opinión

El teorema del cigarrillo y el síndrome de Estocolmo

El teorema del cigarrillo y el síndrome de Estocolmo

A pesar de la bomba de tiempo que nos dejó el kirchnerismo, seguimos presenciando la existencia de una especia de síndrome de Estocolmo en una minoritaria parte de la sociedad argentina.

Las preguntas que un kirchnerista no puede responder sin caer en la mentira o en la inocencia son innumerables. Pero aquí van algunas que me gustaría formularle a usted kirchnerista, y también agregar posibles respuestas que se ajusten al sentido común para intentar iluminar la oscuridad que dejó el relato.
¿Cómo piensa usted que Cristina hizo para tener más de 5 millones de dolares en cajas más una considerable cantidad de hoteles y propiedades en Calafate y Puerto Madero? Remates de hipotecas que dejaron a gente en la calle durante la última dictadura. Los hoteles construidos luego sirvieron para que el Estado contratara una funcionaria del Estado (la presidente) por medio de Aerolíneas para justificar sus borrosos números, lo que se dice dibujar. Cabe aclarar que es incompatible y fuera de la ley realizar este tipo de contrataciones. Y por último, tanto confiaba Cristina en el peso argentino que prefirió guardar sus inestables dólares para que otros argentinos pudieran obtener tantos pesos como quisieran.

La protectora del pueblo argentino no ha dejado rastros de caridad con su dinero, sólo negocios especulativos.

¿Le parece normal que esa señora que usted tanto admira no haya sido capaz de participar de un cambio de mando civilizado, como sucede en el resto de América y en casi todos los países del mundo? Para esto hay una razón principal: De realizarse una transición ordenada, con reuniones y números en la mesa la evidencia del desastre habría sido abrumadora. De cualquier manera los números no existían, habían sido destruidos durante los últimos 4 años. Y todos sabemos que sin números es imposible evaluar una gestión. 

¿Cree usted honestamente que la señora ignoraba el estado de descomposición del País al momento de irse? De ninguna manera. En todo caso, si los números son buenos ¿porqué no mostrarlos y evitar cualquier tipo de suspicacia? No abundan ejemplos de políticos que oculten sus logros. 

Me atrevo a decir que el kirchnerismo a protagonizado uno de los periodos más nefastos de la historia argentina, y sin duda el peor en democracia. Y lo más grave de todo es que los años no pasan sin dejar rastros. Es de conocimiento para cualquier fumador que asistió al médico: que por cada año de consumir cigarrillos se necesitan diez años sin fumar para recuperarse de los daños producidos. Y aún pasando diez años puede que el pulmón no se recupere. Y aquí la última pregunta.

¿Cómo ve usted que el kirchnerismo, que ahora como opositor descubrió súbitamente la pobreza, la inflación, la inseguridad, la trata de personas y el narcotráfico apenas terminado su mandato, pretenda una solución de la noche a la mañana? Bueno, el "teorema del cigarrillo" no es muy alentador, pero nos pone los pies en la tierra. No digo que se necesiten diez años, pero no será mañana ni el mes que viene, que todos los problemas dejados por doce años de kirchnerismo se puedan solucionar. 

Quiero terminar con una breve reflexión. Usted está convencido de que el kirchnerismo revolucionario que se fue, ha robado a los ricos para dar a los pobres. No se da cuenta que los impuestos los paga sobre todo la clase baja cuando va al kiosco o al supermercado. Los más necesitados sencillamente no pueden evadir impuestos. Usted no se da cuenta que cuando Cristina me robaba, le robaba a usted. Cuando Cristina me mentía, le mentía a usted. Porque recuerde, usted y yo somos argentinos antes que radicales, marxistas, peronistas o macristas.

Opiniones (1)
19 de junio de 2018 | 08:12
2
ERROR
19 de junio de 2018 | 08:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es como dice Juan J. Campanella: " Que todo esto de la corrupción no nos haga olvidar del proyecto: FUE ESPANTOSO". Doce años con ingresos y crecimiento a "tasas chinas" segùn la propia Cristina, y dejó casi 30% de pobres, casi no hizo casas, las rutas dan verguenza, y llenò de planes sociales que JAMAS se conviertieron en trabajo genuino. Más allá que fueron corruptos en todos y cada uno de los lugares que estaban, asì que ahora supongo que saldrán todos los K a contarme cuantos pobres y planes agregó Macri, y ¿Saben algo? Es verdad, ¡Y ESO QUITA EN ALGO EL DESASTRE QUE DEJARON DESPUÈS DE 12 AÑOS?
    1