Deportes
opinión

El fútbol, el periodismo y el "justo medio"

No se cuidan las formas, se llega a los extremos y la profesión cosecha lo que siembra.

Para Aristóteles "la felicidad se encuentra en la virtud 1, en la perfección de la función propia del hombre, la razón. La virtud ética es un hábito de elección que conduce a optar por el equilibrio entre dos extremos viciosos ("justo medio").

Lo que sucedió tras el juego de la Selección argentina frente a Colombia en San Juan no es un dato menor, habla de la miseria de quienes hacen uso de una profesión tan maravillosa como peligrosa.

Se llegó al punto en el cual Lionel Messi tuvo que levantar la voz en nombre de sus compañeros y decidir que los futbolistas no hablarían más con la prensa hasta nuevo aviso. El crack rosarino aclaró que la decisión tomada tuvo asidero en las diversas "faltas de respeto" recibidas por el plantel a lo largo de los últimos meses y sobre todo por la gota que rebalsó el vaso, el tema que tuvo como protagonista a Ezequiel Lavezzi.

Asimismo, Messi aclaró que el veredicto fue tomado en repudio a un grupo de periodistas que justamente son los menos perjudicados con esto, los que no acuden a una práctica del seleccionado, ni siquiera a los partidos, los que no tienen que ganarse la vida recorriendo cada uno de los estadios en busca de un testimonio. Más allá de esto, la decisión hay que respetarla.

El tema es el por qué se llega a este punto en el que todo el sector de prensa se ve perjudicado. La respuesta es simple: el mal uso del periodismo. Cuando se llega a los extremos, a enaltecer a un futbolista hasta niveles extraterrestres o al punto de denigrarlo como ha pasado en estos tiempos con estos futbolistas. La necesidad de querer ser más protagonista que el propio protagonista. Equivocar el camino. Cuando se va con una opinión más allá de un rendimiento deportivo y se cae en adjetivos fuera de lugar como "fracasados" o "pecho fríos".

El "justo medio" tiene que ver con estas cuestiones. Con la búsqueda del equilibrio, tan primordial a la hora de analizar y de conjeturar sabiendo el rol tan preponderante que el periodismo posee sobre la sociedad.

Estamos fallando en el juicio de valor pero sobre todo en las formas, siendo estas, a veces, más importantes que el mismo mensaje.

Ahora llega el receso y hasta marzo seguramente se hablará mucho menos de la Selección argentina, incluso esta determinación del plantel pasará a la historia con el correr de los días. Perdurará para siempre este mal trago para los que tratan de aplicar la profesión de forma genuina y honesta, lejos de las obsecuencias pero también alejados de los modales perversos. Ojalá todo esto sirva en pos de un mejor uso del periodismo. 

Opiniones (5)
21 de junio de 2018 | 08:32
6
ERROR
21 de junio de 2018 | 08:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Perfecta la decisión de los jugadores. Los supuestos "periodistas" que tanto vociferan hoy contra jugadores de fútbol, en realidad están metidos en el lobby formado por los representantes de jugadores, algunos dirigentes y hasta la banda de los Monos, los narcos de Rosario. Por ejemplo, se sabe que una parte del pase de Correa, ex San Lorenzo y hoy en Atlético Madrid pertenecía a esta banda. Basta ver un programa para darse cuenta como hay tipos empecinados en que jueguen jugadores de segunda categoría como Acuña, o Mas o el "ejemplar" Icardi, cuando los mismos pseudo periodistas le pegaban por su conducta a Osvaldo, el que vino a Boca. Lo de Anello, ex de Vila y Manzano y hoy con un programa autopagado en Mitre, es impresentable, lo de Marcelo Palacios de Estudio Fútbol que hace años que grita que los clubes "necesitan imperiosamente" contratar a periodistas deportivos para explicarle a otros "Periodistas deportivos" porqué cada club toma tal o cual decisión. Es extraño la calentura que levanta esta plausible decisión de la selección, cuando los mismos "periodistas" se quedaron callados durante doce años en que el tuerto y la bipolar, por temas bastante mas espinosos, no dieron una sola conferencia de prensa.
    5
  2. si no fuera por los "excesos" del periodismo, todavia estaria el pecho frio de Higuain y Aguero jugando de titulares, a veces hay que dar golpes de opinion para cambiar los rumbos y para despertar conciencia.
    4
  3. Los jugadores como empleados tienen la obligación de "jugar" no de ganar, se espera que si compiten es para ganar, pero es irracional exigir que ganen. Y el periodismo está en su peor momento, creo, quizá porque hay muchos periodistas y todos quieren destacarse y allí es donde se desubican creyendo ser especialistas de TODO y creyendo ser la voz autorizada de todo el pueblo. Son comunicadores, pero se desvirtúan siendo solo opinadores de todo y queriendo ser estrellas cuando en este caso las estrellas son los jugadores. Esta selección está considerada número UNO por la FIFA y los Periodistas especializados. Tenemos el mejor jugador de la historia, yo creo, por sus records y su conducta. Nadie tiene los premios que él está ganando, los números son superiores a cualquiera. Obvio que puede no gustarle a muchos pero los números hablan por si solos.
    3
  4. Dejen de dedicarle letra a estos millonarios. La mea culpa del periodismo es en todo, en el amarillo, negro, verde o el color que le pongas. Ah, también planteate el periodismo rentado-militante-subsidiado-oficialista de turno.
    2
  5. chau no hablen mas ganen algo fracasados
    1