En foco

Salida de chicas: una advertencia para los varones mendocinos

No hay nada mas atractivo para un varón que encontrarse un grupito de féminas solas en el boliche o en un bar. ¡Ojo! ¡Lo peor que podés hacer es avanzarlas! Hacé click, te explico qué hacen y por qué no molestar.

Está de moda. Ya se sabe: depender de las ganas del novio o marido, o de que te llame un chico para salir a disfrutar del fin de semana, o de una noche cualquiera, es prehistórico. Ellas sale "a romperla" solitas y muy bien.


Los que aún no pueden asimilarlo del todo son los chicos: todavía hay muchos novios y maridos que no pueden creer que esa "potestad" que ellos tenían de poder tener una noche "con los vagos" ahora no es más exclusiva, y hay que negociar con ella que día sale cada uno. Lo cierto es que cualquier fin de semana te podés encontrar un grupito en un boliche, un bar, o caminando por la calle. ¿Qué varón no se ha topado con un grupo de mujeres en modo ""girl's night out" y no se pone un poco loquito? 

La primera desazón o el aturdimiento que los invade a algunos se da porque todavía los varones mendocinos no asimilan que un grupo de mujeres en un bar ahora beben, se divierten y se "hacen las vivas" y las cancheras igual que ellos. Pues sépanlo, chicos: ellas pueden ser tan cavernícolas, tan ruidosas y tan "lanceras" y tiroteadoras como nosotros.

Seguramente sea la bendita cuestión cultural la que nos lleva a la sorpresa: el hecho de que la sociedad las considere como seres más recatados que el varón hace que nos impacte verlas a veces entre amigas en plan Homero Simpson en la taberna de Moe: lanzadas, picudas, puteadoras en algunos casos, vociferando frases y delirando a cualquier pobre salame que cometa la tremenda insensatez de hacerse el "langa" o el canchero.

NOCHE DE CHICAS

Siempre hay algún nabo que, desconociendo como es la cosa, genera en su cabeza el siguiente razonamiento: ""Si son varias chicas juntas, están de buen humor y se han pasado de tragos...... ¡Es que es el momento de ir a probarme para la pesca! ¡Están listas y con el moño en la cabeza para una noche fácil!"".

Pobrecito... 

Tenés que saber, querido amigo lector masculino, que NUNCA, NUNCA, JAMÁS DE LOS JAMASES tenés que tratar de "hacerte el winner" frente a un grupo de mujeres cuando es evidente que salieron en modo "noche de chicas", porque salís perdiendo sin dudarlo, y te exponés al papelón y futura denigración pública.

Noche de chicas = Noche anti-hombres.

El error del razonamiento expuesto antes radica en que el varón piensa en lo que haría él. Los varones salen en grupo para disfrutar de una noche con sus amigos, sí, pero siempre está latente la cacería: el pibe por el solo hecho de ser pibe necesita probarse, sentir que puede levantar, y mientras charlan o se toman un trago entre ellos... mirotean el bar, lo estudian, eligen a la que más les gusta... para evaluar la posibilidad de tirar una línea, de generar el levante (aunque sea inofensivo, no para terminar con ella sino para simplemente levantar la autoestima).

En cambio el estado de euforia, de desinhibición, de espectáculo que ellas hacen en la salida de amigas no tiene el fin de terminar en un levante determinado, sino en dar un mensaje, tipo ""esta noche los tipos se van a enterar de lo copadas que podemos ser y de que no necesitamos de ellos para pasarla genial en una salida"".

GirlsNightOut

Una ""girls night out"" se da en los siguientes casos:

Solidarizarse con una amiga: la típica situación en la que ellas se vuelven coraza y se ponen de acuerdo para animar a una integrante del grupo que pasa un mal momento, generalmente por culpa de un varón --cuernos, peleas, corte de relación, o algo por el estilo-.

Probablemente el plan en estos casos es tomar un poco y el tópico de la charla es pintar a los hombres de meros penes andantes sin inteligencia ni sensibilidad, para que la damnificada en cuestión suelte toda la agresividad y resentimiento acumulado. Como te podrás imaginar, por muy interesante, o atractivo, o divertido que seas, si te tirás un lance vas directo al cadalso.

Cena de compañeras de trabajo: si salieron las chicas de la oficina, es obvio que uno de los temas que van a rondar es el de los jefes opresivos, o el de los compañeros sexistas o acosadores, o del flaco del laburo que está "súper comestible".

Despedida de soltera: en Mendoza particularmente es el peor momento para intentar generar un levante. Para empezar, seguramente en el grupo parrandero de mujeres está la madre, la tía o la futura suegra de la novia, con lo cual las chicas se van a comportar como ladies.

Además ninguna de las amigas le quitaría el protagonismo a la futura esposa, levantándose un flaco y transformándose en la anécdota de la noche para la posteridad.

Finalmente, la salida de amigas ""porque sí, porque somos amigas"": aquí están en un momento casi místico de amistad. Y se ríen fuerte, putean, se abrazan y reviven anécdotas viejas. Meterse a molestarlas, es ser tonto. Nunca te van a dar bola porque están casi en un momento terapéutico, sagrado. Irse con un flaco o prestarle atención siquiera sería como una afrenta a las amigas.

Haceme caso: si saliste de levante o si ves un grupo de amigas con la premisa ""noche de nosotras"", no intentes nada. No tenés chance.

Opiniones (1)
21 de junio de 2018 | 08:31
2
ERROR
21 de junio de 2018 | 08:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sr. Periodista, con todo respeto , te falta mas noche mendocina.
    1