opinión

Aborto legal, deuda de la democracia

Aborto legal, deuda de la democracia

 Desde la apertura de la democracia a la actualidad miles de mujeres han perdido su vida en la Argentina a causa de la ilegalidad del aborto. La clandestinidad de esta práctica representa la principal causa de muerte de mujeres gestantes desde hace décadas.

Semanas atrás, en el marco del Congreso Eucarístico Nacional celebrado en la ciudad de San Miguel de Tucumán, el presidente Mauricio Macri volvió a sentar posición frente a la problemática del aborto en la Argentina, al respecto manifestó que "defiende la vida desde la concepción hasta la muerte". Planteando una falsa dicotomía en torno a una realidad que nos atraviesa como sociedad, ya que quienes sostenemos la necesidad de la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), estamos a favor de la vida y la dignidad de las miles de mujeres que ponen en riesgo su salud y su libertad como consecuencia de la clandestinidad a la que nos lleva la penalidad y clandestinidad de esta práctica en nuestro país, desde hace décadas. Por cierto, todas las muertes derivadas de los abortos clandestinos, han sido y seguirán siendo muertes evitables en tanto el Estado no legalice la IVE. Ante esto nos preguntamos cuánto vale la vida de las mujeres para el actual presidente.

El Estado debe ser laico. Todas las creencias, ninguna imposición

La vida, la libertad y la salud de las mujeres no pueden depender de las creencias personales de quienes nos gobiernan. Dentro de las 500 mil mujeres que interrumpen embarazos no deseados año a año en nuestro país se encuentran quienes profesan distintas religiones, las hay católicas apostólicas romanas, las hay judías, musulmanas, etc. Seguramente todos y todas conozcamos alguna mujer que haya atravesado esta situación, y no creemos que por ello deba estar privada de su libertad, y mucho menos muerta.

El proyecto de ley de legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) elaborado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que se presentará por sexta vez consecutiva, el próximo jueves 30 de junio en el Congreso de la Nación, cuenta con el apoyo de 34 diputados/as de la mayoría de los bloques partidarios (FPV, PRO, Libres del Sur, UCR, UNA, FIT, PS, entre otros) y estará encabezado en esta oportunidad con la firma de la Diputada Nacional Victoria Donda de Libres del Sur. Esperamos que de una vez por todas la legalización de la IVE se incorpore en la agenda parlamentaria y se convierta en ley prontamente.

Desde la sociedad civil venimos dando muestras del consenso existente en distintos ámbitos en torno a la necesidad de que el aborto sea legal. Movimientos sociales y de mujeres, organizaciones de DDHH, Universidades de todo el país, colegios profesionales, referentes de la cultura y la academia, profesionales de la salud, entre otros, lo venimos manifestando hace años.

No se puede negar la realidad

La realidad a la que somos sometidas las mujeres a causa de la ilegalidad y clandestinidad del aborto nos dice que:

Es una práctica extendida. Alrededor de 500 mil mujeres interrumpen embarazos no deseados cada año. Existen casi la misma cantidad de abortos como de nacimientos. Su penalidad no inhibe su práctica pero nos lleva a la clandestinidad, arrojando a la muerte a las mujeres mas pobres.

Es una manifestación más de la desigualdad. Todas abortamos pero mueren quienes no cuentan con el dinero suficientes para hacerse un aborto en una clínica (clandestina) privada. La clandestinidad del aborto es un tema de DDHH, de Salud Pública y de Justicia Social. Desconocer este derecho es negar el acceso a la salud de las mujeres, tal como lo afirmó la ONU recientemente.

Existe un negocio a costa de la vida de las mujeres. Quienes dicen ser objetores de conciencia en hospitales públicos cobran fortunas en sus consultorios privados (clandestinos) para realizar abortos. Un negocio millonario a costa de las salud de las mujeres se mueve en la clandestinidad.

El Estado tiene la responsabilidad de garantizarnos a las mujeres el derecho humano a la salud, basta de muertas por abortos clandestinos.

Educación sexual para decidir. Anticonceptivos para no abortar. Aborto Legal para no morir.

