opinión

Pokémon y los espacios religiosos

"¿Una oportunidad para conocer a Jesús?", se plantea el portal Religión Digital a la hora de hablar de la pulsión por Pokémon en iglesias.

Pokémon y los espacios religiosos

Los conventos, los monasterios y las iglesias no se libran de las visitas de los que juegan a Pokémon lo que se puede ver como una oportunidad para darse a conocer y sobre todo para que conozcan a Jesucristo. A cambio tienen que hacer concesiones a su vida privada y a su seguridad.

En una página de internet que se llama Nun's Life encontramos muchas historias de religiosas que se han encontrado con jugadores en sus recintos. Las repuestas son variadas pues algunas comunidades piden que se limiten a las horas del día y que respeten sus cementerios o sus templos. Lo más positivo es que gente joven está visitando espacios que desconocían y en los que se encuentran con vidas de religiosas y que eso posibilita la interacción.

Algunas religiosas de una universidad católica han apostado por jugar y se han encontrado con multitud de compañeros. Se les veía por la forma en la que cogían sus teléfonos buscando a Pokémon. "Teníamos algo en común lo que nos facilitaba para entrar en conversación" decía una hermana. Es una forma de hospitalidad que puede pasar por aprender este nuevo lenguaje de la gente joven, entrar en su mundo y estar con ellos.

No deja de ser una experiencia para nosotras, dice Susan Oxley de Communicators for Women Religious, encontrarnos con jóvenes llamando a la puerta de nuestros conventos y aconsejamos que les reciban de buen grado y les den una vuelta para acabar compartiendo con ellos café y pastas. Es una maravillosa oportunidad para conocer a personas que nunca se hubieran acercado a nosotras y nadie sabe hasta donde nos puede llevar esa conversación.

(*) Isabel Gómez Acebo Duque de Estrada nace en Madrid en 1940 es licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense y en Teología por la Universidad de Comillas donde ha impartido clases de teología hasta su jubilación. Preside y dirige la Fundación Sagrada Familia, entidad dedicada a residencias de ancianos que cuenta con 3 centros en Madrid. Está casada y es madre de 6 hijos. Miembro fundador de la Asociación de Teólogas Españolas, pertenece a la Asociación Europea de Mujeres para la Investigación Teológica ESWRT y forma parte del comité científico de EFETA, una asociación que imparte dos cursos de teología feminista por internet. Ha dirigido y participado en la colección de teología En Clave de Mujer editada por Desclée de Brouwer de la que se han publicado 25 títulos. Ha escrito y escribe en numerosos libros colectivos, en revistas españolas y extranjeras y ha participado en numerosos congresos de teología nacionales e internacionales. Para leer todos los artículos de la autora, hacé clic aquí:

Opiniones (1)
27 de mayo de 2018 | 15:45
2
ERROR
27 de mayo de 2018 | 15:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Algún parecido a una secta no es casualidad...gente idiota si las hay.
    1