opinión

En Mendoza... ¿cualquiera es artista?

Se trata de un debate que surge en las reuniones sociales y entre los plásticos locales: ¿Se puede mágicamente levantarse un día y sentirse artista plástico? ¿Todos podemos pintar y vender? Las opiniones explosivas de cuatro pintores renombrados y una curadora de arte local.

Se trata de un debate que surge siempre que hay un ágape, un happening, una reunión en alguna bodega u hotel en donde se inaugura una exposición artística.

Son esos eventos cool que nadie se quiere perder, pero que por otro lado, por lo bajo, cuchicheando, se escuchan comentarios del tipo... "Pero si este es médico, ¿desde cuándo pinta?", "¿Cómo puede ser? ¡Esta chica pinta solo corazones y estrellitas!", "Y bueno, está becada en la vida con un marido empresario y le dio por pintar"... o del estilo.

Como es un fenómeno del que muchos hablan pero nadie se anima a dar una postura honesta sobre el asunto, abracé las posibilidades que las redes sociales me regalan y entrevisté a cinco mendocinos absolutamente ligados al arte: Sergio Roggerone -que vino a MDZ Radio y allí vertió sus conceptos-, Laura Rudman, Rodrigo Scalzi y Natalia Sánchez Valdemoros son artistas plásticos; mientras que Julieta Gargiulo es curadora de arte.

Las preguntas fueron simples: ¿A quién se lo puede llamar artista? ¿Cómo se llega a poder presentarse con el título de "artista plástico"? ¿Qué pasa con las personas que de golpe dijeron ser artistas, y por contactos o por tener mucho dinero logran presentar muestras de arte e incluso vender?

Segio Roggerone

Sergio Roggerone, artista plástico.

"Mendoza siempre ha sido un semillero de buenos artistas: hay gente nueva muy interesante pero también hay muchísimo improvisado. Hay personas que se sienten pintores, y gracias a que salen en algunos medios o les hacen notas, se sienten validados. Al no haber museos en Mendoza que validen a los pintores, esto ha pasado al sector de las bodegas y hay lugares que no tienen que ver exactamente con la promoción del arte. La verdad es que hoy en día hay muchísimos paracaidistas en nuestra provincia", consideró el creativo.

"En los lugares indicados siempre hay un director, un curador, un ojo clínico que determina si la obra tiene o no valor. Un pintor que no expone en un buen museo, sino en un hotel o una bodega, la verdad es que es de dudosa calidad".

"El curriculum de un artista se construye desde los lugares de peso en los que ha podido exponer. Me da risa cuando veo a muchos que dicen 'fui a exponer a Art Basel': y no es así. Lo que pasa es que una cosa es esta feria propiamente dicha, y otra las ferias satélites que hay y los quioscos alrededor, que es donde verdaderamente van varios".

"Siempre lo mejor es la honestidad: decir 'estoy remando, estoy empezando, estoy aprendiendo', y no sentirse realizado y creerse el artista del momento".

Laura Rudman por Hugo Felix

Laura Rudman, artista plástica.

"Tengo mi corazón en el arte que se elabora con tiempo y oficio. Ese que se ha nutrido de la experiencia, que ha tenido esa sustancia que va decantando. Y con esto no me refiero al arte figurativo, al paisajismo, no, para nada. Me conmueve toda forma de arte que sea una consecuencia estética de un proceso genuino", opinó Laura.

"De ese modo puede haber, quién es uno para decir que no, algún ser iluminado que repentinamente descubra su vocación. Sin embargo, lo más probable, es que sea producto de muchas elecciones estéticas, conceptuales y, especialmente, que viva el oficio como algo medular. Los artistas, de aquí y de allá que me conmueven coinciden en esto último: no hay arte sin trabajo artístico".

"Quisiera evitar una postura que juzgue si está bien o mal. Hay espacio para todo en este mundo y en esta provincia... para casi todo. Y, como el asunto es subjetivo cuando lo que me preguntan es una opinión, me quedo con los laburantes del arte. Son los que recomiendo y nombro cuando alguien me pregunta. Son los que disfruto ver y, cuando puedo, los que elijo para mi vida, mi casa".

