opinión

"Los fanáticos no son locos sino creyentes 'hasta las cachas'"

"Los líderes occidentales son ciegos que guían a otros ciegos que dan palos de ciego".

Los fanáticos no son locos sino creyentes 'hasta las cachas'

No es la miseria ni el hambre, es la fe. "Dios ha muerto", dijo Nietzsche. Frente a la muerte de Dios, la única alternativa que queda es ese dios en forma de hipotecas que señala el statu quo. De nuevo el fuego sagrado está en manos de unos pocos sacerdotes que ofrecen cuentos a sus fieles para obtener el tributo.

Dice Rorty: "El pragmatismo es la teología perfecta para la divinidad nihilista del siglo XXI, es decir, para una divinidad tolerante con ese pluralismo aparente que da en ser sólo lo uno multiplicado por doquier".

El Conde de Montecristo dice: "Toda sabiduría humana se contiene en estas palabras: esperar y tener esperanza"; lo contrario de lo que está escrito sobre la tumba del autor de Zorba el griego, Kazantzakis, en Heraclion: "No espero nada, no temo nada, soy libre".

Y C. V. Gheorghieu, La ora 25, escribió; "La hora veinticinco, el momento en que toda tentativa de salvación sea inútil. Ni siquiera la venida de un Mesías resolvería nada. No es la última hora sino una hora después. El tiempo preciso de la sociedad Occidental. Es la hora actual. La hora exacta" pero el hombre siempre trata de buscar refugios ante el peligro.

Occidente no tiene creencias; cambió la fe por el neoliberalismo, la fe en el dinero.Los fanáticos no son locos sino creyentes "hasta las cachas". Están convencidos de lo que decía Tertuliano: "Sangre de mártires, semilla de cristianos", en este caso de islámicos. Se dice que sin tolerancia sería demasiado fácil para el hombre ver la personificación del mal en lo que es sagrado para su vecino pero la tolerancia para ellos es cobardía, indignidad

Los teóricos de la revolución decían: intellectus quaerens iram. Los creyentes islámicos practican lo contrario: ira quaerens intellectum, una transformación que les hace entrar en otro orden: la experiencia vivida, la riqueza de las emociones. La indignación, la destrucción precede a todo pensamiento. Es una cuestión de fe, los creyentes islámicos luchan por extender la Umma hasta el confín del universo por todos los medios a su alcance. Mientras Occidente no comprenda esto, no será capaz de hacer frente al terror islamista.

Los líderes occidentales son ciegos que guían a otros ciegos que no pueden dar más que palos de ciego. La única ideología y la única creencia de Occidente es el neoliberalismo, la busca de dinero por todos los medios, Y el dinero no puede dar sentido ala existencia. 

Opiniones (2)
27 de mayo de 2018 | 11:23
3
ERROR
27 de mayo de 2018 | 11:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. DESCONCERTANTE Y DOLOROSA CONCEPCION¿ FILOSOFICA ?,UNA REALIDA MAS CLARA Q.LA LUZ DEL DIA.LA VENIMOS OBSERVANDO,Y SIEMPRE ESLA MISMA,INCLUSO CREO Q.CADA VEZ ALUMBRA MAS . ¿ DONDE ESTA LOS GRANDES PENSADORES? ¿ LES PREGUNTARIA COMO VIVEN ESTA SITUACION Y CUAL ES EL PLAN PARA MORIJERAR 1RO, Y LUEGO SUPRIMIR ESTA SITUACION ?? ESPERO RESPUESTA,CUNDO ALCANCEN EL ULTIMO MOTOR ¡¡
    2
  2. y la religion tampoco. Yo prefiero lo que tenemos en esta epoca a lo del pasado donde el poder era manejado por unos pocos, la iglesia y los feudos. Estos fanaticos viven en un mundo que no existe y creen en una fantasia. Asi ha sido la historia de la idea de Dios desde las cavernas hasta ahora, lo que cambia es nuestro conocimiento, por lo tanto el concepto de dios es mas abstracto, pero todavia una fantasia.
    1