Finanzas

Análisis financiero: algunas debilidades de la Ley de Blanqueo

Tras las reglamentación de la normativa, salieron a la luz algunas debilidades que es necesario tener en cuenta.

Análisis financiero: algunas debilidades de la Ley de Blanqueo

La reglamentación de la Ley N°27.260 de exteriorización voluntaria, vigente hace apenas algunos días, comienza a generar expectativa en aquellos contribuyentes dispuestos a regularizar su situación impositiva. A pesar que la ley de blanqueo presenta muchas diferencias significativas en su concepción e instrumentación con respecto a otras leyes de exteriorización, en esta nueva columna analizaremos algunas de sus debilidades.

Plazos

La reglamentación de la Ley N°27.260 cobró vigencia el 25 de Julio de 2016. Es decir que el régimen para regularizarse con el fisco tiene un período acotado de tan sólo cinco meses si se considera ingresar en el plazo que corresponde a la penalidad del 10% para activos no inmuebles, es decir, al 31 de Diciembre de 2016.

Sin embargo, si el contribuyente decide realizar el blanqueo en Argentina y cuenta con efectivo en el país, la fecha última para depositar el monto a exteriorizar para personas humanas se reduce al 31 de Octubre de 2016. Es decir que el plazo de vigencia efectivo será de tres meses.

Si analizamos lo que sucedió con otras leyes dispuestas por países vecinos como Chile, el blanqueo se extendió durante todo el 2015, dando la posibilidad a los contribuyentes de tener cierta holgura para instrumentar dicha regulación. Los resultados fueron superadores y el país transandino logró exteriorizar un monto superior a los 20 mil millones de dólares.

Como primera conclusión, nuestra visión es que la fecha de exteriorización se debiera haber extendido como mínimo hasta el 31 de Marzo de 2017, respetando la alícuota del 10% y brindando el espacio de tiempo suficiente para instrumentarlo. La mayor preocupación reside en aquellos "cuellos de botellas" que se puedan generar en procedimientos indispensables y la operatoria necesaria para ingresar al blanqueo como la apertura de cuenta especial "Comunicación A 6022" del BCRA, Cuentas especiales - Ley 27.260 - Régimen de sinceramiento fiscal - LIBRO II - Título I - Artículo 38, inciso c), Art. 41 y Art. 42, inciso a) -".

Depósitos de los fondos

La mayor debilidad de la nueva ley de blanqueo reside en la imposibilidad que tiene el contribuyente que decide blanquear efectivo en el país, de invertir dicho fondos y mantenerlos inmovilizados durante un plazo de seis meses. Como fue explicado anteriormente, además de contar con la limitación de plazos para bancarizar los fondos a exteriorizar, en el Artículo 44 se establecen las condiciones de la exteriorización en efectivo y que se limitan a las siguientes condiciones:

· Que dichos fondos permanezcan depositados hasta el 31 de Marzo de 2017 o seis meses, el mayor plazo, salvo que se aplique a la compra de bonos intransferibles (Art. 42) o bienes inmuebles o muebles registrables según establezca la reglamentación.

Es decir, en principio, el contribuyente si no decide comprar los títulos públicos intransferibles o comprar un inmueble, debe mantener depositado en moneda de origen, durante seis meses los fondos. Si consideramos una inflación anualizada del 42% para el 2016, es difícil entender la razón en la limitación de que el contribuyente deposite e inmovilice capital durante un plazo tan importante y que además, no tenga la capacidad de llevar adelante la compra de activos financieros para resguardar el capital durante dicho plazo.

Nuestra visión es que la imposibilidad de realizar inversiones y mantener el capital inmovilizado durante dicho plazo es un perjuicio financiero. Veremos si en las próximas semanas se modifica o instrumenta alguna resolución que permita y autorice al contribuyente a comprar activos financieros, y que dichos activos permanezcan inmovilizados bajo la custodia de entidades financieras como Caja de Valores para evitar la pérdida de valor del capital.

El Articulo 37 establece aquellos bienes que se pueden exteriorizar, incluido acciones, participaciones en sociedades, derechos inherentes al carácter de beneficiario de fideicomisos u otro tipo de patrimonios de afectación similares, y toda clase de instrumentos financieros o títulos públicos valores, ya sea bonos, obligaciones negociables, certificados de depósitos en custodia (ADR's), cuota partes de fondos de inversión, entre otras.

Como conclusión, en dicho artículo se debería reconocer como un bien mueble registrable a los títulos públicos nacionales y al resto de los activos enunciados anteriormente para evitar el deterioro del poder adquisitivo del capital a exteriorizar.

www.aromanoconsultores.com/banca-privada

Opiniones (1)
21 de julio de 2018 | 23:03
2
ERROR
21 de julio de 2018 | 23:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ALGUNAS?????????? YO CREERÍA.... QUE BASTANTES.....
    1