana Pino Scanio

Por el Rotary Club Mendoza (RCM)

Presidente Agrim. Raúl Reyes y Secretario Dr. Enrique González

Opiniones (2)
25 de mayo de 2018 | 14:57
3
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ninguno de los 3 "entes" ha servido para un carajo en este tema.., el ejecutivo - del color que sea - así como el legislativo - siempre avido de engordar bolsillos con comisiones inútiles pero costosas al erario público - tampoco...... Dejen las buenas ideas para los que realmente saben: universidades, y/o sociedad civil no organizada (y ningún funcionario ni ex-funcionario pueda tener representacion ni persona - de inútiles y coimeros estamos llenos)
    2
  2. Ya pues, "palabras de buena crianza", como dicen en Chile. Podrán existir centenas de comisiones que produzcan docenas de acuerdos, protocolos, tratados y demás documentos, que no pasarán de ser letra bienintencionada: Existe nula voluntad funcionaria a ambos lados de resignar la gallina de huevos dorados que es la liturgia aduanera con sus ritos. Mas bien, la están empezando a aplicar ahora en las "fronteras" inter-provinciales.
    1