"Cuando me preguntan por los artistas que se pagan las exposiciones y así exponen en Miami, Las Vegas y Punta del Este... bueno, me recuerda la historia de Florence Foster, la peor cantante de ópera. Vos podés pagar el espacio, pero si no tenés la obra, el oficio, etc... No tenés nada".

Rodrigo Scalzi 1

Rodrigo Scalzi, artista plástico.

"Para ser un artista plástico hay que recorrer un camino, y lo hacés en compañía de una motivación, de una necesidad de expresión. Se trata de tener inquietudes y querer expresarlas", aseguró al morocho.

"Yo no creo que, cuando me lo preguntás, te diga que soy un artista plástico. Me da un poco de 'cosita' definirme así porque justamente, pienso que estoy en un camino y que sigo aprendiendo. Eso sí: se necesitan horas. Horas de pintar y pintar, como en todo. Pero cada persona es diferente y entiendo que hay quienes se dedican a esto como hobby, o porque simplemente 'les pintó', les pareció".

"Son dos cosas totalmente distintas el hecho de pintar y el ser artista. El arte muchas veces sale sin querer y sin darte cuenta. Hay gente que a temprana edad siente la necesidad de pintar un cuadro y no piensa en ese momento en venderlo, o ni siquiera en firmarlo: solo le pasa que necesita hacerlo".

"El tema de las muestras de arte y los eventos sociales sobre exposiciones de arte se bastardeó mucho: si bien en un momento el fin era bueno, acercar a la gente a la pintura, ahora ya debe ser superado. En mi caso, busco generar algo más que una mera exposición de cuadros; y por eso elijo lugares no convencionales para hacer las muestras, en soledad y una vez por año. Las hago cuando tengo algo que mostrar".

"Si una persona puede hacerlo, tiene los medios y es feliz con pintar y exponer, yo digo que le dé para adelante. La verdad es que si tenés la posibilidad de exponer en el hotel de un amigo, e invitar a otros amigos a que vayan a ver lo que hiciste y que ellos mismos te compren los cuadros, está todo bien. Por ahí para algunos pintar, exponer cuadros y vender es simplemente un negocio, como si tuviera un comercio".

Natalia Sánchez Valdemoros

Natalia Sánchez Valdemoros, artista plástica.

"En Mendoza y en el mundo cualquier persona puede ser un artista... ahora, un artista respetable es aquel que trabaja con convicción y responsabilidad para lograrlo. Un verdadero artista se supone que es aquel que con su obra es capaz de cambiar la manera de ver la realidad. Pienso que los que llegan a eso son muy pocos y los determina el tiempo: los demás somos hacedores de arte en camino".

"Es muy importante, para quien quiere dedicarse al arte, ser lo más profesional que se pueda: querer siempre aprender, descubrir, probar, equivocarse... pero siempre con el pincel en la mano".

"Los eventos sociales que giran en torno al arte ayudan a promover la obra del artista... Va mucha gente y se tiene la posibilidad de llegar más masivamente a quienes no están insertos en un ambiente cultural propiamente dicho. Eso sí: es verdad que se mezclan los artistas que son de una o dos horas a la semana con aquellos que son 'de tiempo completo'; porque en Mendoza -que hay pocas galerías, escasos museos- no hay curadurías, sino espacios en bodegas: allí no existe el curador que haga un filtro y diga 'este sí, este no'. Por lo general, todo es más a dedo, por contactos, por amistad... y eso es un bajón".

Julieta Gargiulo

Julieta Gargiulo, curadora.

"Yo pienso que no se puede definir lo que es ser un artista: es hasta soberbio".

"Una persona que es artista ha tenido su historia, su sentimiento, su formación, su inspiración, ha tenido academia, ha tenido un recorrido. Aquel que se pone rótulo de artista sin haber hecho ese camino, o parte de ese camino, no es artista. Aquel que un día se levantó y dijo que era artista, es otra cosa".

"En todas las disciplinas, es necesario seguir un camino. Los grandes curadores del mundo dicen que por generación, aparecen tres, cuatro o cinco grandes artistas: no cincuenta".