Opiniones (9)
24 de mayo de 2018 | 09:13
10
ERROR
24 de mayo de 2018 | 09:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Coincido con fabianr, absolutamente. Es más, éstas mujeres, porque siempre son mujeres las que piden asesinar a sus hijos, se olvidan que es violencia de género lo que proponen. Yo pediría que se promulgue una ley que definitivamente se castigue al que insinúe el crimen con el aborto. Por ahí, alguien comentó que a ésta le deberían haber dado de su propia medicina como no nata y sería un problema menos para la sociedad. Pero como estamos en democracia, debemos soportar semejante basura.-
    9
  2. La democracia es el gobierno del pueblo. El pueblo No quiere esta solución que propone la escritora y ciertos sectores. De hecho, muchas de las leyes aprobadas por congreso por la presión y el lobby de estos sectores, no hubieran sobrevivido a un plesbiscito popular. La gente quiere la vida para la madre y para el hijo. No quiere que ninguno muera. Por lo tanto debiera corregirse el titulo de la nota y decir: "La defensa de la vida, EL TRIUNFO de la democracia".
    8
  3. Estimada Raquel: Ante todo quiero aclarar que no pertenezco a ningún credo. Sólo soy un defensor de la vida humana, por sobre todas las cosas. Aún por sobre los símbolos patrios y por la patria misma. Estos últimos, conceptos creados por el hombre, son, a mi entender de jerarquía inferior a la vida humana. En alguno de sus argumentos y también en el de la mayoría de las mujeres que defienden la legalización del aborto, se habla de la libertad de la mujer para disponer de su cuerpo y defienden a rajatabla sus derechos (lo cual me parece excelente), pero no hablan de la defensa de los derechos del cuerpo de SU BEBÉ. Asimismo nunca mencionan que ellas, desde que tienen uso de razón, defienden sus derechos y sus cuerpos de cualquier agresión externa, justamente porque son seres libres y tienen la posibilidad de luchar por sus derechos. El BEBÉ que está en su vientre, no tiene esa posibilidad de defender sus derechos. La madre es LA ÚNICA que puede y debe cuidarlo y defenderlo de cualquier agresión, y, según su postura, es la que lo va a matar. Todos sabemos que (salvo alguna forma de fecundación asistida) la gestación se produce a través de un acto sexual (situación muy placentera, si las hay) que como resultado muchas veces no deseado, tiene como consecuencia un embarazo. La verdadera cuestión es: en pleno siglo XXI, con el avance de la ciencia, en que los métodos anticonceptivos son realmente muy eficaces y por sobre todas las cosas económicos (muchas veces hasta de distribución gratuita), lo que las mujeres obviamente libres para disponer de sus cuerpos deberían hacer, en lugar de asesinar a sus propios hijos, es USAR algunos de los métodos anticonceptivos disponibles (y también la cabeza, antes de un placentero acto sexual) y evitarse el stress de un embarazo no deseado, una intervención evitable (aborto, legrado o como deseen llamarle), y también el cargo de conciencia (en el caso de que esta verdaderamente exista) de haber sido partícipe de un asesinato. Por otro lado hay varias consideraciones a algunos párrafos de su nota publicada por MDZ. 1. Donde dice: ?La vida, la libertad y la salud de las mujeres no pueden depender de las creencias personales de quienes nos gobiernan?. Pero, según su postura, la vida de un ser humano indefenso SÍ puede depender de las creencias personales de las mujeres defensoras del aborto. 2. ?Es una manifestación más de la desigualdad. Todas abortamos?? Ud. está equivocada. No todas las mujeres abortan. Solamente las que no tienen conciencia del valor de la vida de un ser humano que merece todo nuestro (y vuestro) cuidado. 3. ?La clandestinidad del aborto es un tema de DDHH?. Pregunto: ¿el derecho a la vida de un ser humano no es un tema de DDHH? 4. ?El Estado tiene la responsabilidad de garantizarnos a las mujeres el derecho humano a la salud?. El Estado también tiene la responsabilidad de garantizar a los Seres Humanos en Gestación el derecho humano a la salud y el bienestar. Sus argumentos, desde mi humilde punto de vista son muy limitados. ¿No será que son muy egoístas? Hay otras maneras de defender los derechos de las mujeres, sin utilizar como excusa un asesinato. El fin no justifica los medios.
    7
  4. La verdad es que me sorprenden todos los comentarios, son muy buenos, los felicito. Estoy de acuerdo con todos. La nota, un desastre. Como si la democracia nos diera derecho a decidir sobre la vida del mas indefenso. Nos es cuestión de religión, de creencias o de partidos políticos, es cuestión de sentido común (El menos común de los sentidos). Protegemos más a los animales (No significa que no haya que protegerlos) que a los pequeños por nacer, todo al revés en esta sociedad...
    6
  5. RAQUEL VIVANCO: DEBISTE HABER SIDO ABORTADA! ASESINA!
    5
  6. El aborto es el peor de los asesinatos (si cabe) pues mata a un ser inocente e indefenso. Estoy de acuerdo con quienes opinan que la solución no es la muerte del feto sino la educación de los padres. En casos excepcionales, como la violación, debería permitirse la entrega en adopción del niño si es que la madre no lo quiere consigo y en casos de peligro de muerte de la madre debería legislarse de modo de proteger ambas vidas. En general es necesario priorizar la vida y no recurrir a la solución fácil de abortar. Saludos.
    4
  7. Raquel creo que el aborto es la solución fácil , creo que hay un educar , ayudar a la madre embarazada, y agilizar el proceso de adopción. Es verdad que la madre es libre , pero así como mi libertad termina donde empeza la tuya así también la libertad de la madre termina donde empieza la libertad de la criatura que está gestando.
    3
  8. Raquel creo que el aborto es la solución fácil , creo que hay un educar , ayudar a la madre embarazada, y agilizar el proceso de adopción. Es verdad que la madre es libre , pero así como mi libertad termina donde empeza la tuya así también la libertad de la madre termina donde empieza la libertad de la criatura que está gestando.
    2
  9. La ciencia no puede certificar con argumentos irrefutables desde cuando existe la vida humana. Por ende debemos considerar, desde el punto de vista científico, que en cualquier momento que se practique el aborto, se puede estar aniquilando una vida. Ante la duda y/o la no certeza debemos abstenernos de aprobar el aborto, porque este puede ser un hecho criminal. La ciencia además ha demostrado absolutamente que el cuerpo del bebé es totalmente distinto al de la madre, por ende el argumento de que la mujer es dueña de su cuerpo, para justificar el aborto, es mendaz e irracional. La genética ha demostrado que en el cigoto, la primera célula del nuevo ser, ya está escrito todo el perfil de esa nueva vida que es además única e irrepetible. Por eso más allá de la creencia de cada uno, promover el aborto es incitar al asesinato e ir en contra de la inteligencia humana y de la ética de la ciencia.
    1