opinión

La Renga en Malargüe: apunados de locura

El trío de Mataderos ofreció un show macizo de rock pesado y metal rutero, de hits y metafísica barrial, ante unas 6 mil personas en el Polideportivo Municipal Malal-Hue.

Desde las primeras horas del sábado miles de personas llegaron a las inmediaciones del Polideportivo Municipal Malal-Hue para ver a La Renga. Una de las bandas más convocantes del rock nacional congregó a 6 mil seguidores de distintos puntos del país (Buenos, Aires, Neuquén, San Juan, San Luis, San Rafael y ciudad de Mendoza) para formar parte de este mágico banquete del grupo. Podríamos decir que fuimos protagonistas de un show íntimo, pensando que el trió de Mataderos venía de meter en abril más de 50 mil personas en el Mario Alberto Kempes de Córdoba.

Pasaron cuatro años de la última presentación de la banda en suelo mendocino. Este regreso los trajo para seguir defendiendo los colores y los sonidos de su último trabajo de estudio, Pesados vestigios. El show arrancó a las 21.45 con "Corazón fugitivo", el primer track de su nuevo disco, una canción que suena rugiente como el motor de una Harley. Cuatro minutos de ideología libertaria que llega a su punto culmine con la frase: "A un corazón que se escapa/No lo quieras enjaular". Con una apuesta inicial bien heavy ( "Almohada de piedra", "Nómades" y "Ruta 40") llegaría el momento del primer gran clímax y pogo generalizado de la noche con una seguidilla de clásicos de la talla de: "Cuándo vendrán", "Bien alto", "Balada del diablo y la muerte" y "Al que ha sangrado".


A esta altura Chizzo no deja de sorprender con su voz que parce desgastada con los años, sin embargo su desarrollo interpretativo ha mejorado increíblemente hacia una ronroneo volcánico que está a tono de la nueva etapa que actualmente transita la banda . Queda claro que él es el protagonista de esta mítica fábula, aunque el acompañamiento dinámico de Tete y el empuje a base de doble masa de Tanque Iglesias a esta altura es irreemplazable y es su marca registrada.

La Renga continuará ofreciendo un show macizo de rock pesado y metal rutero, de hits y metafísica barrial. "A tu lado", "Desnudo para siempre", "A la carga mi rock and roll" y "Detonador de sueños" son el ejemplo vivo de que estamos ante una de las bandas de de hard rock nacionales más popular de todos los tiempos, sumado a esa sensación de que el rock masivo o de estadio -que para muchos músicos y colegas ya no existe, salvo en la impronta que dejaron Los Redondos y que supo capitalizar muy bien el Indio Solari en su etapa solista- resulta todavía emocionante hasta las lágrimas.

Las obsesiones del trió parecen seguir siendo las mismas luego de más de 25 años de carrera. El concepto de libertad siempre fue una pieza clave en sus líricas, sólo que actualmente su anhelo se encuentra dentro de lo netamente terrenal: la muerte, otra figura importantísima en su obra, adquiere nombre propio en una de sus últimas creaciones. Cuando la banda interpretan la canción "San Miguel" (dedicada a Miguel Ramírez, que falleció en un show) uno nota la verdadera afinidad que hay entre banda y público, empatía que se rige solamente por un código preestablecido con sus seguidores: el sentirse representados y unidos desde amabas partes. El tema "Tripa y corazón" es un claro ejemplo de esto cuando dicta: "Es tu canción la que quiero oír en mi voz".

Después del viaje cósmico de "Algún rayo"; le seguirán "El twist del pibe", "Panic Show" y "Arte infernal". También habrá lugar para algunos clásicos inoxidables como "Luciendo mi saquito blusero" y "Psilocybe mexicana". El final será una clara seguidilla entre el vértigo heavy, distorsionado y machacante, pasando por la mística y la emoción: "La razón que te demora", "El final es en donde partí", "El viento que todo empuja", y su histórico cierre con "Hablando de la libertad".


El éxito de La Renga ya no entiende de épocas, generaciones, ni mercado. Es un fenómeno que se autogenera y recarga un poder genuino a base de canciones inolvidables y de un público fiel que se siente parte de esta historia. En dos horas y media - y con la friolera de 28 temas - reflejaron una vez más la épica que los caracteriza, sumado al apoyo incondicional de los mismos de siempre.

Listado de temas completo

Corazón Fugitivo

Almohada de piedra

Nómades

Ruta 40

Cuándo vendrán

San Miguel

Bien alto

Balada del diablo y la muerte

Al que ha sangrado

Algún rayo

En los brazos del sol

A tu lado

Desnudo para siempre

A la carga mi rock and roll

Detonador de sueños

Oscuro diamante

Rey de la triste felicidad

El twist del pibe

Tripa y corazón

Panic Show

Arte infernal

Oportunidad oportuna

La razón que te demora

El final es en donde partí

Luciendo mi saquito blusero

Psilocybe mexicana

El viento que todo empuja

Hablando de la libertad

Opiniones (0)
23 de julio de 2018 | 13:08
1
ERROR
23 de julio de 2018 | 13:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"