Opiniones (14)
18 de junio de 2018 | 09:42
15
ERROR
18 de junio de 2018 | 09:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y cualquiera es periodista?...me parece que en el mediano o largo plazo, el talento es reconocido solo si gusta, se vende y se tiene éxito económico, aunque sea después de muerto.
    14
  2. NO, tenes que ir a todos los eventos artisticos que salen en sociales de los diarios, previa escala en tu baño durante 2 horas para quedar como casualmente despeinado.
    13
  3. Coincido con "zarpado". Aquí cualquiera pinta; o dice que diseña y proyecta; o hace cacharros y los cocina porque pudo comprarse el horno, y es artista. Pero para ser artista, no alcanza con ir a un buen profesor o facultad, si no se tiene NATURALMENTE TALENTO Y CREATIVIDAD, no se puede ser artista de NADA.- Les recomiendo ver, aunque sea un tramo de la película francesa "Amigos inseparables", donde un millonario inválido y su amigo de un atelier, que vende costosas pinturas, hacen de un mamarracho de obra pintada por el asistente del millonario, valga una fortuna.- Esto es como estudiar medicina... tengo conocidos que después de recibirse y especializarse, se dieron con que no soportan la sangre, o los muertos, o tratar con pacientes en un hospital público porque les dan asco. ¿Saben en dónde terminaron? Entraron como investigadores del CONICET y seguro que de allí, no paran hasta jubilarse y cansarse de viajar por el mundo, con becas (gratis).- La gente hace cosas o estudia, sin pensar ni un segundo, cuáles son sus capacidades naturales. He visto en las ofertas educativas universitaria y terciaria anuales, gente que se llena de folletos, porque no sabe qué va a estudiar y termina la mayoría estudiando lo mismo que el/la amiga/o, simplemente porque su personalidad no está definida y mucho menos su capacidad para decidir qué quiere hacer con su vida.- Ya no estamos en la época medieval, donde si eras hijo del herrero, terminabas en la fragua; o del carpintero; o del agricultor, para toda tu vida... tanto, que hay muchos apellidos que devienen del oficio de sus ancestros.-Para hecerla corta y algo que la nota no dice: Hay un mundillo muy cerrado entre los ""artistas"" de Mendoza, que si entras, eres famoso al poco tiempo, si no, dedícate a vender diarios por la calle aunque tengas todo el talento para ser un gran artista en lo que quieres, no te dejarán. Es, la ley del gallinero.-
    12
  4. Para ser artista hay que tener talento. Esto es lo que diferencia a cualquier otro que se levanta a la mañana y pinta (en el caso de danytopac me imagino que pinta paredes). La palabra 'talento' no es mencionada por ninguno de los que aparecen en la nota, y tampoco por Croce. No es un error ni desapareció por error: ninguno de ellos sabe lo que significa.
    11
  5. El arte en general y las artes plásticas en particular, no tienen nada que ver si son obras que se venden o no, o si son del gusto del público. A través de la historia del arte uno puede observar como miles de artistas murieron en la miseria y después de muertos sus obras fueron valoradas, no solo en lo económico, sino también desde el punto de vista estético. Las 2 últimas pinturas de Goya, que se exponen una vez al año en el museo del Prado son totalmente abstractas y es obvio que hace siglos eso no era valorado. Piazzolla mismo, fue rechazado con su obra en su propio país, con el slogan de que lo él hacía no era tango y hoy es uno de los músicos más escuchado en el mundo. Y si hablamos del arte gótico, rococó o barroco, donde las obras eran comunitarias y nadie supo de la gran mayoría de ellas, quienes fueron sus autores, son claros ejemplos de que el arte es anterior a la comercialización del mismo y se da en todos los pueblos del mundo, porque es una necesidad atávica del ser humano. Por otro lado, no es cierto que cualquiera puede ser artista, para ello hace falta vocación, talento y una entrega al arte para toda la vida, esto ya ha sido definido por la UNESCO., en cuanto hace a la creatividad del ser humano. El pensamiento impuesto en su momento en la Argentina, de que todo lo que hace el ser humano es arte, lo trajo la inefable