opinión

Repudio a las amenazas a MDZ

Resulta fundamental que, desde el Estado, se arbitren los medios necesarios para garantizar la seguridad de los medios de comunicación.

Repudio a las amenazas a MDZ

La Fundación LED (Libertad de Expresión + Democracia) expresa su repudio ante las amenazas de muerte sufridas por el periodista del diario digital MDZ On Line de la provincia de Mendoza, Edwards Gajardo, y las realizadas posteriormente contra toda la redacción, en virtud de una publicación y con el objeto que fuese quitada del sitio web.

El hecho ocurrió, según la información suministrada por el portal de noticias, el día 24 de julio, luego de publicarse una nota de opinión firmada por Edwards Gajardo con referencia los piquetes realizados por algunos camioneros en el Corredor Bioceánico en Uspallata, provincia de Mendoza, en protesta a una serie de medidas tomadas por el Gobierno chileno.

Luego de la publicación, la redacción recibió un llamado telefónico anónimo en el que amenazaron con "frenar de un tiro en la frente al autor y más tarde, hacerlo con el resto de los periodistas si no levantaban el artículo en forma inmediata" e "invitaron" a Edwards Gajardo a irse a escribir a Chile.

Hechos como éste atentan contra el derecho a la liberta de expresión garantizado por la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos que a ella se integran.

Es importante recordar que la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la OEA establece taxativamente que "el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada."

En ese sentido, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exhortó a los Estados Nacionales a adoptar medidas de protección efectivas destinadas a garantizar la vida e integridad de los periodistas, a investigar los hechos denunciados, y a garantizar el trabajo de la prensa en el contexto de la cobertura en los casos de interés público y reiteró que el ejercicio periodístico sólo puede efectuarse libremente cuando las personas que lo realizan no son víctimas de amenazas ni de agresiones físicas, psíquicas o morales u otros actos de hostigamiento.

Resulta fundamental que, desde el Estado, se arbitren los medios necesarios para garantizar la seguridad de los medios de comunicación y trabajadores de prensa a fin de que puedan ejercer su labor en libertad.

La Fundación LED manifiesta la necesidad de respetar el trabajo de la prensa como condición indispensable para la consolidación de una sociedad democrática, insistiendo en la importancia del Estado para garantizar que el derecho a la libertad de expresión sea un derecho de plena vigencia.

Opiniones (2)
24 de junio de 2018 | 11:53
3
ERROR
24 de junio de 2018 | 11:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. RECIBAN MI HUMILDE Y TOTAL APOYO SEÑORES DE MDZ. Y NO PERMITAN QUE UN PAR DE PELOTUDOS MAFIOSOS, COARTEN LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN QUE TANTO NOS HA COSTADO GANAR EN ESTE BENDITO PAÍS. PARTICULARMENTE EN VARIAS OCASIONES NO HE COINCIDIDO EN ALGUNA NOTA U OPINIÓN DE ESTE MEDIO PERO, DE ESO SE TRATA, QUE CADA INDIVIDUO TENGA LA PLENA LIBERTAD DE EXPRESARSE LIBREMENTE ACEPTANDO O DISINTIENDO LAS OPINIONES DEL OTRO ... OJALÁ LA JUSTICIA LOGRE DETERMINAR DE DONDE PROVINO ESE LLAMADO Y ACTÚE EN CONSECUENCIA ... A NO BAJAR LOS BRAZOS!!!
    2
  2. Creo que una actitud de esta naturaleza indica la calaña de gente que hay en ese gremio, tratar de coatar la libertad de expresión y comunicación con amenazas fuera de todo contexto debería constituir un delito grave y como tal no solo caer con todo el peso de la ley a los cobardes que levantaron el telefono para amenazar sino a todo el gremio de caminores, con multas economicas.- Cabe destacar que este mismo trato tienen estos "choferes" con los demas automovilistas que comparten las rutas con ellos.- Son de cuarta.-
    1