opinión

Por la Corte que la ciudadanía merece

Por la Corte que la ciudadanía merece

 La Juventud Radical de Mendoza, las y los graduados reformistas de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo apoyamos la postulación de José Virgilio Valerio para ser ministro de la Suprema Corte de Justicia.

Encontramos pocas personas tan preparadas para ocupar la mayor magistratura de la provincia y en caso de obtener el acuerdo en el Senado, será un honor tenerlo en nuestro máximo tribunal.

Sus 29 años en el Poder Judicial dan cuenta de su ejercicio impecable dictando justicia, prueba de ello es que jamás ha recibido ninguna denuncia ante el jury de enjuiciamiento, ni ha sido cuestionada su labor como juez.

Su rol como docente fue de un gran compromiso en defensa de la universidad pública, ocupando largas horas en perfeccionarse y colaborar con la preparación de cientos de estudiantes, y de haber ocupado distintos roles en el gobierno universitario. Así lo podemos afirmar quienes hemos sido sus alumnos y alumnas, que conocemos sus grandes cualidades como docente y persona, además de su profundo compromiso con la defensa y el respeto de los Derechos Humanos, la Constitución, los Tratados Internacionales y el Estado de Derecho.

Es también importante para nosotros su militancia durante la recuperación de la democracia, todavía a las sombras de la dictadura militar, lo que demuestra su nivel de compromiso con la vida democrática.

Encontramos sumamente injusto el trato mediático que José Valerio está recibiendo, entendemos que citan unos pocos fallos fuera de contexto y fuerzan una mirada distorsionada sobre los mismos. Valga aclarar que la cámara penal a la cual pertenece ha dictado más de 4 mil fallos entre los cuales podemos encontrar muchos de ellos con una clara perspectiva de género como por ejemplo los casos de Gutiérrez Laurenzo, Castillo Mercado y Guerra Ardaya, por mencionar algunos.

Esta persecución contra el Dr. Valerio sólo puede ser entendida analizando la situación de la Justicia local, donde encontramos que los últimos miembros de la Suprema Corteque asumieron durante los gobiernos de "Paco" Pérez y Celso Jaque contaban con paupérrimos antecedentes. Además del intento de cooptación de la Justicia a través de la agrupación kirchnerista "Justicia legítima" que cuanta con fuertes referentes en el foro mendocino.

Está la principal resistencia a la llegada de José Valerio a la Suprema Corte disfrazada de una cuestión ideológica cuando en realidad se trata de poderío judicial. La justicia kirchnerizada no puede llevarse todo puesto y aquí radica la importancia de que las y los mendocinos acompañemos a Valerio en esta importante tarea que es recuperar la justicia para la ciudadanía.

Valerio es además un juez garantista en el verdadero sentido de la palabra, porque respeta y va a respetar las garantías constitucionales para todas y todos los mendocinas/os.

Desde nuestro lugar de ciudadanos y ciudadanas, graduados y graduadas reformistas de la Facultad de Derecho de la UNCuyo y de la Juventud Radical de Mendoza, les pedimos a los senadores y las senadoras que voten la designación de José Valerio para así lograr, desde noviembre, tener un gran juez en la Suprema Corte.

Opiniones (7)
23 de julio de 2018 | 09:08
8
ERROR
23 de julio de 2018 | 09:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si a Valerio le entrara un caso de homicidio de los actuales, nunca sentenciaría al sospechoso, sin antes haber reunido todas las pruebas que lo llevaron supuestamente, a ser el imputado. Él, en sus años de trayectoria, siempre buscó primero el porqué, para llegar a haber delinquido o asesinado y no al revés. El juzga por los hechos precedentes al hecho en sí y no antes, ni al revés (agravantes y atenuantes). Valerio, sentencia, con las pruebas en la mano, no con o por la presión de la ciudadanía o por la defensa de los DDHH, ya que sabe, que es su responsabilidad la decisión final y no de los que hacen marchas o garantistas. No creo, que hay un inocente preso por Valerio, ni un culpable suelto. Es más, usa la máxima condena, casi siempre y no autoriza libertades antes de cumplida la sentencia.
    7
  2. Quienes cuestionan a Valerio hicieron y hacen un llamativo silencio ante el accionar de Gils Carbó y otros similares...Mmmm!
    6
  3. Heber Mastrángelo fue un deltantero de Boca en la década del 70. Leonardo Mastrángelo es un joven con un pensamiento de la década del 70.
    5
  4. No existe la agrupación "Graduados Reformistas Facultad de Derecho UNCuyo" es más actualmente lo graduados morados son la agrupación TRAYECTORIA Y RENOVACIÓN. Veo que son muy serios estos muchachos.
    4
  5. El juez Valerio se tomó el palo con una licencia que provocó la caída (anulación) de un juicio oral y público por el homicidio a un hincha de fútbol ( VICTIMA) en el que un policía estaba acusado. Valerio fue a dar clases a la universidad en plena licencia -ese mismo día- sin importarle el juicio ni la familia radical de la victima.
    3
  6. El tratamie to mediatico que recibe la postulacion de Cornejo a Valerio es el tratamiento que ellos quisieron darle. Se han sectorizado y puesto en la vereda de en frente a los y las defensorxs de Derechos Humanos para hacerle creer a la poblacion qie una politica de seguridad pasa por recortarles garantias a los impitados. Y con respecto a los casos "sacados de contexto", exisieron y no se ha dado ninguna explicación razpnable sobre ellos.
    2
  7. Y LOS GRADUADOS DE LA UNL TAMBIEN APOYAMOS A VALERIO.-
    1