opinión

Terroristas

Bombardeen todo menos Rio de Janeiro. Operativos de seguridad extrema, simulaciones de atentados, policías hasta debajo de las ojotas. No, amigos, con Rio no se jode.

1. Que practica actos de terrorismo.

2. Perteneciente o relativo al terrorismo.

En dos semanas comienza una nueva edición de los Juegos Olímpicos (iba a decir arranca, como se estila en el siglo XXI, pero no arranca aquello que no es automóvil o asunto propulsado por motores o dispositivos mecánicos. No arranca más que lágrimas decir que algo "arranca"). Entonces, arranquen o no, empiezan igual. Y la ciudad más feliz del mundo no es la misma.

No bombardeen Rio de Janeiro, terroristas.

El día que el presidente Temer (mal nombre para conducir hasta el control remoto) afirmó en enérgico discurso que garantizaba la seguridad durante los Juegos aparecieron, por la noches, autos incendiados.

Hace 48 horas el Cuerpo de Bomberos realizó un operativo de simulacro de ataque terrorista en el Sambódromo. Cuesta creer que esa pista no conmueva el corazón detonado de los terroristas, aún del más fundamentalista (en general, asexuados, célibes o raros humanos en esas condiciones).

Rio de janeiro

El Sambódromo será escenario para pruebas tan variadas como Tiro con Arco y la siempre emocionante salida y llegada de la maratón. Hasta allí se apersonaron 1500 militares, en lo que denominaron la "última etapa del Curso de Operaciones Integradas para Grandes Eventos".

Nunca he visto bomberos en el carnaval. Tampoco atletas, es cierto, salvo gimnastas de la alegría, entusiastas del tiro sin arco ni flecha, corredores del deseo más animal del que tenga memoria.

Lo que simularon fue la explosión que podría causar un hombre-bomba. Ha sido el cuarto cuarto simulacro. Triste los nuevos tiempos cariocas: la simulación. ¿No vamos a  Rio para quitarnos todo, incluso ese cansancio de llevarnos a nosotros mismos? ¿No era Rio el point para relajarnos de llevarnos puestos? ¿No era allí donde se nos garantizaba la absoluta libertad? Simulacros, go home.

Otro sitio donde se puso foco fue en las arenas de la Playa de Flamengo. Allí, el objetivo de seguir simulando (una forma menor de la disimulación) era concentrarse en contener posibles manifestaciones violentas. Dispusieron hasta de helicóptero.

"Yo ya tengo a mi tropa pre-posicionada y con diversas tareas,. Cuanndo sea necesario y en caso que mi tropa no fuera suficiente pido refuerzos", comentó el contraalmirantea cargo del Grupo Tarea Terrestre de la Marina, Ricardo dos Santos. No parece hablar de Pokémon Go, justamente. 

La jerga militar, el léxico de teatro de operaciones, deberá desaparecer por completo una vez terminadas todas las competencias deportivas. ¿Imaginan la militarización de Rio de Janeiro? ¿O habrá que presionar en la NASA para conquistar Marte o algún otro planeta libre de terroristas chiflados?

El terrorista del siglo XXI, como en el siglo XX, también atrasa.

Rio 2016


Todo ha cambiado en Rio por estos días, incluso la publicidad oficial. La más flamante campaña de bien público es "Carioca Ligado. Rio Seguro". No hay cuerpos ni drinks ni paisajes maravillosos. Todo orienta a "estar alerta" ante lo desconocido, lo peligroso, lo incomprensible. Dicen que dará resultados. Y hasta sea razonable. Pero lo cruel es intentar cambiar la morfología espiritual de una ciudad que, justamente, se erige como todo lo contrario.

Rio carioca ligado

Si usted se enfrenta a situaciones como las descritas podrá sentirse mejor si se comunica -y rapidito- al 190 o al Disque-Denuncia (2253-1177). Probablemente los enfermos mentales que propician atentados suicidas y que sienten placer en el dolor ajeno, se sientan más comprometidos, como nunca antes. Esperemos que no los mismos resultados que ofreció su inspiradora, la norteamericana "If You See Something, Say Something".

Seguranca


El lunes próximo comienza a funcionar toda una parafernalia insólita. El "refuerzo" será notable: 1200 policías extras (militares  y civiles), Fuerza Aérea Brasilera (FAB); Ejército, la Guardia Municipal, Departamento de Transportes Rodoviários do Rio (Detro), Agencia Nacional de Aviación (Anac).

No bombardeen Rio de Janeiro, maestros terroristas. El mundo se los agradecerá. Quizá si llegan a Rio sea tiempo de tomarse vacaciones de ese arduo trabajo de causar pánico y locura en cualquier rincón del planeta. Relax, terroristas. Una caipi y que gane el mejor, sea el deporte que fuera.


Opiniones (0)
19 de junio de 2018 | 02:33
1
ERROR
19 de junio de 2018 | 02:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"