Marta Minujin, pero idea y movimiento tuvieron muy pocos años de vida. Es cierto que el arte nos enseña que todas las verdades son relativas y que los artistas son considerados trabajadores culturales por la OIT. y que como trabajadores les corresponden todos los derechos que tienen el resto de los mismos, o sea, derecho a una vivienda digna, a salud, educación, obra social y vacaciones pagas. Esto ratificado como pacto internacional por ley de la República Argentina, pero claro, de boquilla nomás, porque en este país violar las leyes es parte del folclore. Insisto, como decía Pablo Picasso; "el arte es 20% de talento y 80% de trabajo". El quemó más de 5.000 dibujos y pinturas para combatir el frío que sufrió cuando vivía en París. El que crea que pintar una tela es ser artista, no tiene la menor noción de la importancia del arte en la historia del hombre, porque, junto con la medicina, es lo único que ha quedado de los grandes imperios y de la presencia de los seres humanos en la tierra. O alguien sabe quien era el contador de Ramsés o el abogado de Tupac Amarú o como se llamaba el chófer de María Antonieta. El arte trasciende a los seres humanos y los pueblos y no reconocer su verdadero valor, hace que se demuestre que no es precisamente el desarrollo cultural el que ha imperado por estos pagos.
    10
  6. Todos pueden ser artistas. Si yo me levanto y quiero pintar algo y lo pinto, soy artista. Lo que pinté es una obra de arte. Si es buenisima o mala, no tiene nada que ver, se es artista igual. De hecho estoy casi seguro que ninguno, ni siquiera los de la nota viven solo de pintar. En fin, todo es tarte. Si es bueno o malo lo pueden decir los críticos desde su subjetividad, pero nadie puede decir que lo que hace el otro, en este caso una pintura, es o no arte. Pueden decir si tienen nivel o no, pero nunca afirmar o negar el arte.
    9
  7. Para mi es importantísimo que los cuadros se vendan... Por un lado esta el tema económico... Deben vivir y ganar su platita con eso..... Es mas que justo.... Es un trabajo como todos y debe ser pagado.... Pero... es para evaluar al artista es fundamental que se vendan sus obras... Es la forma de superarse... de progresar... de medir realmente si gusto o no... Todos van a decir, ... que linda tu obra... pero, cuantos están dispuestos a pagar por ella y cuanto. Eso es lo que finalmente vale.. Es como todas las actividades. Yo fabrico, por ejemplo, muebles.... Todos diran.. que lindo, pero la prueba final la dan si esos muebles se venden... Es el mercado que algunos estigmatizan como mala palabra, pero es quien realmente dice si gusto o no gusto. El que fabrica por ejemplo, una heladera, lo que vale es que se pueda vender... Debe tener algo que a determinado sector le guste... En el arte, para mi.. debe ser algo parecido, salvando las distancias.
    8
  8. ""Julieta Gargiulo, curadora"". Esta señora dice algo muy cierto. Y aquí en Mendoza, por ir a la universidad o ser discípulo de... ya se cree artista. ¿Un actor, no es artista?; un escultor, ¿no es artista?; un arquitecto, ¿no es artista?; un orfebre, ¿no es artista?, un modisto de alta costura, no es artista?; los diseñadores y calculistas de Asuán o Itaipú ¿no son artistas? ¿Sólo es artista quien tiene un pincel en la mano?............................................¡Por favor! Esta curadora... ¿no es una artista en dejar una obra, tal como la hizo su autor después de fallecido, sean décadas o siglos???? El problema de los mendocinos, es que en este ítem, como en muchos otros, se creen el ombligo del mundo...
    7
  9. En Mendoza está lleno de Boludosquepintan y los medios les dan alta difusión. Eso no los convierte en artistas. He conocido impresentables vendehumo que se autodenominan "artista plástico". Pero bue... sigan choreando tranquilos, Total los medios se encargarán de seguir difundiendo "su obra"
    6
  10. Me parece una nota pobrísima, colmada de expresiones de egoísmos y envidias, como es el mundo del arte plástico. Hay quienes pagan para hacerse nombrar y no faltan los que mienten deliberadamente sobre el valor pagado en la compra de sus"obritas" en otros hemisferios.
    5